Carta al Presidente Enrique Peña Nieto con copia a los colimenses

                  (Parafraseando a Mauricio González de la Garza)

“El Presidente no tiene amigos”

  Enrique Peña Nieto. (Declaración a la prensa española el 8 de junio 2014)

Déjeme decirle  señor Presidente Enrique Peña Nieto que su visita de éste miércoles 1 de junio al puerto de Manzanillo en Colima es, en medio de una profunda crisis en materia de seguridad, gobernanza, corrupción, impunidad, violación a los derechos humanos y los correspondientes grados de encubrimiento por los que atraviesa su “amigo” el gobernador “Nacho Peralta”.

La carta Don Enrique tal vez no es para usted sino para mí, para calmar mi angustia, para los colimenses que padecen taquicardias por miedo a la inseguridad que nos cargamos, por la ausencia de gobierno, porque desde hace ya más de once años que los colimenses vivimos con un aguijón en el pecho que nos agita y nos asusta y, para lo cual, no encontramos ni descanso ni solución.

Los colimenses sabíamos que su cuate Nacho Peralta no iba a ser un representante legítimo, la imposición que usted nos hizo de éste pésimo servidor público ha terminado por debilitar a un estado que no sólo ha sido saqueado sino que convive con el crimen organizado y que… sigue esperando buenos tiempos y mejores gobernantes.

Su “dedazo” señor Peña Nieto no distinguió el bien del mal, creyó usted que por ser su  amigo José Ignacio Peralta Sánchez, sería un buen gobernante, creyó que bastaba su afecto para darle a Nacho capacidad, falló señor Presidente por la ceguera que da el poder que usted detenta, su falla, lo llevó a escoger a un tipo con problemas mentales.

Asómese señor Presidente a Colima, tome al toro por los cuernos y entérese que su dedazo sólo ha producido más ineptitud, más corrupción, más desinterés por el pueblo y el refrendo de una cercanía insultante del impuesto gobernante con el crimen organizado, asómese Don Enrique, al fin de cuentas las estupideces de José Ignacio Peralta Sánchez no lo van a desprestigiar más de lo que ya está.

La vida señor Peña Nieto parece abrirle una pequeña rendija para enterarse y reconocer que usted “designó” a un amigo suyo para Colima con problemas de personalidad, ambicioso, desinteresado, ausente, cínico, represor, corrupto y ladrón, hoy nuestro estado sigue en muy malas manos por su equivocación imperdonable.

Asómese señor Presidente y apriete la tuerca, quizá, a estas alturas ni siquiera eso pueda salvar su menguada reputación al frente del Ejecutivo federal pero, es lo mínimo que puede hacer usted por los colimenses.

Se le acaba el tiempo señor Presidente y usted ha ido desperdiciando el tiempo para la grandeza, ya no la alcanzará, sin embargo, usted puede todavía ser el reformador de un sistema que se deshace por corrupción, decrepitud, por ajeno al pueblo, los testimonios dan cuenta de sus errores, uno de ellos su obstinación por imponernos a un “cinturita” en el gobierno de Colima.

El futuro Don Enrique tiene más imaginación que nosotros. Cuando creemos haber resuelto un problema y tener sus variables controladas, las viciadas circunstancias del poder traen consigo situaciones que confirman que nos dieron “gato por Nacho”, comprobándose que usted, señor Presidente, nunca previó la volatilidad del factor más importante en la política: La capacidad.

Sé señor Presidente Enrique Peña Nieto que el único libro que a usted le gusta es el del menudo, de ahí que no creo que conozca el nuevo libro de Francis Fukuyama que describe el dilema de la gobernanza en tres componentes claves para el funcionamiento ordenado de la sociedad: Un Estado fuerte, el Estado de Derecho y la rendición de cuentas, ninguno de los tres funciona si el gobernante es estúpido, débil y corrupto como lo viene demostrando su “amigo” José Ignacio Peralta Sánchez quien de paso, no cumple con las funciones básicas de un mediano gobernante.

Señor Presidente, Colima ha vivido ya más de once años en el terror de la verdad, como si fuera desde siempre un Estado nacido del crimen. Los griegos, Don Enrique, se enmascaraban para representar tragedias, los colimenses vivimos en la tragicomedia por temor a quitarnos las máscaras.

Me queda claro que usted señor Presidente construyó una imposición pero no ha seguido las consecuencias ¿Qué lo llevó señor Peña Nieto a designar en la gubernatura a un tipo alejado del pueblo de Colima, que camina detrás de sus aspiraciones y que mucho menos se distingue como gente honorable y decente?

Esta carta, Don Enrique, dudo que el Estado Mayor Presidencial se la entregue, pienso que se perderá en los laberintos cortesanos. Es una carta para usted, tiene, señor Peña Nieto, la intención, la buena intención de que usted sepa que la regó con su imposición, que tenemos, para desgracia de Colima, un gobernador ladrón, corrupto y farolero, es una carta para la cordura no para la lisonja.

Esta carta, señor Presidente es de buena fe, yo la escribí, es mía, de mi autoría con la esperanza de que usted algún día diga: “Me equivoque al imponer a Nacho Peralta en Colima”.

Bienvenido aunque no comulgue con sus ideas de militarizar al País. Otro error señor Peña Nieto.

Ahí se ve.

ENLACITOS

DISTRACTOR: La Gobernadora madre se ha impuesto la tarea en su pasquín de desviar la atención del mal gobierno de su sobrino el “asquitos” Nacho Peralta Sánchez al tratar de exhibir a varios alcaldes con “sueldazos”, dejando de lado a nuestra alcaldesa Gabriela Benavides Cobos que tiene, junto con sus regidores un salario mensual de 144 mil pesos mensuales, quienes además tienen “aviadores” en la nómina ¿O no Mariano Trillo Quiroz?

A las pruebas me remito.

NO AL EMPRESARIO SINVERGÜENZA: Resulta que el dueño de la tienda “La Marina”, Guillermo Brum Solórzano le quiere ver la cara a los colimenses con su mamotreto ¿Cómo vamos Colima?  Al querer despacharse con la cuchara grande al tratar de extorsionar al Gobierno del Estado con ocho millones de pesos anuales para la operación de su juguetito.

Sin duda, el beduino empresario Brun Solórzano es todo un empresario sinvergüenza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.