TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa

Como la pobre muñeca fea. Así dice sentirse la alcaldesa morena de “Amlopolis”, antes Manzanillo, Griselda Martínez al cuadrado, tanto por sus propios compañeros de partido diputados locales, como por el gobernador José Ignacio Peralta,  porque ni unos ni el otro le asignaron en el presupuesto de egresos 2019 los millones de pesos que ella quería, pero nada dice de que en lugar de gestionar en tiempo y forma como debió hacerlo, se fue de viaje a Cuba y Colombia. Por su descuido y desinterés, los manzanillenses pagarán las consecuencias. Para enfriarle su caldeado ánimo y hacerla patinar, Peralta ya le anuncio el “Manzanillo On Ice”, pista de hielo de acceso gratuito que funcionará en la Plaza Juárez durante los festejos decembrinos.

“El gobierno estatal, encabezado por el priista José Ignacio Peralta Sánchez, tiene a Amlopolis en el abandono al haberle asignado menos de uno por ciento del presupuesto para obras, a diferencia de la capital del estado que recibirá más de 50 por ciento de los recursos.

Están viendo cuál es la situación que tenemos y cómo es posible que digan que nada más se van a hacer dos obritas, que en suma son tres millones de pesos, hay una inequidad, pero que no se les olvide que Manzanillo también es parte de Colima y que los ciudadanos de Manzanillo también votan y eligen autoridades”, clama desde el Puerto la alcaldesa que llegó al cargo sin tener ni la más mínima idea del teje y maneje de la administración municipal, pero sí con grandes ínfulas que le han impedido conectar con sus, en mala hora para ellos, gobernados.

También para los diputados locales que juntos están haciendo historia para olvidar tuvo Doña Griselda. “Ningún diputado local se preocupó por el municipio. Es lamentable que los diputados locales hayan destinado apenas 3 millones 400 mil pesos del presupuesto estatal para obras en Manzanillo, cuando se requieren recursos para el arreglo de vialidades. Ningún legislador manzanillense metió las manos por el puerto. Votaron por unanimidad el presupuesto y aunque hemos estado buscando un diálogo con ellos con el propósito de conocer la situación no han coincidido las agendas, con el propósito de conocer la situación”, sacó de su dolorido pecho.

Como palabras sacan palabras, y pa ´que la cuña aprieta debe ser del mismo palo amloísta, Luis Fernando Escamilla Velazco, Diputado por el XIII Distrito Electoral Local, Manzanillo Centro, le contestó: “estamos aquí para accionar (?) y no ser borregos de nadie. Quiero decirle a la señora presidenta (e) Griselda Martínez que con nosotros tendrá un aliado para darle frente a cualquier presión que usted tenga porque sus actos no reflejan sus dichos de campaña”, incongruencia común y muy corriente entre los promotores de la cuarta transformación.

“Quien nos puso es el pueblo de Manzanillo y el pueblo de Colima, ellos ponen y ellos quitan (y con el diablo se desquitan).Tanto que nos quejamos de gobiernos pasados y ahora demostramos con nuestros hechos que estamos haciendo lo mismo, le restriega Don Gato a Doña Gris. “El día que usted guste nos sentamos a platicar en un lugar abierto (¿A la sombra de la gigantesca escultura del Pez Vela?) donde la prensa (¿La chayotera?) nos pueda estar escuchando y gravando para que la verdad salga a la luz”, la reta Luis Fernando dizque convencido de que “las cosas están cambiando para todos, no sólo para uno (a)”.

Los exabruptos del par de improvisados políticos porteños pintan de cuerpo entero su carencia de oficio político, apego a las formas y a los modos, e impulsividad. La actitud rijosa compulsiva de ambos no presagia nada bueno para la gente productiva de Manzanillo ni para la sociedad porteña en su conjunto que se pregunta qué pecados cometió para tenerlos de castigo, sino todo lo contrario. Para colmo, la legión extranjera de funcionarios municipales inmigrados por GM so pretexto de que no hay manzanillenses calificados para tales cargos, tiene más que encabritados a los desdeñados porteños.

No se ve cómo ni cuándo la señora presidente de Manzanillo alcance la serenidad, la calma y el sosiego, ni sus compañeros diputados locales amloistas  logren entender sus funciones y responsabilidades. En tanto, el pueblo sabio seguirá pagando las consecuencias de su voto impulsivo. Por castigar está terminando castigado. El problema de Griselda no es tanto su falta de experiencia y  conocimiento del manejo de las finanzas públicas; tampoco,  su nula capacidad de gestión y negociación, sino la soberbia que le impide aprender  y su actitud siempre afrentosa.

EL ACABO

  • Prueba fehaciente de que la fórmula Paco Santana/Gaby Sevilla aventaja ya en intención del voto a la conformada por “El Mono”/ Partida que patrocinan los primos Peralta y Jorge Luís Preciado Rodríguez, que otra vez arrejuntados van por la dirigencia estatal Colima del PAN, es el dinero que estos están gastando para doblar la voluntad de los panistas colimenses.

 

  • Además de la compra directa de votos, Preciado Rodríguez y Peralta Rivas han organizado posadas prenavideñas en los diez municipios del estado con cenas y rifas de refrigeradores, estufas, estereros, pantallas planas, bicicletas, juguetes, etc., cuyo costo excede con creces los montos de campaña autorizados en la convocatoria. ¿Y la Comisión Estatal Organizadora de la Elección? Bien, gracias, sus integrantes pertenecen a la misma reunificada gavilla preciadista/peraltista.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.