¿Cuáles son los retos que enfrentan las mujeres que se dedican a la investigación en las universidades? ¿Se puede utilizar la perspectiva de género como estrategia de formación pedagógica? ¿Entre los hombres, existen distintos tipos de masculinidades?, ¿En la comunidad gay existen diferencias?; éstas son algunas de las interrogantes que se responden en la edición 19 de la Revista Géneros de la Universidad de Colima, la cual se presentó este fin de semana en la Pinacoteca Universitaria.

El número 19 de esta revista aborda, a través de ocho investigaciones, la presencia de los estudios de género en México desde la postura feminista en la formación pedagógica, y el género en la vida personal y laboral de las académicas; además, cómo los estudios de género han permitido conocer las diferentes masculinidades en México, así como las diferentes sociabilidades e identidades gay.

“Esta edición, que abre un espacio al estudio de las masculinidades a partir del mismo feminismo, es interesante”, comentó Oriana Zareth Gaytán Gómez, directora de la Facultad de Economía de la Universidad de Colima, pues abre la posibilidad, añadió, de estudiar otras modalidades del ser varón.

En este sentido, también abordó la investigación realizada por Juan Miguel Sarricolea Torres, de la Escuela de Antropología e Historia del Norte de México, sobre las identidades gay. Realizado a partir de un estudio etnográfico en un bar gay, “Gaytán Gómez descubre que ellos también se critican, se ven de forma distinta y existen relaciones de poder. El autor se pregunta si se puede discriminar y ser homofóbico cuando se es gay, y la respuesta es que sí”, dijo la presentadora.

También comentó que los resultados de una de las investigaciones señalan que “las académicas sienten la presión que impone la sociedad tradicionalista de llevar el papel en el hogar, de ser madres; sin embargo, las profesionistas van por sus metas y entonces deben administrarse entre la investigación y la familia”.

Por su parte, Georgina Aimé Tapia González, catedrática de la Facultad de Pedagogía de la U de C, compartió su experiencia tras leer las investigaciones sobre diversos estudios de la visión feminista en las aulas, en textos literarios y de formación en las universidades.

Comentó que, desde su experiencia, “integrar la perspectiva de género como estrategia de formación pedagógica crea un balance y despierta conciencia en una sociedad estudiantil conservadora”.

“A mi juicio, las ciencias tienen que crear estrategias y metodologías que ayuden a una incorporación de la perspectiva de género, la cual generará un balance, y esto se puede lograr desde una pedagogía que aporte a los problemas de nuestro tiempo”, añadió.

La edición de esta revista contiene ilustraciones de Patricia Ayala a 10 cuentos escritos por mujeres; además, Krishna Naranjo Zavala aporta el análisis del poema “La flor que se llevó”, de Irma Pineda.

“La revista forma parte del trabajo que se hace dentro de la Universidad en materia de género; queremos ser un agente de cambio. Como mujeres, no sólo debemos ser agentes de cambio en las aulas, sino desde la educación que les damos a nuestros hijos e hijas”, dijo para finalizar Álvarez Gutiérrez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.