ACIERTO Y ERROR

por José Luís Santana Ochoa.

0

TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa. 

Los recientes nombramientos de los delegados en Colima del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) e Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) HAN provocado reacciones contrastantes. En el primer caso, la designación del cirujano plástico, Alberto Covarrubias Bermejo, fue bien recibida por el personal, derechohabientes, comunidad médica y sociedad en su conjunto. En el segundo, la de Rafael Briceño Alcaraz, mereció sonora rechifla, rechazo generalizado y expresiones impublicables que van de mentadas de madre pa’rriba.

El relevo del pernicioso Humberto Cabrales Aguilar por el reconocido profesional de la medicina privada y social que hasta su arribo al ISSSTE venía desempeñándose como Delegado de la Cruz Roja Mexicana en Colima, trae nuevos y refrescantes aires, mejor ambiente laboral y calidad y calidez en la atención a la derechohabiencia de la institución. Por el contrario, el desplazamiento del Dr. José Rivas Guzmán, de gran prestigio por su calidad como persona y funcionario público de resultados, para colocar en su lugar al amigo personal de la presidente del CEN de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, no presagia nada bueno.

Y lo que hace la pequeña gran diferencia entre Covarrubias Bermejo y Rafael Briceño Alcaraz no es que aquél sea médico con título y cédula profesional y éste se ostente como ingeniero sin mostrar fehacientemente dichos documentos, acusan sus detractores, sino la gran brecha existente entre los dos en los rubros de prestigio personal, solvencia moral, trabajo, salud mental, actitudes y comportamientos, experiencia directiva, capacidad y dedicación al trabajo.

El alto mando de la “Cuarta Transformación” acertó al nombrar a Alberto Covarrubias Bermejo Delegado del ISSSTE, y erró al decidir que Rafael Briceño Alcaraz reemplazara a José Rivas Guzmán al frente del IMSS Colima. En el primer caso se ganó el reconocimiento de la familia ISSSTE, y en el segundo la condena de la del IMSS. La distancia entre el que sale, José Rivas Guzmán, y el que entra, Rafael Briceño Alacraz, es abismal. El segundo no le llega ni a los talones al primero. Esto todo mundo lo sabe, hasta RBA. ¿O no?
Más tardó en conocerse la amenaza de la llegada de Rafael Briceño Alcaraz al IMSS Colima, que las redes sociales en activarse para restregarle todas sus trapacerías, empezando por su indebido e injustificado proceder con la dama que embistió con su potente auto deportivo Mustang y la violencia verbal ejercida en contra de la hermana de ella. Pero esto resulta paccata minuta comparado con los graves señalamientos que le hacen de usurpación de profesión, nunca haber devengado los sueldos que durante años cobró en Gobierno del Estado y su inclusión en el listado de deudores de las cuotas patronales al IMSS con una muy fuerte cantidad, sin que hasta ahora haya sido localizado por el mismo para entregarle el requerimiento de pago correspondiente, pero ahora ya saben dónde localizarlo sin pierde.

Presumir ser más morenista que el propio Andrés Manuel López Obrador no le añade un codo a la estatura de Rafael Briceño Alcaraz. Si de verdad Doña Yeidckol lo quiere y respalda tanto como él presume, y se ve, debe recatarlo a la voz de ya del fracaso que le espera en un cargo para el que simple y llanamente diseñado no está llevándoselo a donde menos daño haga. No se vale jugar con la salud de los trabajadores afiliados al IMSS Colima; tampoco, poner en riesgo la buena marcha de la Institución ni trastocar su clima laboral.

Dicen que si quien manda se equivoca, vuelve a mandar. Se equivocaron al nombrar a Rafael Briceño Alcaraz Delegado del IMSS en Colima, pero pueden darle reversa y abrirle el paso a quien de verdad garantice dar el ancho, y el alto. El nombramiento de marras tiene reversa, todo es cuestión de que se decidan a usarla.

EL ACABO
 Ante el rechazo generalizado que recibió la intentona de José Ignacio Peralta, gobernador del Primer Distrito Electoral Federal, de imponer como Director General de la Comisión Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado Colima-Villa de Álvarez (CIAPACOV), a su compinche Nicolás Contreras Cortés, reculó dejando para mejor ocasión ese relevo directivo.
 Eliminado Nicolás, queda franqueado el camino para que, ha trascendido, Carlos Guillermo Aguirre Ceballos sea investido Director General de esa Comisión donde, por cierto, laboró varios años su padre José Aguirre Romero.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.