Fuente: Animal Político

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó a organizaciones y activistas que, a su parecer, callaron con gobiernos anteriores y ahora salen a manifestarse en contra de la violencia y la inseguridad que se vive en el país.

Sin dar nombres, el presidente señaló muchas de las personas y agrupaciones que hoy se exigen que se atiendan los niveles de inseguridad y violencia no lo hicieron con los presidentes que le antecedieron, a pesar de que éstos fueron los que tomaron la decisión de enfrentar la inseguridad con el uso de la fuerza.

“Padecen amnesia y todo lo empiezan a ver. ¿Cómo hasta ahora están abriendo los ojos?, a partir de que llegamos nosotros. Guardaron silencio, los que ahora gritan como pregoneros callaron como momias (…) basta de hipocresías, fuera máscaras”, refirió.

 

Según el presidente, los familiares de víctimas de violencia que ahora se manifiestan nunca han cuestionado al expresidente Felipe Calderón, “ni están pidiendo que se investigue a fondo como el exsecretario de Seguridad Pública (Genaro García Luna) estaba involucrado con la delincuencia”.

Esta última afirmación no es del todo certera, ya que en su discurso de inicio, en la glorieta de la Paloma de la Paz de Cuernavaca, Javier Sicilia expresó algunas palabras en alusión al caso de García Luna:

“México está en llamas sus caminos anegados de sangre y fosas sus instituciones cooptadas por redes de complicidad política, económica con el crimen, los casos de Genaro García Luna, de Javier Duarte, de Emilio Lozoya, del Chapo Guzman, La Estafa Maestra, entre muchos otros son apenas la punta del iceberg que nos permite asomarnos a su profundidad abisal que se mide en cientos de miles de asesinados y desaparecidos, en cientos de miles de mujeres violentadas y asesinadas”.

 

Manifestantes serán escuchados y respetados

López Obrador dijo respetar a los familiares y opositores que se manifiestan, más cuando se tratan de familiares de víctimas de la violencia, pero aclaró que ellos también harán el uso del derecho de réplica cuando lo crean necesario.

“Acerca de la confrontación que hubo en el Zócalo y que afortunadamente no pasó a mayores, pues tiene que ver con las diferencias que existen. Desde luego no corresponde a nosotros, no alentamos nosotros eso”, agregó.

El presidente dijo que su gobierno no alienta este tipo de hechos y que a pesar de lo sucedido, una comitiva de la Caminata de la Paz entró a Palacio Nacional donde entregó un documento y un estudio sobre la violencia en el país a su gabinete de seguridad.

López Obrador recordó que, como lo expuso hace unos días, él no recibió al grupo encabezado por Sicilia y LeBarón para evitar situaciones de conflicto “en las que yo tenga que estar directamente involucrado”.

Este domingo, en su arribo al Zócalo capitalino, la caravana convocada por los activistas Julián LeBarón y Javier Sicilia fue recibida con agresiones verbales por parte de un grupo de presuntos simpatizantes de López Obrador, mismos que sin éxito trataron de evitar que el contingente llegara al templete instalado y se reuniera con las autoridades federales en Palacio Nacional.

Los integrantes de la caravana no respondieron a las agresiones y dijeron que su único objetivo era ser escuchados por las autoridades sin caer o generar conflictos políticos.

Una vez que el gabinete de Seguridad recibió el documento de propuesta en Palacio Nacional, Javier Sicilia dio por terminada la Caminata por la Paz que duró cuatro días y que salió del estado de Morelos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.