Quédate con todo… todo te pertenece. Quedatelo todo porque yo voy a quedarme para siempre con el milagro irrepetible de encontrarte alguna vez en mi camino, con la magia de tu ser iluminando y envenenando al mismo tiempo mi destino, dejándome tocar el cielo por instantes y llevándome a lo profundo del infierno con tu olvido.

Y si hoy comprendo que hace tiempo te perdí es porque jamás te tuve, tu nunca estuviste aquí. Y hoy que finalmente y después de todo te quieres ir déjame decirte amor mio, que a donde sea que anhelas volver tu jamás nunca te has ido, ni aún estando conmigo… y lo sabes bien, como yo lo sé.

Sendy Sámano

tomada del poemario “El amor y sus contradicciones”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.