TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

Se adelantó la llegada del espíritu navideño a los duros corazones de los panistas afines a Jorge Luís Preciado Rodríguez y Pedro “El más priista de los panistas” Peralta Rivas que de momento han dejado de lado sus agravios mutuos, rencores y guerra fratricida, para enfrentar ayuntados de nuevo la inevitable derrota electoral que les espera en 2021, derrota de la que se beneficiarán con las codiciadas posiciones plurinominales, su verdadero interés y objetivo, pues no le van a gastar a la disputa de candidaturas de mayoría relativa, sería como echarle dinero bien habido al mal acumulado.

Jorge Luís y Pedro van por la castración total de un partido que alguna vez fue oposición real en el estado y no mera comparsa como a últimos fechas lo ha sido, para ponérselo blandido y cooperando al gobernador José Ignacio Peralta a quien el segundo de ellos le entregó el control de la anterior legislatura local acomodándole a los  diputados pridependientes pastoreados por Nicolás Contreras Cortés. Los preciadistas que tanto gritaron denunciando a los cuatro vientos este golpe traidor del ‘Pedroperaltismo’ olvidaron ya el hecho y ahora se toman fotos muy sonrientes con quien los apuñaló: Pedro Peralta Rivas.

Preciado y sus incondicionales tampoco se acuerdan más de las graves acusaciones que en la elección extraordinaria de 2016 le orquestaron en su contra desde el cuarto de guerra nachista donde llevó la batuta precisamente su ahora de nuevo aliado Pedro “El más priistas de los panistas” Peralta Rivas. De pronto, como por arte de un arreglo en Casa de Gobierno, no más denostaciones a Jorge Luís y a sus monos y monas, sino trato de gran señor de la política colimeña. La bienvenida que a la armonía prenavideña entre preciadistas y pedroperalistas  le ha dado la prensa oficiosa nachista, es claro indicador de que el insano arrejuntamiento tiene el beneplácito de Casa de Gobierno.

Candidatos preciadistas a presidentes municipales como Héctor Insúa García, Colima; Martha Sosa Govea, Manzanillo; Sergio Anguiano Michel, Tecomán; y Yulenny Cortés León, Villa de Álvarez, a quienes Pedro Peralta Rivas y su grupo les jugaron contras en las elecciones del domingo 01/07/2018, como rencorosos no son, también han  aceptado sin hacer muecas el arrejuntamiento por conveniencia entre Pedro y Jorge Luís esperanzados con sus promesas de que los ayudarán con los gastos de campaña que todavía adeudan.

Por su parte, Pedro y sus huestes han olvidado las acusaciones que de traidores llevaban años haciéndoles los preciadistas que, tras el arreglo de sus jefes,  ahora hasta a la presidente del CDE del PAN, Julia Jiménez Angulo,  a quien nunca tragaron,  tratan con respeto y consideraciones de gran aliada. Todo es amor y paz, bienaventuranza política, para las alegres cúpulas pedristas y jorgistas que pueden llevarse la sorpresa de sus vidas si en los panistas de base no permea como no lo está haciendo el alegato de la unidad interna a cualquier precio, incluido el de la entrega a la non santa voluntad de José Ignacio Peralta.

Las promesas de regidurías, diputaciones plurinominales y chambas en municipios y gobierno del estado, más los apoyos económicos de rigor, cobro de facturas y amenazas, que Pedro y Jorge Luís les vienen haciendo a los electores panistas que no están convencidos de sus buenas intenciones de unidad en la abdicación sino todo lo contrario, para que voten por su mono, evidencian que su credibilidad anda volando muy bajo, que no la están pegando, pues.

Jorge Luís y Pedro podrán imponer a su mono como gerente de su partido en el estado, pero muchos panistas de principios y convicciones, y simpatizantes hartos de tanta farsa, les dirán que con su PAN se la coman. Que si saben contar no cuenten con ellos para las elecciones del 2021 en las que el primero buscará por tercera vez la gubernatura del estado.

 

EL ACABO

 

  • La protagónica integrante de la Comisión Estatal Organizadora de la Elección del PAN, Brenda del Carmen “Millonaria de Cristo” Gutiérrez Vega, jueza y parte, a punto estuvo de haber metido a su partido en la ilegalidad al levantarle loca de contento la mano a su candidato a presidente del CDE del PAN, Miguel Alejandro “El Mono” García Rivera, como ganador por “default” de la contienda tras de que a las otras dos planillas participantes les anuló firmas para dejarlos fuera de la jugada.

 

  • Fue su mismo jefe Pedro Peralta Rivas quien enfrió la intentona golpista de Doña Brenda del Carmen temeroso de caer en desgastantes impugnaciones electorales como las que por ambiciosos sufrieron en años recientes.

 

  • El domingo 16 de diciembre próximo unos dos mil militantes panistas máximo acudirán a las urnas a votar por más PAN con los mismos o por un PAN con nuevos protagonistas; por un PAN colaboracionista con José Ignacio Peralta o un PAN como oposición responsable y comprometida con las mejores causas de los colimenses. Los resultados en uno u otro sentido dirán de qué están hechos en verdad los hijos de Manuel Gómez Morín y ahijados de Elenita Álvarez de Vicencio Tovar.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.