José Luis Santana Ochoa

TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa. 

Es lo que, desde la óptica del dirigente estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Virgilio Mendosa Amezcua, deben ser los partidos políticos en México (Colima incluido) porque ya no hay una atadura política en ellos, “ahora son el andamiaje jurídico para competir”, o instrumentos, medios, vehículos, etc. Lo ideal sería que los partidos políticos estuvieran al servicio de la sociedad y no al revés volteado como siempre ha sido.

“Todo ha cambiado en la cuestión electoral, pues ya no cabe en la política ser cerrado, sino que hoy por hoy todos los partidos deben tener visión aliancista y abierta a los ciudadanos”,  sentencia quien hizo sus pininos en el Revolucionario Institucional y la Asociación por la Democracia Colimense+ , para luego ganar dos veces la alcaldía de Manzanillo ( 2006 y 2012) amparado con las siglas y colores de Acción Nacional, y en 2015 convertirse en diputado federal plurinominal del instituto político cuya franquicia en Colima ahora ostenta.

Cuando quien direccionado está hacia el Senado de la República en 2018 afirma que “hoy por hoy todos los partidos deben tener visión aliancista y abierta a los ciudadanos”,  se entiende que su prescripción política es para todos los partidos, y todos son todos, por lo que atrás y apara siempre deben quedar las poses doble moralistas de tricolores y verde ecologistas cuyas santas alianzas electorales para ellos son la únicas investidas de legitimidad, al mismo tiempo que satanizan las de PAN y PRD calificándolas de contra natura, mezcla de “agua con aceite”, regodeándose en descalificarlas.

Da en el blanco Virgilio cuando argumenta que “los partidos políticos deben tener visión aliancista, es una tendencia en diferentes países, ya no cabe en sí en la política ser cerrado, tienes que ser atractivo al electorado, postular a las mejores personas y hombres para hacer competitivo el proceso 2018”, así es que en adelante adiós y apara siempre a la visión de los partidos políticos como castillos de la pureza ideológica de quienes durante décadas han manejado a placer el derecho de admisión  y el reparto de candidaturas. Si quieren sobrevivir,  o se abren o se abren.

En virtud de que, como apunta con razón VMA, “la figura independiente no ha funcionado del todo”, y se requiere de un registro para contender en las elecciones, la alternativa de participación menos costosa y desgastante es la que él presenta a la consideración de los interesados que tampoco deben esperar a que la sola estructura del partido que les dé acogida los llevará al cargo de elección popular que anhelan; al contrario, deben remar contra los negativos (rechazos)  asociados a todos los institutos políticos.

El voto duro de los partidos más el respaldo ciudadano que los monos, personas, candidatos, logren concitar en los electores, determinarán los resultados finales en las urnas el domingo 01/07/2018. Por ello, unos y otros deberán procurar matrimonios político-electorales que les aseguren sinergias que se traduzcan en potenciales victorias. Abrirse y sumar, es la cuestión.

EL ACABO

  • Para asegurarse el botín de la obra pública 2018, el Secretario de Planeación y Finanzas del Gobierno del Estado, Carlos García Noriega, ha logrado colocar en el Departamento de Licitaciones de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Gobierno del Estado a Rigoberto Rodríguez León, persona de todas las confianzas del titular de la misma y ex Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción Delegación Colima (CMIC), Nicolás Soto Beltrán. 
  • A Rodríguez León lo está repatriando su patrón Soto Beltrán desde el puerto de Manzanillo donde lo tenía controlándole el negocio de la obra pública que allá viene ejecutándose y de la que también se está llevando la mejor tajada la mafia liderada por García Noriega. Este movimiento tiene el mismo propósito que la reincorporación al negocio de Eduardo Gutiérrez Navarrete como Director del  Instituto Colimense de Infraestructura Física Educativa: Controlar totalmente la asignación de la obra pública en beneficio de los multicitados, así la mayoría de socios de la CEMIC-Colima a quienes  tienen como al perro del carnicero sigan trinando de rabia e impotencia. ¡Eso y más se merecen por agachones!
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.