Javier Montes Camarena

“Un marrano nunca suelta la mazorca”

Manuel (Maquío) Clouhtier

Déjenme decirles que: Ofende pero no sorprende la corrupción galopante que se viene dando en la Administración Portuaria Integral de Manzanillo (APIMAN), es normal porque damos por sentada la participación de su director general el almirante Alejandro Miranda Oseguera quien lleva de cómplice al gerente de operaciones Omar Lepe Vasconcelos, a quien varios empresarios portuarios señalan como el operador de la corrupción.

Las leyes sirven para construir democracia o, para apuntalar la corrupción. La API es un claro ejemplo de la bonetería de la corrupción; hay tantas historias en el recinto portuario, para donde se voltee hay certezas, indicios o sospechas de las raterías que se dan desde la dirección general y la gerencia de operaciones.

Las leyes existen, pero la corrupción impide materializar su espíritu, vamos, en su cinismo el Presidente Enrique Peña Nieto dice, que es parte de nuestra cultura, en lo particular me niego a aceptarlo.

Stephen Morris la definió muy bien: Es el uso ilegítimo del poder público para beneficio privado.

La gravedad de la situación aparece en la relación padre-hijo, pero vamos por partes dijo Jack el destripador. Omar Lepe Vasconcelos tiene un conflicto de interés ya que su padre es el líder de los estibadores-CROM, tipo corrupto y sinvergüenza que ha hecho del sindicalismo su Modus operandi extorsionando a la clase trabajadora.

 La información clasificada del gerente de operaciones se presta a la sospecha y produce una espiral negativa de corrupción, misma, que pasa por la dirección general de APIMAN, quien diga lo contrario, o es cómplice o recibe mochada de la corrupción.

En el API de Manzanillo es letra muerta el régimen de responsabilidades de los servidores públicos por encubrimiento y autoencubrimiento del crimen organizado en los mandos de dirección de la paraestatal.

Son varios actos del inicio de la corrupción en que se da o se recibe una mordida para conseguir beneficios que afecten a otros, desde “monopolios” en el manejo de carga en general, de gráneles, fertilizantes y contenedores, pasando por los “favore$” de Miranda Oseguera y Lepe Vasconcelos.

Este par de hamponcetes han destinado por sus pistolas muelles de atraque a $u$ favorito$ perjudicando a otros maniobristas impidiéndoles trabajar, poniendo en bandeja de plata la operación de cargas a las maniobristas que sí gozan de cabal $alud.

Otro de los escándalos de la API Manzanillo es la ¿contratación? de pseudosperiodistas que son acreedores a sumas millonarias para callar todas las sinvergüenzadas del Marine de la Marina- Armada de México Alejandro Miranda Oseguera y su socio Omar Lepe Vasconcelos hijo del nefasto líder Estibadores-CROM, las cifras no dejan duda, son millonarias.

De las fechorías de la Administración Portuaria Integral de Manzanillo de no pagar el agua potable a la CAPDAM, de violar las leyes sanitarias al no contar con drenaje y enviar la mierda al mar, a lotes baldíos, a los drenajes de aguas pluviales, de la gran cantidad de sus funcionarios sumidos en la corrupción en API, ya ni hablar.

La intención de esta entrega es utilizar las redes sociales para generar la cultura de la denuncia responsable, de señalar a los corruptos, a los sinvergüenzas.

En suma, la mayoría de los mexicanos no abrevamos en la cultura de la corrupción. Padecemos, eso sí, una Administración Portuaria en Manzanillo creada para expoliar. La APIMAN es una de ellas y la conducen dos corruptos ya muy conocidos en el puerto.

Ahí se ven.

ENLACITOS

¿OTRO ESCÁNDALO? La prensa nacional (Grupo Reforma 05/03/17) dio cuenta de la contratación del Gobierno de Colima del Teniente de Fragata Manuel Moreno Rivas, como sub-secretario de Operaciones de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, el angelito es toda un ficha con muy malos antecedentes.

El mandatario estatal José Ignacio Peralta Sánchez tendrá que rectificar y dar certidumbre a la sociedad colimense dando de baja inmediatamente a tan pernicioso terrorista, por cierto, Marine de la Marina-Armada de México.

IMPUNE: Nadie, absolutamente nadie vigila los atropellos de la corrupta constructora GACSA de Javier García en los trabajos de pésima calidad que viene realizando en el Boulevard costero del puerto, pareciera que los manzanillenses son ciudadanos de quinta categoría.

SUICIDIO POLÍTICO: Al Cachorro Rubencito Álamo Navarro se le calentó su estiércol político y ha empezado a comprar conciencias políticas, es millonario y puede hacerlo, político, no lo es. Pobre PRI.

Me puedes leer en: www.colimaxxi.com  = noticiastecoman.com   =  lineasdelgadas.com   =   ipuntocom.mx   =   notiluisa@yaoo.com.mx   =   portalzlo.com  =  noticiasmv.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.