José Luis Santana Ochoa

Después de muchos años de estancamiento económico, el municipio de Armería que llegó a ser emporio agrícola a la par que el de Tecomán, empieza a reactivar y a fortalecer sus actividades productivas tanto en su fértil campo como en la agroindustria, las artesanías y el turismo.  Una empresa de gran tradición que durante varias décadas tuvo como producto casi único el coco rallado, Coco Colima, ha diversificado su producción  a unos diez derivados de la misma materia prima: el coco cuyo cultivo está volviendo a ser rentable por el incremento de su precio derivado de una mayor demanda del mismo.

“A DE COCO” es la nueva cara de Coco Colima  que ha lanzado al mercado nuevos productos derivados de la fruta que tiene al municipio de Armería ubicado en el primer lugar estatal como productor de la misma. Aceite, mantequilla, harina, agua envasada, hojuelas y coco rallado, entre los principales,  están al alcance de los consumidores en dos tiendas de venta al menudeo, una en la propia planta de “A DE COCO” y otra  la ciudad de Colima.  Por su parte, la empresa, “COCO IMPERIAL”, con diez años de operaciones, además de exportar coco, limón, papaya, sandia, tamarindo, etc., está en la fase de pruebas de salsas, mermeladas y deshidratados.

A la producción industrial anterior hay que agregar la artesanal de curiosidades, cocadas y otros dulces de frutas. Mención aparte merece el impulso que a las mismas y al turismo de naturaleza le ha venido dando la administración que preside el empresario Ernesto Márquez Guerrero, quien por tercera ocasión tiene la conducción política y administrativa del municipio al que lleva con rumbo y buen tino respaldado por un cabildo plural centrado en los legítimos intereses de los armeritenses más que en los cortoplacistas de los partidos políticos a que perteneces.

En los 14 meses que lleva ya al frente del H. Ayuntamiento de Armería 2015-2018, Ernesto Márquez se ha significado por el impulso y el acompañamiento institucional a los proyectos de emprendedores concebidos para aprovechar los recursos naturales y humanos del municipio en la generación de riqueza para quienes invierten su dinero y quienes aportan su trabajo. Por esta ruta de la promoción de la inversión productiva y de la apertura de empleos de calidad transitan los armeritenses liderados por su alcalde.  El repunte económico que vive Armería se ve reflejado ya en el regreso de los servicios bancarios que se habían ido en los peores años de estancamiento económico del municipio, y en una mayor actividad comercial.

Además de proporcionar con eficiencia los servicios públicos vitales para el desarrollo armónico de todas las actividades de los armeritenses, y la realización de obras para el mejoramiento de la infraestructura física de las comunidades del  municipio, la administración de Ernesto Márquez Guerrero logró concretar la inversión de 61 millones, 750 mil 422 pesos para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales con una capacidad promedio de procesamiento de media de 50 litros por segundo, misma que beneficiará  a 16 mil 500 habitantes que disfrutarán de   entorno ecológico libre de contaminado por las descargas que generan los hogares, establecimientos comerciales e industriales y las actividades agropecuarias, ni por fétidos olores.

La puesta de operación del Centro Logístico de Comercio Internacional Armería en una extensión de 124 hectáreas y con una inversión aproximada de 1 mil millones de pesos, que puede  concretarse por su viabilidad técnica, comercial y financiera, será un fuerte detonante de la economía del municipio.

El buen trabajo que vine realizando Ernesto  Márquez Guerrero debe llevarlo a integrar la próxima legislatura estatal después de dos intentos fallidos anteriores en los que por diversas circunstancia no pudo concretar su objetivo de convertirse en diputado local. Aunque sabe que con la mano en la cintura lograría establecer marca imbatible de cuatro turnos al bat como alcalde de Armería,  y que la disputada del IX sería más competida, asumirá este reto sabedor de que para superarlo deberá emplearse a fondo, realizar un mucho mayor esfuerzo proselitista.

 EL ACABO

  • Los policías municipales de Armería disponen de 15 patrullas para realizar sus rondines, diez más de las que tenían al final de la administración priista anterior. Además de estar estrenando uniformes, sus jornadas de trabajo son de 12 horas por 24 de descanso.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.