La semana santa es por excelencia la fecha del año en el que hay mayor tránsito de personas y afluencia turística en nuestro país, nuestro estado no es la excepción por los múltiples y atractivos destinos turísticos con los que contamos. En nuestra entidad existe un flujo importante de turistas  en estas fechas, ya sea de nuestros mismos habitantes que se desplazan a municipios distintos a los de su residencia, hasta buena cantidad de personas que nos visitan de diversas entidades, siendo las más comunes Jalisco y Michoacán.

 Ante estas circunstancias, y con la enorme responsabilidad que conlleva el promover la visita de turistas a nuestra entidad, por la significativa derrama económica que implica su presencia en nuestro estado, los ayuntamientos deben de cuidar diversos aspectos entre los que destacan la seguridad de los visitantes, así como el esparcimiento de los mismos a través de actividades culturales, deportivas o de recreación.

Por eso me es imprescindible señalar algunos yerros de los gobiernos municipales cometidos durante la semana mayor del presente año.

Las encueradas de Armería

Un verdadero escándalo causó en las redes el hecho de que un par de jovencitas oriundas de estados colindantes al nuestro se despojaran de sus prendas ante cientos de espectadores de un evento originalmente previsto como concurso de playeras mojadas que degeneró en un concurso de striptease. Al respecto, honestamente me parece que la gente se espanta de más, sabiendo que en Cuyutlán este tipo de episodios se dan año con año, más aun cuando las personas que visitan dicho destino tienen como fin el ir a “echar relajo” más que ir a descansar, es decir, no es un sitio que sea de óptimas condiciones cuando se va a ir con la familia. Ciertamente estuvo mal que las chavas de desnudaran, porque había niños y niñas entre el público, pero también hay señalar que sus papás debieron retirar a los chavitos de ese lugar desde un principio. De cualquier manera, les faltó mayor orden a las autoridades municipales, dicen que el animador debió controlar ese asunto, pero entonces ¿Dónde cobra el animador? ¿Es empleado del ayuntamiento?,  Si no es así,  ¿No había gente del ayuntamiento presente que impidiera ese incidente?

Lesionados en Tecomán

Como una de las muchas actividades que organiza el ayuntamiento de Tecomán, se realizó un torneo nacional de voleibol en Alcuzahue, en dicho espectáculo  resultaron heridas alrededor de 15 personas tras derribarse unas gradas en donde permanecían casi 100 personas disfrutado de los partidos de voleibol. Por este incidente ya se inició una averiguación previa en la Procuraduría local y por allí ya desfilaron algunos funcionarios del ayuntamiento para deslindar responsabilidades. Al respecto de este incidente, me parece que alguien debe de pagar las consecuencias por tan trágico episodio que pudo haber costado vidas humanas, ojalá que el Ministerio Público finque responsabilidades y que el Alcalde no meta las manos por dicha persona. Sólo así puede salir más o menos librado de esta circunstancia que pone en entredicho la eficacia de su gobierno en materia turística.

El ayuntamiento de Comala y sus funcionarios responsables de la materia turística son unos verdaderos chivos en cristalería, vea usted porqué:

Envié un par de correos desde al Presidente hasta diversos funcionarios desde hace más de un mes solicitándoles mayor información sobre la Feria del Ponche, de este año, tenía la intención de ir a hacer un reportaje sobre la misma, pero desafortunadamente  NUNCA  tuvieron la atención de brindarme la información, es más ni si quiera me han respondido a la fecha mis correos. No le di mayor importancia al asunto, cuando alguien me comentó que ya se había inaugurado la feria me fui a dar un recorrido para realizar el reportaje. Ingrata sorpresa me llevé al constatar que parece haber más vendedores de artesanías de otras entidades de la República que productores y artesanos de Colima. ¿Que acaso no tenemos artesanías y productores locales dignos de exponerse en la feria? La desorganización y pésima distribución de los locales hacen de la apariencia de la exposición más semejante a un mercado ambulante que una feria tradicional del pueblo comalteco. Aparte habrá que señalar las consideraciones logísticas que debieron haber respetado con fundamento en las reglas de operación del programa federal “Pueblo Mágico”, mismas que no fueron observadas, y que eventualmente podrían acarrear sanciones hacia el municipio.  Y la cereza en el pastel: se comenta en redes sociales que el ayuntamiento actual cambió el nombre original de la feria, que se denominaba “Feria del Ponche, pan y café” por el de “Feria del Pan, ponche y café” para resaltar el partido del cual es militante activo  y quien postuló al actual alcalde. Esto último de plano es un verdadero disparate por parte de las autoridades municipales. En fin, si alguien ve al alcalde Braulio Arreguín o a su secretaria general díganles que ¿para qué quieren correo electrónico si no se toman la molestia de responderlo?

*El autor es Licenciado en Derecho por la UNAM, Diplomado en Prevención del Delito por la Universidad de Chile y Presidente de la Asociación Civil “Estrategia 20-21”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.