José Luis Santana Ochoa

TAREA POLÍTICA

La que el alcalde panista de Tecomán, José Guadalupe García Negrete, le ha puesto al gran reto de levantar y poner en marcha a una administración municipal que recibió financieramente tronada, sin sello fiscal, con maquinaria y equipo más cerca de la chatarrización que de la reparación, servicios públicos colapsados y enormes deudas  con el gran acreedor del H. Ayuntamiento tecomense que es el sempiterno cacique sindical Audelino Flores Jurado, desastroso estado de cosas públicas  que hubiera espantado a cualquiera pero no a Lupillo que le entró con fe al bailazo sin utilizarlo como pretexto para no darle o diferir las respuestas a las justas y sentidas demandas de los tecomenses de mejores servicios municipales, respaldo a sus actividades productivas y un mejor entorno urbano para vivir y movilizarse. A diferencia del gobierno del estado que lleva ya un año culpando de su propia inoperancia a quienes  desde el primero de noviembre de 2003 hasta el día último de octubre de 2015, exactamente doce años, saquearon sin piedad ni misericordia a los colimenses.

“A la adversidad a la que nos hemos enfrentado en el día a día le hemos puesto buena cara y hemos actuado con altitud de miras. Como primera acción de este gobierno trasladé la oficina de la presidencia municipal a la planta baja como una muestra de que este gobierno estará en contacto directo con la gente. Este gobierno tiene rumbo y un plan para progresivamente hacer de Tecomán un mejor lugar para vivir”, estableció desde el inicio de su muy buena intervención oratoria García Negrete ante un  auditorio que llenó el Casino de la Feria de Tecomán y siempre estuvo atento e interesado en el evento informativo al que, por cierto, para no variar, el gobernador José Ignacio Peralta llegó con hora y media de retraso, igual que lo había hecho ya en Armería y Manzanillo.

En lugar de sentarse a llorar, José Guadalupe García Negrete le entró al toro por los cuernos apretando el cinturón de su administración a cuyos funcionarios les bajó el sueldo, suprimió gastos de representación y canceló el pago de telefonía celular, medidas de austeridad que en los primeros 14 meses de su gestión le han permitido economías que ha canalizado al cumplimiento de compromisos laborales como el pago puntual de las quincenas a los trabajadores al servicio de la comuna y a reactivar la construcción de obra pública.

El dato de la generación en el municipio de tres mil nuevos empleos por empresas que se han instalado en el  municipio atraídas por las facilidades e incentivos que la administración encabezada por José Guadalupe García Negrete ofrece a los inversionistas, es más que relevante para la economía municipal. Convencido de que “el bienestar social de la población se traduce en la calidad de vida de las personas en una sociedad”, lo ha procurado a través de programas de asistencia social, jurídica, médica, alimentaria, entre otros, y del impulso y respaldo a la educación “como factor de crecimiento humano” y al deporte, con un enfoque centrado principalmente en los jóvenes, las mujeres y los adultos mayores.

Además de dar cuenta  puntual de las principales acciones realizadas y logros alcanzados en el primer largo tramo de su gobierno en todos los rubros, José Guadalupe García Negrete puso el dedo en la llaga de violencia imperante en el municipio al pedirle al gobernador, “de frente y con mucho respeto” , ser el conducto para que informarle al muy devaluado presidente de la República,  Enrique Peña Nieto, “ de la situación que prevalece en el municipio, para que se atienda la problemática con mayor energía y labor de inteligencia. Los tecomenses ya no queremos más ejecutados”, llamada de auxilio que, lamentablemente, no tendrá eco ni respuesta porque  el bombero Peña Nieto no se da abasto con tanto incendio que la delincuencia organizada le ha prendido en todo el territorio nacional.

EL ACABO

Buen cierre el de un alcalde, José Guadalupe García Negrete, que se ya le halló el modo y el gusto a la política y a la administración pública, que acredita ya un desarrollo personal y tablas suficientes para en el 2018 emigrar hacia el poder legislativo, local o federal: “amigas y amigos tecomenses,  esto es real, lo dije al inicio de mi gobierno que estábamos dando pasos cortos pero seguros; hoy, a un año y dos meses de que asumí el cargo de presidente municipal,  me complace afirmar que esos pasos cortitos ahora son más largos y rápidos que nunca; Tecomán hoy es otro, gracias a todos ustedes, porque me queda claro que solamente caminando juntos ciudadanas y ciudadanos, gobierno federal, estatal y municipal, así como legisladores locales y federales, lo estamos haciendo posible. ¿a poco no?”, claro que sí, habría que concluir.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.