Con la reforma política hecha en el año 2012 a la fracción II del artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se contrajo la obligación por parte de los estados de aprobar antes de agosto de 2013 (a más tardar), las adecuaciones a su legislación local para permitir que  los ciudadanos de manera individual puedan solicitar el registro como candidatos independientes a cualquier cargo de elección popular, fortaleciendo así la  participación ciudadana, la gobernanza y nuestra democracia.

De lo anterior se derivó que el Congreso del Estado de Colima aprobara modificaciones a la Constitución Política de la entidad,  adicionando la fracción II BIS al artículo 86 BIS, con la cual se establecen las candidaturas independientes.

Con la aprobación del dictamen elaborado por la comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales, se establece en la Constitución del Estado las disposiciones para que los ciudadanos colimenses puedan contender en los procesos electorales para todos los cargos elegibles.

De esta manera, los ciudadanos que cumplan con los requisitos y condiciones que posteriormente se definan en el Código Electoral, podrán contender para los cargos de gobernador, diputados locales y ayuntamientos.

Quienes sean candidatos independientes tendrán derecho al uso permanente de los medios de comunicación, aunque también, al igual que los partidos políticos, estarán impedidos para contratar o adquirir tiempos en radio y televisión de manera directa o por terceras personas.

Los candidatos independientes podrán hacer valer sus derechos a la libre expresión y a la información, que serán garantizados por las autoridades electorales.

Posteriormente en el mismo Congreso del Estado en diferente sesión, pero en el mismo mes de agosto  propusieron adecuaciones a la legislación secundaria para poder regular adecuadamente las candidaturas independientes

La iniciativa plantea adiciones y reformas al Código Electoral del Estado de Colima, así como de la Ley Estatal del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral y al Código Penal del Estado.

La propuesta plantea que los candidatos independientes solo podrán competir por un cargo de elección, y establece su derecho a solicitar su registro como candidatos, el cual anteriormente solo correspondía a los partidos políticos.

 La iniciativa también plantea reformar las atribuciones del Consejo General del IEE y de los Consejos Municipales, para que en estos quede contemplada la figura de las candidaturas independientes.

Dentro de los requisitos de la propuesta destacan los siguientes:

  • Para ser candidato ciudadano a gobernador, los interesados tendrán que contar con el apoyo del 2 por ciento del padrón electoral de la entidad, es decir, alrededor de 9 mil firmas.
  • Para contender a una diputación de mayoría relativa y miembros de ayuntamientos, el ciudadano que desee postularse deberá de obtener un respaldo del cuatro por ciento del padrón electoral de distrito o municipio por el cual pretende competir.

La aprobación de las candidaturas independientes o ciudadanas constituye por sí un avance importante en nuestra joven democracia. Sin embargo, para la eficacia y efectividad de las mismas, en mucho dependerá el ánimo de las bancadas de la actual legislatura (integrada por PARTIDOS POLÍTICOS) para  establecer los requisitos de participación de los ciudadanos en las contiendas electorales.

¿Soltarán los partidos políticos el monopolio del medio de  acceso a los cargos populares? Únicamente lo sabremos al ver aprobadas las reformas a las leyes secundarias, donde se verá qué tan fácil se la ponen los partidos a los ciudadanos, en muchos todavía cabe la desconfianza porque en la legislación secundaria es donde se pormenoriza la reforma constitucional, vaya, es donde se detalla esta figura, y bien dicen que – el diablo está en los detalles-.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.