Luis Antonio Barbosa Zamora

PERFILES POÍTICOS- Luis Antonio Barbosa Zamora

El Director de Comunicación Social del reprobado desgobierno de Ignacio Peralta Sánchez, Fernando “El pollo” Cruz, ha lanzado a la jauría a su servicio tras los huesos de los periodistas libres, críticos, independientes, a quienes calumnia e infama, en inútil empeño de  neutralizarlos para que no empañen una imagen de su jefe que dista mucho de la cruda realidad, de sus malos hechos y peores resultados registrados en el casi año y medio que lleva al frente de una administración estatal sumida en la inoperancia a tal punto de que se empieza ya a dar  el colapso de las instituciones en Colima, empezando por las que no han cumplido su responsabilidad constitucional de velar por la seguridad de la vida y pertenencias de la gente recientemente reprobadas con un redondo cero por ¿Cómo vamos? Colima.

El Pollo todavía está a tiempo de amarrar a sus perros que por necesidad extrema no pueden negársele a tragar perro, así la mayoría de ellos tengan sus colas más largas que la cuaresma. Carentes de argumentos, de capacidad de análisis, de objetividad, se van por la vía fácil pero ya muy vista de agredir con apodos, crear falsas historias y adjudicar padrinazgos políticos inexistentes. Hay en la jauría peraltista incluso parejas de padres e hijos, marido y mujer,  que se dan vuelo en las redes sociales tirándole a lo que a su jefecito le incomode. Por supuesto que todos están en la nómina del gobierno del estado y de otras dependencias federales como el Instituto Nacional de Elecciones (INE) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTE), por ejemplo.

Otros francotiradores al servicio de la causa a todas luces perdida de nachito y el chicken cobran puntualmente en la Secretaría de Educación, Secretaría de Salud, Secretaría Particular del gobernador y Secretaria de Seguridad Pública, pero la mayoría está en la nómina de la propia Dirección de Comunicación Social, son los que operan mayormente a través de las redes sociales. Este analista crítico  se ha dado a la tarea de hacer un listado completo de los reporteros y columnistasnachoperalta@mail.com que ejercen su libertad de expresión únicamente para echarle porras a su patrón y golpear a quienes osan criticarlo. En ella aparecerán nombres completos, incluidos los de un padre y su hijo malagradecidos  que hace pocos años fueron enjuiciados por calumniadores, misóginos y difamadores; también, las  aviadurías que ocupan  y las percepciones recibidas, para que los lectores sepan lo que les cuesta la jauría ‘periodística’ al incondicional servicio de un gobernador sin brújula que va dando tumbos sin idea ni dirección.

Por supuesto que puede haber compatibilidad entre el ejercicio de la libre expresión de las ideas y opiniones y el derecho al trabajo, pero los gatilleros peraltistas no trabajan ni desempeñan los puestos que tienen asignados, sólo son quemadores profesionales de incienso para quienes les pagan por hacerlo y feroces detractores sin fundamento de aquellos verdaderos periodistas que le resultan incómodos a su patroncito. Sus “valiosos servicios” de mercenarios del periodismo local les son retribuidos indebidamente con dinero público que es de todos los colimenses, incluidos de aquellos a los que atacan sistemáticamente por encargo.

Hay casos de nachoperaltistas tan cotizados que hasta a sus queridas les ha incorporado nachito a la nómina de la SEP o CAPADAM, por ejemplo. Su cinismo es tal que muy orondos ellos las presumen en fotos con nachito al centro como la pareja porteña de facinerosos. A pesar de ser redomados vividores  del periodismo oficialista tienen sus pieles tan sensibles que reaccionan iracundos y amenazantes ante cualquier insinuación que se haga de sus sinvergüenzadas y trapacerías. Tiempo y ocasión habrá de irlos ventaneando para que de una buena vez se sepa y se conozcan sus dobles vidas y milagros, empezando por los misóginos y los facinerosos.

PERFILAZOS

  • El que se ríe se lleva y el que se lleva se aguanta sin llorar ni hacer pujos. Avisados están.
  • El payasito del Ecos ya guardó sus tirantes. ¡Lástima, tan mono que lucía¡ Menos mal que todavía usa pantimedias y licras multicolores.
  • A los columistasnachoperalta@gmail.com les ardió como cortado de carrizo el cero que ¿Cómo Vamos? Colima le estampó a su patroncito. Alegan que se les pasó la mano a las evaluadores, pero lo que no pueden negar es que el señoritingo nachito ceviches está reprobado, así le suban el cero a cinco. ¿O no?
  • Si tantita vergüenza y un poco de dignidad tuviera el aún Secretario General de Gobierno, Arnoldo “El Chupitos” Ochoa González, desde cuando hubiera ahuecado sus anquilosadas alas, pero como no es así seguirá arrastrando la cobija hasta que sus jefes se convenzan de la necesidad de enviarlo al asilo de ancianos.
  • José Ignacio debe llegar a los miércoles ciudadanos porteños con costales repletos de billetes para repartirle a la clientela. Si no tiene con-qué-so pa’ los frijoles mejor que no venga,.
Luis Antonio Barbosa Zamora

Analista Político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.