“Los méndigos con acento son la causa de los mendigos sin acento”

JMC.

Déjenme decirles que con esos adjetivos podríamos resumir la calidad de servicio que prestan los taxistas que circulan a diario en el puerto de Manzanillo. Servicio que, por cierto, se considera también público, al igual que los camiones urbanos y las camionetas de carga.

Para desgracia de los porteños y los colimenses en general, el debate público sobre la movilidad urbana ha abierto temas y agendas sumamente desatendidas que así seguirán.

Sin embargo, los taxis son hoy los grandes personajes de la discusión, quienes de alguna manera somos usuarios de ellos podemos dar fe de que se encuentran en muy mal estado, sucios, vehículos obsoletos, con choferes desaseados, sometidos a intensas jornadas para pagar la “venta” pero también muchos de ellos con pésima actitud, majaderos, prepotentes, mal educados y algunos de ellos adictos a las drogas.

Los taxis “amarillos” deberían ser la cara amable del puerto, no lo son, ni siquiera porque somos un ¿destino? turístico ha sido posible que mejoren en actitud y buen servicio, son sus conductores (salvo raras excepciones) en su mayoría unos barbajanes y cafres del volante.

Muchas son las leyendas urbanas que giran alrededor de los “permisionarios” que han logrado hacer, en contubernio con el gobierno del estado y líderes sindicales un gran monopolio donde existen concesionarios que tienen en su poder y usufructo desde 5, 10 o hasta 22 concesiones de taxis debido a favores políticos, de ahí que la autoridad estatal no los toque y mucho menos los regularice. Valores entendidos pues.

Al igual con los camiones de servicio urbano donde hay un todo un “pulpo” camionero mafioso, intereses cruzados y mecanismos de operación parecidos a los de grupos políticos sindicales CROM, CTM, CROC, SNTE, a quienes nunca les son evaluadas ni revisadas sus concesiones. Toda una mafia al servicio del PRI.

La secretaria de Movilidad Gisela Méndez ha resultado toda una nulidad, déspota, despistada, necia y por si fuera poco, ausente de cortesías políticas. La mujer ha quedado en evidencia ya que el “asquitos” Nacho Peralta se bajó los pantalones en cuanto la lideresa de la CTM Graciela Larios y el hampón dirigente gremial de los taxistas Hugo Chávez Ríos le tronaron los dedos perdiéndose la oportunidad de meter al orden a la mafia del gremio de taxistas.

Todo seguirá igual, Graciela Larios y Hugo Chávez Ríos tan sólo se comprometieron a bañar, a cambiar y, a ponerles limón en las axilas a sus choferes para mejorar el servicio. De mejorar las unidades, nada, seguiremos padeciendo las unidades viejas, sucias y desvencijadas.

Para los usurarios es un verdadero martirio abordar diminutos vehículos, incómodos, descuidados y malolientes de una reconocida armadora de autos japonesa, predominante en los taxis del puerto pero, además del mal servicio, siempre está latente el riesgo de que los usuarios sean víctimas de los abusos y proposiciones indecorosas a las damas de una perceptible mayoría de choferes que son unos verdaderos patanes.

En razón del interés público el “asquitos” Nacho Peralta debió actuar con energía, con < sesos con huevo >  para aplicar la ley y revocar concesiones, sobre todo, cuando ya se sabe que el servicio y las unidades son notoriamente deficientes y que carecen de las condiciones mínimas de seguridad, comodidad e higiene.

 Tenemos en Colima a un gobernador farolón, despistado, flojo, desgüevado que no piensa en soluciones de movilidad, sino en “no moverle” a los intereses monopólicos de doña Graciela Larios y Hugo Chávez Ríos, a lo establecido pues. El “asquitos” José Ignacio Peralta Sánchez, no pudo o no quiso meter en cintura a los mafiosos pero, se desvive en garantizar la subsistencia de un perverso modelo de negocios chuecos.

Entre el gobierno priista y las organizaciones mafiosas de concesionarios hay vínculos históricos e intereses políticos comunes, nada va a cambiar, todo seguirá igual y los taxistas y sus patrones seguirán violentando la dignidad y el decoro de los manzanillenses. Son una verdadera vergüenza ambos.

Para mejorar el servicio de taxis “amarillos”, necesitamos acabar con las visiones patrimonialistas y feudales, los taxis debe ser seguros, limpios, eficientes y con buen servicio. Con unidades en buen estado que tengan tecnologías limpias y choferes amables, limpios de alma y físicamente, que traten amablemente al usuario ¿Acaso es mucho pedir?

Chofer Pro y  Uber deben ser permitidos, los manzanillenses debemos poder elegir. El Puerto está creciendo y se está modernizando dicen,  y creo que no hay nada más moderno que el ejercicio responsable de las libertades.

Ahí se ven.

ENLACITOS

 GOBERNADORCITO MANI ROTO: El secretario de Educación Estatal Óscar Javier Hernández Rosas (quien se dice Gobernadorcito) para promocionarse y estar todos los días en los reflectores políticos de los medios de comunicación de Colima ha contratado a Patricia González como su jefa de comunicación y ha llamado a colaborar a un “Asesor de imagen” que cobra en la nómina de su secretaría la suma de 45 mil pesos mensuales.

¿Pos no que se acabó la fiesta?

MÁS CHURECURAS EN EL PRI: Dicen en mi pueblo que “para lo limpio no se necesita jabón” esta máxima se debe aplicar al líder de la CNC de Colima Jorge Armando Gaitán Sánchez quien dijo” Que él ya había devuelto los 3 millones de pesos que el PRI estatal le había prestado para “programas sociales”, la duda salta porque Gaitán Sánchez no ha presentado documento alguno para comprobar su dicho. Papelito habla.

Y por si fuera poco su primo-hermano el impresentable “Cerdo-ta-do” rogelio rueda lo empina al decir “que en el PRI no hay ningún documento al respecto”. Pobres, a ambos, sus carreras políticas,  canceladas están… y vaya de qué manera.

EL BONO”: El affaire del bono en el ayuntamiento de Manzanillo tiene connotaciones políticas muy serias que requieren de un amplio análisis y una profunda reflexión de quien dirige los destinos de la comuna y no le vuelva a pasar lo que le pasó.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.