Javier Montes Camarena

“Todos ven lo que tú aparentas, pocos advierten lo que eres”

Maquiavelo.

Déjame decirte José Ignacio que he decidido escribirte esta carta porque Colima ha sido desde toda mi vida el tema principal de mis preocupaciones, de mis inquietudes, de mis temores, de mis esperanzas.

Conociendo el sentir de la mayoría de los colimenses, los que no votaron por ti y los que hoy se arrepienten de haberlo hecho te pedirían que solicites licencia para separarte del cargo de Gobernador, cargo que ostentas y que no lo mereces, te quedó muy grande el paquete y por qué has llegado a tu nivel de INCOMPETENCIA.

Desde hace ya más de doce años Colima padece una cadena genética de pelícanos blancos mismos que pueden llamarse Gobernadores Virreyes. Montesquieu dijo que si los tres poderes de un Estado (el ejecutivo, el legislativo  y el judicial) los maneja un solo hombre, la libertad política de los ciudadanos no existe, eso pasa contigo, controlas los tres poderes, la democracia te la has pasado por el Arco del Triunfo.

Los agachados colimenses ya no tenemos ni siquiera el recurso de sorprendernos, ¿cómo la vez Ignacio?

Colima, ha vivido siempre en el terror de la verdad. Tú, como precandidato, basaste siempre tu propuesta en la supuesta amistad de Luís Videgaray, jamás dijiste que tu fortaleza radicaba en la cercanía con el pueblo, tu designación fue el clásico “dedazo” antidemocrático.

Desde ahí las cosas ya no irían bien. No tuviste tiempo de escuchar a nadie, vaya, ni de escucharte a ti mismo.

Como candidato Nachito Peralta resultaste un fiasco, nunca pudiste entablar empatía con los ciudadanos, se te percibía y se te percibe distante, soberbio, majadero, creído y la gota que derramó el vaso fue cuando te rehusaste a saludar a un humilde carnicero, lamentable hecho que te ganó el mote del “Asquitos”. ¿Te acuerdas?

De tu affaire sentimental en Radio Levy cuando por voz propia desnudaste tu “cercanía” con José Manuel Romero Coello al “no poder sacarlo de tu departamento” lo dejo a la reflexión de los colimenses, sin embargo, te ganaste a pulso el “Nacho de Día e Ignacia de Noche”

Luego vendría tu famoso < Vas a vivir feliz. Seguro > ¿Nachito sabes lo que opinan los  colimenses de tu engaño? ¿Qué acaso tus asesores no te han comentado algo al respecto, o será que están al mismo nivel de INCOMPETENCIA que tú?

Verás José Ignacio, siempre he pensado que los colimenses se pueden dividir entre dos grupos perfectamente definidos: los que han dormido bien y los desvelados, de ahí que, a muchos colimenses les ha pasado de noche las promesas en campaña: “Voy a invertir en el primer año de mi Gobierno mil millones de pesos en seguridad”.

Mentiste José Ignacio, te dejaste ver como un mentiroso irredento. Pues no que tan chingón, vas por el mismo camino que tu antecesor Mario Anguiano Moreno.

¿Qué piensas en las noches José Ignacio, cuando, a pesar de tantos esfuerzos de tus lambiscones por enloquecerte e impedirte la razón, llega la lucidez? ¿Te queda claro que ganaste la Gubernatura por las alianzas, qué tú perdiste con tu partido el PRI? ¿En qué piensas?

Nachito, a veces pienso que el poder es como la depresión. A tí que los padeces te paralizaron la brújula del poder y te llevaron a la tiranía, por eso escogiste mal a tu Gabinete donde hay corruptos, inútiles, insensibles, sinvergüenzas, incompetentes y ladrones, te olvidaste de cumplir acuerdos, de cumplir tú palabra, te viste malagradecido al no cumplir acuerdos ¿Te acuerdas lo que te gritó Marianello Trillo?

Colima, Ignacio, no puede funcionar con mediocres, con aventureros, con enteleridos mentales. Te has mostrado como el impostor más connotado. Tal vez por no ser político o, el no saber ser de una pieza.

La conciencia de tener un gobierno de corruptos y ladrones como el tuyo Nachito es similar al saber de súbito, que nos roban y nos engañan.

Tú Gobierno José Ignacio desde un principio enseñó los dientes y las uñas. Muy pronto enseñaste las orejas de la corrupción. Te mercaste un departamento de tres millones de dólares en la ciudad de Nueva York antes de tomar posesión legal del cargo, evidencia de que venías a robar.

¿O qué nos puedes decir de la adquisición que hiciste de la casa del famoso narcotraficante “Nacho Coronel” en más de 12 millones de pesos? ¿De dónde mulas Nacho?

La compra de La Campana fue una compra turbia que no  has aclarado y mucho menos transparentado, donde andan bailando 50 millones de pesos de sobre-compra ¿A dónde fueron a parar esos 50 millones? 170 millones de pesos que pagó tú Gobierno, administración en crisis que ahora anda pidiendo prestado a los bancos para cumplir sus compromisos.

¿A quién beneficiaste con la compra de ese predio? ¿Negocio para quién?, lo mismo has hecho con el auditorio “Manuel Bonilla Valle” que se lo diste a un empresario foráneo para que haga negocio, cuando el auditorio es municipal y el Cabildo porteño no ha sido tomado en cuenta, como que te gusta jugar al “voló carrito”.

No cabe duda Nachito, atropellas la autonomía del municipio libre con tu soberbia e ignorancia. Por cierto, hube que eliminar varios párrafos en los que con heteróclita ironía me ocupaba de personajes políticos de Colima que no quiero en esta carta.

Nacho, aparte de corrupto y poco transparente has traído la ruindad a Colima en materia de inseguridad, no para acabarla, eso sería pedirle peras al olmo, solamente, para controlarla,

Te empeñaste en traer a un Procurador que dijo qué, sí en seis meses no daba resultados, “se iba”, llegó el plazo y el señor siguió en la Procuraduría por tu necedad y, ya vez, como te pagó…yéndose sin decirte ni adiós, dejándote con la bronca de los ríos de sangre y luego, vino lo peor, acusaste  a tus propios policías como malandrines y soplones, sin darte cuenta que las “mantas” que aparecen aquí y acullá acusan a tu socio Felipe de Jesús Muñoz Vázquez como el responsable del mar de sangre que inunda nuestras calles ¿Cómo la vez José Ignacio?

José Ignacio es la madrugada del domingo 18 de Diciembre, viajó desde el puerto de Mazatlán, Sinaloa, pensando que Dios oía hablar a los mortales sin censura, y aun cuando estaba muy enojado, supo escuchar a Moisés, espero me leas.

En Colima Nacho parecen que nuestros “políticos” estuvieran extraditados de la natural sensibilidad, es el caso de tú insensible secretario de Administración, un tal Kristian Meiners, un ropavejero de medio pelo quien echó a la calle a cientos de trabajadores, según él para nivelar las finanzas.

A lo mejor tú sabes Nachito que las plazas vacantes fueron cubiertas inmediatamente por trabajadores “recomendados”, tú gente. Vaya inteligencia te cargas Ignacio.

Nachito que tu Tía La Gobernadora madre ya se te subió a las barbas y él también gobierna. En el Diario que fundó tu abuelo (de no muy buenas referencias públicas) te crearon una imagen de chingón, de súper Inteligente, de tu relación con la mafia del poder federal de “la mano caída”.

 La propietaria de “La Jaula de las Locas” te ha causado muchas averías a babor y estribor, te ha abierto muchos boquetes y pleitos, ármate de valor y dile a la desdichada Tía que ya no te compre más pleitos. El Poder no se comparte.

Pedro Peralta Rivas, tu primo y cómplice tiene legalizado su poder, eso es un hecho, se encarga de lo mal habido, del dinero sucio del crimen organizado y de amenazar e investigar a periodistas libres, así empezó el rata Gobernador Javier Duarte en Veracruz, y ya vez como terminó, amárrale las manos, es un rata, espero lo consideres.

Nachito, la carta de éste Zorro Interplanetario no es para ti sino para mí, para calmar mi angustia al saber que tenemos un Gobernador INCOMPETENTE, haz un acto de reflexión, congruencia y sinceridad consigo mismo, reconoce que NO puedes con el cargo, Colima ya no aguantará más de lo mismo, pareciera que estábamos mejor, cuando estábamos peor.

José Ignacio vete a París, ve a Francia donde eres asiduo visitante y así calmar mis angustias y la de los colimenses que como yo, padecemos taquicardias, no por miedo personal sino porque Colima duele, porque la amamos, por eso te escribo.

De ti Nacho Peralta solo he recibido agravios, nunca he recibido ni siquiera una tarjeta de Navidad. Nada personal me mueve a tu favor o en contra. Esta es una carta, te lo aseguro, de absoluta buena fe.

Es una carta mía y sólo mía, como mío es www.enlacemanzanillo.com, no soy amanuense o servidor de ajenos pensamientos.

José Ignacio sé feliz en esta Navidad y que 2017 te haga reflexionar de que no puedes seguir haciéndole daño a Colima, esfúmate como lo has venido haciendo desde que llegaste al NO poder.

Un abrazo.

ENLACITOS

SE LOS PROMETÍ Y LO CUMPLO: Yo sí tengo palabra, me voy de vacaciones al “Polo Norte” (la cantina más cercana a mí corazón) nos leeremos el próximo año 2017 para ser exactos el Lunes 09 de Enero. Buena Navidad y mejor Año Nuevo a usted que me hace el favor de leerme.

A mis amigos y Editores de: www.colimaxxi.com   noticiastecoman.com   ipuntocom.mx      portalmzlo.com  y noticiasmv.org  gracias por darme el valor de la palabra escrita reciban un afectuoso saludos… ¡Felices Fiestas!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.