TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

 

Es lo que ha sido Miguel Becerra Hernández desde que tomó posesión como tercer Secretario de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado, a pesar de lo cual su jefe lo mantiene en el cargo, solapamiento que lo envalentona al grado de pitorrease de quienes le señalan su manifiesta incompetencia, probados abusos y desprecio a la cultura como recientemente lo hizo al destruir sin gritar ni “agua va” el mural que Soledad Tafoya pintó en el Hospital de Cancerología, grave arbitrariedad que provocó el justificado enojo de la comunidad artística colimense.

Como Miguel Becerra Hernández no tuvo el valor de salir a dar la cara ante los justificados reclamos de la pintora agraviada,  mandó por delante a su nuevo Director del Instituto Estatal de Cancerología, Carlos Martínez Pérez, quien, compungido, pretextó que como el IEC “se encuentra bajo un proceso de acreditaciones cuyo propósito es obtener más recursos para la atención de los pacientes que reciben”, tuvieron que pintar los muros del edificio llevándose entre sus brochas al mural. Tras ofrecerle disculpas a Soledad Tafoya por el “lamentable” error cometido, Martínez Pérez  empeñó su palabra de no volver nunca jamás a regar el tepache como lo propició con su desatención directiva su jefe.

Al muy conchudo Becerra Hernández le vale madres el sentir de médicos, enfermeras, trabajadores administrativos y demás, pacientes, medios de comunicación y  creadores de arte y cultura, porque José Ignacio le pasa  por alto todas las trapacerías, desde el colapso de la capacidad de respuesta a las demandas de atención médica y hospitalaria de la población imputable a su pésima gestión, hasta los malos modos y peores formas que observa en su trato con el personal a su indigno mando. Mención aparte merecen fallas garrafales como la  pérdida presupuestal  de 219 millones 966 mil 469 pesos del Seguro Médico Popular de 2018 que obliga a  los pacientes a comprar medicamentos y placas de osteosíntesis, y dejó sin sueldo a 25 médicos pediatras y enfermeras de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN).

Todo lo anterior y mucho más tiene sin cuidado al todavía titular de la SS y BS porque cree que su participación en la colecta estatal de “moches, comisiones o retornos”, le garantiza inamovilidad llueva, tuene o relampaguee, pero como la corrupción ya no tiene espacio en la “Cuarta Transformación” de la República, tiempo es ya de que Don Miguel ahueque el ala.

 

Hay que recordar que para tratar de salir del berenjenal en el que por incompetente e irresponsable se metió, Becerra Hernández destituyó al Director del Instituto Estatal de Cancerología, Aarón Jiménez Garnica; y al Director del Hospital Regional Universitario, José Valtierra Álvarez, desplazamientos injustos que le provocaron sonora rechifla que trató de amainar sin lograrlo con la frase hecha de que los cambios de funcionarios son siempre para mejorar, exactamente lo que quieren que suceda con su cese como Secretario de Salud y Bienestar del Gobierno del Estado.

El ACABO

  • Bienvenidas sean las campañas de concientización y detección oportuna del cáncer infantil en el mes de febrero y los restantes once meses del año; también, la iluminación de los edificios públicos con luces color dorado, pero en tanto la SS y BS del Gobierno del Estado siga en manos del incompetente Miguel Becerra Hernández, “la protección de la salud en sentido
    amplio, el acceso a los servicios de salud y la concurrencia entre los distintos niveles de gobierno sobre la materia” que anhela la diputada local priista Lizet Rodríguez Soriano seguirán siendo letra muerta.
  • Como Miguel Becerra Hernández nunca renunciará al cargo a pesar de que al asumirlo llegó a su nivel de incompetencia, y su jefe José Ignacio Peralta ni suda ni se acongoja porque los colimenses no viven ni saludables ni seguros ni felices, trabajadores y pacientes tendrán que seguir soportándolo. Mismo caso de la dirigencia de la Sección 30 del SNTSA que recibe migajas del pastel que parte y recomprarte a discreción el Secretario.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.