Javier Montes Camarena

“Aquél que intenta imponerse a través de la descalificación revela la flaqueza de su argumento”

Montaigne.

Con afecto para mi compañero Columnista: José Luís Santana Ochoa.

Déjenme decirles que: Diógenes de Sinope solía masturbarse en el mercado ateniense. La mirada de otros le tenía sin cuidado. La reprobación de todo el mundo a su exhibición le era indiferente.

Diógenes hacía en público lo que se reserva al secreto y quería mostrar su transgresión como un mensaje prepotente. Por eso se le considera el padre del cinismo. A través de sus palabras y escritos el cínico corroía las convivencias.

Eso hace en Colima La Gobernadora Madre con su sobrino el Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez en su devaluada hoja pastoral, hace lo que quiere para satisfacer sus necesidade$ económica$ y, contempla impasible, la repugnancia que provoca debido a su Ley de Herodes que maneja para sus calumnias, extorciones y chantajes, Elías Zamora Verduzco, Cecilio Lepe Bautista, Fernando Moreno Peña, Mario Anguiano Moreno, José Ignacio Peralta Sánchez, son, tan solo unos cuantos  que han pasado a la bá$cula.

La Gobernadora madre vive en el paraíso del cinismo porque así se lo han permitido infinidad de políticos corruptos (igual que ella) que se han doblegado a su dictadura periodística, quien no lo hace es tachado de insensato, desmedido, irracional, corrupto. Su apetito voraz es como el de los bárbaros por la sangre y el dinero que les pueda robar.

El mundo colimense tiene tres ejes, las sinvergüenzadas de La Gobernadora Madre, la dicotomía de las páginas de su bodrio y el derecho de piso que les cobra a sus víctimas, sean del partido que sea. En esta teología, la dictadura periodística del pasquín de marras (hoy la prensa oficial) es uno de los territorios perversos en los que transita la vida  de Colima.

La jaula de las locas no entiende que la crítica es la joya de la corona del periodismo libre, el ejercicio de la crítica en una sociedad es lo más parecido al termómetro que permite medir el tamaño de su democracia y sus libertades.

Hoy, la santurrona del periodismo a modo La Gobernadora madre ha armado su berrinche en contra de Las Redes Sociales a las que quiere desaparecer e invita a los colimenses a NO ver, mucho menos leer a quienes ejercemos un periodismo libre, crítico, ni duda cabe que al dueño de La jaula de las locas la han desnudado sus estupideces e intolerancias, su ferocidad se ve opacada por una sencilla razón, su pasquín ya no se lee, ya no asusta a nadie, sus mentiras y desinformaciones son: Qué no decir y qué hay que callar, por aquello de: “Quien obedece, no se equivoca”.

La Gobernadora Madre piensa que en Colima nadie sabe el tránsito de la historia del Diario desde su nacimiento con su señor padre, misma, que está plagada de malas prácticas y abusos que van del chantaje a la extorsión, a la calumnia y a la difamación, de una línea editorial de odio y mezquindad.

Hoy el dueño de La jaula de las locas ha perdido el monopolio de la opinión escrita, libre, crítica y honesta de Colima.

La decrépita y cínica mercader del periodismo en Colima deambula por su Bunker del Chayote (Av. 20 de noviembre) gritando como loca que paren a Las Redes Sociales, no entiende que no hay mal que dure cien años y, hoy, gracias al Internet, Facebook, Twitter los colimenses se han liberado de un ladrón y sinvergüenza del periodismo de Colima, que de paso, es la Tía Incómoda del Gobernador del Estado, quien por cierto, también navega en las inmundicias de la corrupción y las raterías, mismas, que le tapa el Diario de la imbécil y cínica Gobernadora madre.

Pobre Colima con estos de la “cofradía de la mano caida”

Ahí se ven.

ENLACITOS

PRIVATIZACIONES: Ya que tanto le gusta a Ignacia de Noche privatizar lo que otras administraciones estatales construyeron con dinero del  pueblo, el Gobernador Nachito Peralta debería concesionar para restaurant-bar o teibol-dance el Bunker del Diario (Av. 20 de Noviembre) y como hotel de paso de cinco estrellas El Palacio del Chayote. (Zona norte) Ambos, construidos con dinero del pueblo de Colima.

Si miento, háganmelo saber.

¿CORRUPTAZA?: Indira Vizcaíno Silva secretaria de Desarrollo Social del Gobierno de Nacho Peralta debe solicitar licencia para separase de su cargo e iniciar su defensa sobre las graves acusaciones que le imputan en el Congreso del Estado por corrupción.

No hacerlo, dejaría en claro que se protege con su cargo en el Gobierno de Colima, por lo tanto, y mientras no lo haga, será una funcionaria CORRUPTA.

Vaya Gabinete de ratas.

ENEMIGO PÚBLICO No. 1: El Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez se ha convertido en un peligroso enemigo de La Libertad de Expresión. Su más reciente fechoría fue haber dado la orden a la Editorial Ecos de la Costa para que dieran de baja al columnista José Luís Santana Ochoa, periodista libre, de ideas claras y de crítica puntual.

 La crítica le molesta como el sol a los vampiros a Ignacia de Noche.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.