“La ambición es el último refugio del fracaso”

               Óscar Wilde.

 

Javier Montes Camarena * Locutor y Periodista   <>   www.enlacemanzanillo.com

Déjenme decirles que: Los clásicos dicen y dicen bien: “Con empresas fantasmas ni con negocios de “saliva” y, mucho menos, con dinero público o privado, se deben promover o financiar negocios particulares que huelan a corrupción”.

A medida que se conocen los detalles de las tranzas, ventas fraudulentas, moches, corrupciones y sinvergüenzadas donde están involucrados el Coordinador de Puertos y Marina Mercante Guillermo Ruiz de Teresa, el director General de Puertos Alejandro Hernández Cervantes, el director de la APIMAN, Ovidio Noval Nicolau, el director Jurídico de API Hernán Cisneros Montes y, el director General de proyectos marítimos prioritarios Ricardo Martínez Suárez.

Todos estos, serán investigados por la Procuraduría General de la República. (PGR)

En segundo término, el Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez involucrado en el tráfico de influencias, las familias Sánchez Espinosa, Álamo Navarro y, el empresario portuario griego-mexicano de muy mala fama pública (“El dos-negro”) Alexandros Sklavenitis Skliru.

Todos estos, involucrados en la venta fraudulenta de una empresa (Logística de Fluidos y Gráneles S.A de C.V) y una “concesión” portuaria inexistente a la empresa árabe “Promotora de Ductos Nacionales por varios millones de dólares, negocio chueco que ha puesto a todos estos en su justa dimensión. Corruptos

Y veamos por qué: ¿Cómo es que estas familias y un griego-mexicano pernicioso lograron una “monumental” empresa de un solo trabajador en una oficinita clandestina, escondida en uno de los barrios del Valle de las Garzas, sin tener los “hijos de Sánchez”, ni los hijos del truculento Rubén Álamo la solvencia laboral, ni moral, ni económica?

Pero vayamos al contubernio concesionado en Colima. Al imperio del influyentísimo que se dio con la presencia de los hijos de la Gobernadora madre, propietaria del Diario de Colima (Héctor Sánchez de la Madrid) y los hijos del influyente empresario de la construcción “COMSA” (Rubén Álamo Suazo)

¿Y empiezan los por qué? ¿Por qué un Notario Público de la ciudad de Guadalajara dio fe de una empresa fantasma como la de los “hijos de Sánchez”, los hijos de Álamo y, el griego-mexicano avecindado quienes mintieron ante el fedatario?

Ya se sabe que Patricia y Héctor Sánchez Espinoza y Jesús Ramón y José Joaquín Álamo Navarro no acreditaron contar con los recursos económicos, materiales y humanos para realizar el proyecto de construcción y operación de una Terminal Portuaria especializada.

Sencillo: BANORTE no otorgó una línea de crédito a estos hijos de… Papi por 350 millones de pesos, por una sencilla razón, nunca presentaron proyectos viables, mucho menos, información financiera de una empresa de “saliva”, o sea, inexistente.

¿entonces que vendieron estos hampones de cuello blanco a la empresa árabe?

Y aquí viene lo bueno: el titular del Órgano Interno de Control de API-SCT Enrique Parra Correa el pasado 29 de octubre 2018 pide en la Junta de Consejo “cancelar” el permiso otorgado a Logística de Fluidos y Gráneles S.A. C.V.

En ese mismo Consejo, la “Promotora de Ductos Nacionales” dijo que pagó más de Tres millones de Dólares por Logística de Fluidos y Gráneles S.A. C.V, adquisición sobre una concesión que no existe, solicitó a las familias Sánchez Espinosa, Álamo Navarro y al empresario Alexandros Sklavenitis devuelvan el dinero, situación que dejará colgados de la brocha a funcionarios de la APIMAN, hoy acusados de corrupción y negocios sucios ante la PGR.

¿Por qué los que vendieron no han mostrado el CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet) que supuestamente les expidieron a Patricia y Héctor Sánchez Espinosa, a Jesús Ramón y José Joaquín Álamo Navarro junto con Alexandros Sklavenitis donde se consigna la retención de los impuestos? ¿Existirá este documento? ¿Se dio cuenta el SAT de esta chueca operación?

Queda claro que si la Asamblea extraordinaria de Logística de Fluidos y Gráneles S.A de C.V no quedó inscrita en el Registro Público de Comercio, sus actos no gozarán de efectividad Jurídica.

 La denuncia contiene el expediente con número de escritura 113 de la Notaría pública 71 de Torreón, Coahuila, que dice, que la “empresa patito” que vendieron los hijos de Sánchez, los hijos de Álamo y el griego pernicioso Sklavenitis a la “Promotora de Ductos Nacionales” de origen árabe, les transfirió un permiso que NO está autorizado por el Consejo de APIMAN. ¿Entonces que vendieron estos sinvergüenzas?

En fin, la corrupción pública siempre tiene a sus familiares y cuates privados. La contaminación de actos de “saliva” beneficia a empresarios sinvergüenzas dueños de medios de comunicación o empresas constructoras o portuarias que hacen tranzas por avaricia.

Total: La Administración Portuaria Integral de Manzanillo con Ovidio Noval Nicolau y Hernán Cisneros Montes, son, las cabezas visibles de la corrupción en la APIMAN.

Ahí se ven.

ENLACITOS

AMLOPÓLIS (antes Manzanillo) El puerto está sucio, inseguro, cinco o seis muertos diarios, lleno de baches, basura por todos lados, funcionarios ineficientes, policía cómplice de robos a casa habitación, un Oficial Mayor ligado al narcotráfico, una Secretaria del Ayuntamiento mentirosa y majadera, amén de su gusto por el trago, un Tesorero municipal corrupto y una AFI-Morena solo de “florero” que viene siendo “Limitada y lenta” (Según una regidora), situación que nos muestra una administración porteña llena de incertidumbres y… de estupideces.

Me puedes leer en: www.colimaxxi.comwww.lealtad.com – ipuntocom.mx – lineasdelgadas.com – G8 Independiente

Javier Montes Camarena

Locutor y Periodista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.