Econócrata por Luis Enrique Cruz García

Como recordará, amable lector, el pasado 31 de julio el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto en México en el segundo trimestre de 2019, lo que reflejó que nuestro país “creció” (así, entrecomillado) un 0.1%, ya redondeado en cifras desestacionalizadas y respecto al trimestre anterior. Tal situación resultó controvertida ya que, por un lado, no se cayó oficialmente en lo que para algunos economistas y métricas existentes sería una recesión económica; mientras que, por otra parte, fue bastante criticada la postura del Presidente de la República, quien se congratuló del resultado aludiendo que los pronósticos fatalistas de sus opositores se habían equivocado.

Independientemente de la obviedad de que cualquier número por encima de cero es positivo, el contexto obliga a leer detalladamente este resultado. Ya sea que comparemos contra el trimestre previo (0.1%) o contra igual trimestre, pero de 2018 (0.4%), en verdad, no hay nada que celebrar. Este periodo “postneoliberal” (lo que quiera que ello signifique) no parece pintar tan halagüeño.

Sin embargo, un análisis más detallado y por entidad federativa muestra que ya hay estados que cayeron en recesión y, en contraparte, otros que han mantenido tasas de crecimiento importante. Una de estas entidades es nuestro estado de Colima. De acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) emitido por el propio INEGI, Colima fue la cuarta entidad con el mayor crecimiento económico durante el primer trimestre de 2019, solo por debajo de Sinaloa, Nuevo León y Yucatán; en ese orden. Esta situación, afortunadamente, no es nueva. En 2016, Colima fue el estado con el tercer mayor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de todo el país, mientras que, en 2017, fue la séptima entidad con el mayor crecimiento del PIB en 2017, en comparación con el año previo, ambos datos dados a conocer en su momento por INEGI. Pero ¿a qué se debe que nuestra entidad crezca a tasas promedio que el nivel nacional? A continuación, veremos algunos datos que nos ayudarán a entender esto. Para ello, se consultarán las actividades económicas incluidas en el propio ITAEE.

*Actividad económica total. Colima fue la séptima entidad con mayor actividad económica del país. Los resultados como porcentaje de crecimiento respecto al mismo trimestre del año anterior fueron de la siguiente manera: Sinaloa (6.4%), Chihuahua (4.2%), Nuevo León, (4.0%), Puebla (3.8%), Yucatán (3.4%), Tamaulipas (3.0%) y Colima (2.8%).

*Construcción. Es sabido que esta actividad económica es de las de mayor impacto en el crecimiento económico, de hecho, las políticas de detener obras por parte del nuevo Gobierno Federal y de algunas entidades como la Ciudad de México, han originado el nulo crecimiento económico a nivel nacional. Pues bien, Colima fue la segunda entidad que más creció respecto a 2018 con un 21.0%, solo superada por Tlaxcala con un 29.1%.

Estos indicadores aunados a la actividad del Puerto de Manzanillo y el crecimiento por encima de la media nacional de la actividad turística derivado del impulso que por parte del Gobierno del Estado se ha llevado a cabo, ha permitido mantener esta tendencia positiva en los últimos años.

Mis redes
Mi twitter @enricrux
Mi blog https://cognozblog.wordpress.com
Mi podcast https://n9.cl/thxo

 

 

Luis Enrique Cruz García

• Maestro en Alta Dirección y Licenciado en
Economía
• Actualmente estudiando Doctorado en Ciencias
Sociales
• Catedrático desde 2004 en universidades privadas
• Columnista del periódico Ecos de la Costa y Revista
Enfoques
• Asesor a empresas en temas de tecnología y
productividad
• Trabajó por 11 años en el Servicio de
Administración Tributaria como Jefe de
Departamento de Análisis
• Miembro de Students For Liberty (SFL) México

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.