Javier Montes Camarena

“Colima no se merece…la tragedia de continuar en el pasado, la impunidad, lo irresponsable”.

JMC

Déjenme decirles que: Si bien el calendario marcará dentro cuarenta y cinco días el fin de año, la gran interrogante es, si marcará también, el fin de éste sexenio estatal.

Más allá de los errores y estupideces cometidos por el Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez frente a la crisis que hoy mantiene en vilo a Colima, tal descompostura se perfilaba desde hace doce años atrás.

La sociedad colimense lo sabía. La impunidad criminal, la pusilanimidad política y la desigualdad social, acompañadas de la creciente pérdida de la legitimidad de un Gobernador débil, frívolo, corrupto, mentiroso y ladrón que pronosticaban el escenario donde hoy, se hunde Colima.

De manera cíclica, Colima, afronta desde hace ya doce años, crisis tras crisis, prácticamente desde Silverio Cavazos, desde donde de la ilusión, nos estancamos en la desesperanza y el desánimo.

En el fondo, la crisis permanente a ningún colimense toma por sorpresa. Sus componentes, impunidad criminal, pusilanimidad política y desigualdad social con ribetes de complicidad, cinismo y violencia están a la vista.

De ahí la importancia de definir cómo quiere el Gobernador Peralta Sánchez cerrar el año, mirando el calendario o la historia, construyendo el futuro o alargando sus estupideces, convirtiendo, la pesadilla vivida en un desastre fatal.

Los resultados están a la vista: otra vez Colima se balancea frente a un abismo. Esta vez, quizá, de una profundidad superior a las padecidas por Cavazos y Anguiano.

En la conciencia, no en el alma del exprocurador Felipe de Jesús Muñoz Vázquez se anida un dato: Se hartó. Se cansó de un Gobernador pusilánime, un mandatario sin claridad de lo que es Gobierno, de un Nacho que va dando palos de ciego y golpes con tolete y, en su confusión, va directo, sin escalas a donde no se debe llegar: Al Ridículo.

Esto que llaman Gobierno no supo manejar la crisis de un señor Procurador que literalmente mandó  a la chingada al mandatario José Ignacio Peralta Sánchez, Muñoz Vázquez se fue desde el día 10 de Noviembre, abandonó la Procuraduría de Justicia, no habló con Nacho de Día, lo ignoró, lo dejó en el más completo ridículo, le botó la chamba e Ignacia de Noche sólo se le ocurrió mandar un boletín de prensa a la ¡Una de la mañana del día Martes 15 de Noviembre para justificar una más de sus estupideces! Fatal.

En doce años Colima ha consumido ¡Cinco Gobernadores! Arnoldo Ochoa, Silverio Cavazos, Mario Anguiano Moreno, Ramón Pérez Díaz y José Ignacio Peralta Sánchez y no ha logrado constituir un solo Gobierno, estos, sólo han sido politiquillos mequetrefes que le han apostado a la catástrofe.

Hasta ahora, la fragilidad del Gobierno de Nacho Peralta ha encontrado refugio en las tranza-acciones, en las privatizaciones, en la corrupción, en el escándalo de sus relaciones “amorosas” por él confesadas, en su cercanía con el crimen organizado, en sus amenazas a periodistas libres, en su debilidad como gobernante y la ausencia de seriedad para transitar en una verdadera normalidad política.

Hoy queda clarísimo que es más fácil continuar metiendo la pata que acudir a la realidad. Y por increíble que resulte, José Ignacio Peralta Sánchez vive un absurdo, un mandatario amparado por la corriente dominante de un priismo ladrón, corrupto y vinculado al narcotráfico.

Desde que la moral se redujo a lo legal, Nacho Peralta justifica las fechorías de varios de sus secretarios (Salud, Educación, Turismo, Administración) en el marco de la ley. En su lógica, si algo no funciona, hay que hacerse de la vista gorda, nunca, reponer la moral.

Por ello, considere o no José Ignacio Peralta Sánchez la conveniencia de reflexionar pública y manifiestamente ante todo Colima sobre la circunstancia que atraviesa su maltrecha administración, es importante y urgente, la importancia de saber si Ignacia de Noche mira el calendario sin mirar el tiempo.

En fin, se acerca el fin de año y Nacho Peralta está dejando ver su miedo a la política y, aterido, el peligro de instalarse, como siempre en su vida loca, en la mediocridad.

Lo dicho, Colima sigue en muy malas manos.

Ahí se ven.

ENLACITOS

MONO-CHANGO PALERO: El delegado de la SEMARNAT Nabor Ochoa López se puso feliz al saber de la privatización del Parque Regional Metropolitano “Griselda Álvarez” dando su visto bueno a una tranza más de su amigo el Gobernador Nacho Peralta, ojalá y lo enjaulen,  rasgos animales los tiene.

CALLADITOS: La Gobernadora madre y los columnistasnachoperalta@gmail.com se hicieron pende…jitos y no consignaron la borrachera de órdago que se puso en la Feria de Colima el alcohólico presidente del PRI estatal rogelio rueda sánchez, todos callaron, todos cómplices cubriendo a un tipo que lleva sus excesos etílicos al mal trato familiar y social.

¿DINERO DEL NARCO? ¿Qué cercano familiar del Gobernador Nacho Peralta recibió del exgobernador Mario Anguiano Moreno $ 80 millones de pesos para su campaña política, entrega que fue filmada por aquello de no te entumas y no me olvides? ¿Fue dinero del crimen organizado o de dónde salió tal donación? …¡Uuuffff qué calorón!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.