Javier Montes Camarena

“Nacho no entiende que no entiende”

 “Título del cartón del pasquín de la Gobernadora madre” (29/11/16)

Déjenme decirles que: La foto hace la diferencia. A diario en todo el estado se recogen cadáveres. En Colima nos hemos familiarizado con la más amplia diversidad de estilos de asesinar.

Sabemos de qué se habla cuando nos enteramos que alguien fue levantado, encajuelado, atado con cinta canela, descuartizado, rafagueado, decapitado.

Toda clase de variedades en materia de homicidios nos han hecho expertos después de más de 600 muertos que van en la administración del Gobernador ausente José Ignacio Peralta Sánchez, ocupando Colima, el primerísimo lugar nacional en homicidios dolosos.

En los manicomios hay locos que se creen Napoleón. En la Gubernatura de Colima, hay un tipo que se cree el fantasma “Gasparín”.

Ambas locuras son insultantes ya que la mancha ciudadana exige seguridad, combate a la corrupción y, a la impunidad, es muestra de una creciente insurgencia popular que reclama el “Vas a Vivir Feliz” que no llegará nunca.

 Nacho No ofrece salidas, nos condena a la repetición de lo inútil: más de lo mismo, victorias pírricas del Gobierno y victorias plenas del crimen organizado ¿Hay esperanzas? Creo que no, porque lo que no hay, es Gobierno.

¿Hay de otra? Lo dudo y esto es grave. La insistencia de una política estatal de seguridad fracasada es un agravio para una sociedad con miedo. La incapacidad del Gobernador Peralta Sánchez es de un importamadrismo insultante, se esconde, se evade, se juye, se esfuma…  “no entiende que no entiende”.

No conoce la existencia de la primera regla militar de la que habla Sun Tzu en su excelente libro El arte de la guerra la cual es: < Mostrar la existencia de un general al frente de la batalla >

La fragilidad de las certezas se van derrumbando cuando hay “vacío de poder”, un Gobernador farolero que vuela que vuela en el “avión del amor” buscando su “amor perdido” evitando su responsabilidad constitucional, situación que amalgama temores agrandando la inseguridad interna, para acabar pronto “No hay Gobernador en Colima”.

Las instituciones son fuertes cuando los hombres y las mujeres viven en el pleno ejercicio de la libertad, cuando la prensa respira libertad, cuando las palabras son el instrumento de lucha, cuando las mujeres pueden pasear solas, cuando se va y viene con absoluta tranquilidad, cuando el colimense se siente dueño de la ciudad y la puede transitar como en su casa, cuando la seguridad es el valor fundamental de toda sociedad. Eso, hoy no existe en Colima.

Hoy la seguridad está en duda. Las conversaciones son día a día sobre asesinatos, secuestros, policías ejecutados, mujeres asesinadas, robos, niños muertos a balazos, el Gobierno sepulta la información y así, radio-pueblo se convierte en un multiplicador al infinito de la violencia que nos cargamos.

Una sociedad con miedo es la peor de las sociedades. En la antigua Unión Soviética se sentía miedo, en las dictaduras se siente miedo, en las dictaduras existen súbditos, no ciudadanos, y hoy en día, en Colima, se es súbdito del crimen organizado.

Se es súbdito porque no se es libre para entrar y salir de tu ciudad como de tu casa y lo más grave, se ha creado una casta de políticos que viven con seguridad privada, automóviles o camionetas blindadas a costillas del dinero del pueblo.

Hoy en Colima la pradera está incendiada, la violencia imparable, los muertos se apilan y la sangre corre por calles y banquetas, dudo que José Ignacio Peralta Sánchez sepa si llamar al 911 resolverá algunos de los problemas que nos aquejan.

Lo que sí es un hecho es que el plan de Ignacia de Noche de esconderse y evadirse es la manera perfecta de perpetuar el injusto estado de las cosas, sin embargo, olvida algo esencial: radio-pueblo tiene una inmensa cobertura estatal y no recibe línea para quedarse callada.

Tiene razón La Gobernadora madre: < Nacho no entiende que no entiende >, de acuerdo con la tía decrepita.

Ahí se ven.

ENLACITOS

MARIO LES VOLTEÓ LA TORTILLA: Sencillito, sin aspavientos, con claridad y razonamientos políticos y jurídicos  el exgobernador Mario Anguiano Moreno puso en su lugar al “desaparecido” Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez y, de paso, exhibió  al Congreso del Estado y, a la OSAFIG:

Lo dicho: A Mario Anguiano Moreno le ha resultado favorable la compra de la tonelada de “Pulpos” por aquello de que a Ignacia de Noche le van a faltar manos…

¿Nuevos CORRUPTOS? Hay tres funcionarios del actual Gobierno de Nacho Peralta que en honestidad y decencia no aprueban, el secretario de Finanzas y Planeación Carlos Arturo Noriega García, el secretario General de Gobierno Arnoldo Ochoa González y el exgobernador interino y notario público Ramón Pérez Díaz.

Los tres han mentido y escondido la verdad acogiéndose a la corrupción imperante en el actual Gobierno de Colima. Ya les tomó la medida el exgobernador Mario Anguiano Moreno. Y hay más sorpresas…al tiempo.

 La mierda sigue saliendo de Casa de Gobierno. La encuerada da para más. ¡Esperen programas!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.