Javier Montes Camarena

Y quién es más de culpar, aunque cualquiera mal haga: “El que peca por la paga, o el que paga por pecar”.

Sor Juana Inés de la Cruz.

Déjenme decirles que: frente a las turbulencias que se han desatado luego de desnudarse que el actual Gobierno estatal no aparece ni en honestidad, ni en seguridad y mucho menos en una conducción seria y responsable, se deja ver una nueva organización de sinvergüenzas y aprovechados de la ocasión para medrar del erario público.

Lo peor de la estupidez es su insistencia. La estupidez omnipresente y constante que viene provocando el empresario Guillermo Brun Ramos quien busca poder y, al mismo tiempo, desplazar al titular del Poder Ejecutivo Estatal (que ya lo hacen) aduciendo que es un “vigilante”, estupidez que raya precisamente en eso: La estupidez.

Como un hoyo negro que todo lo atrapa, como un hoyo negro que todo esconde así son las aviesas intenciones de ¿Cómo vamos Colima? Quienes buscan un lugar en el espacio interior de la política colimense para absorber lo que allí pasa y no reflejar luz, al contrario, sólo servirán de tapadera de un Gobierno estatal que ha empezado muy mal y que va a seguir peor.

Así de claro como se lo digo, el querer agenciarse ¡Ocho millones de pesos! del erario público al acudir al Congreso a modo y al gusto del Poder Ejecutivo estatal a “exigir” la plata ofreciendo programas patito que en nada resolverán la pésima marcha de un Gobierno voraz que no ha sabido conducirse en los 12 meses que ya lleva en el pandero.

Vaya ladrones, quieren robar en despoblado y no lo dudo que la bancada priista, sus satélites y sus tres meretrices a sueldo (Nico Contreras, Luís Ayala y Javier Ceballos) paren su dedito para complacer a Guillermo Brun Ramos en un robo al despoblado. ¿Qué no se harta el dueño de “la tienda que va con su estilo”?.

Evidenciado un Gobierno como el actual que no usa el gasto público para el crecimiento, para el bienestar, para promover la seguridad o el interés público. Un Poder Ejecutivo estatal gastalón que no ha logrado elaborar presupuestos realistas, dedicándose a favorecer instituciones corruptas como la Universidad de Colima con operaciones chuecas donde se refleja la evasión de impuestos.

No es para eso el Gobierno de Colima. No es para darle gusto a los “rotitos” de la ciudad capital. No es para prestarse a blindar a grupos empresariales y políticos que coluden entre sí buscando el dinero de los contribuyentes.

No es para quitarle autonomía al Congreso del Estado al que el Gobierno de Colima lo redujo a su lamentable papel de servil mandadero. No es para actuar a espaldas de los ciudadanos. Pero aquí parece que la protección a los cómplices poderosos es cada vez más obvia. Cada vez más evidente. Cada vez más contraproducente. Porque el Gobierno estatal claudica, los intereses privados se imponen día tras día, decisión tras decisión como ya lo hacen las ratas de ¿Cómo vamos Colima?

Sin querer queriendo el mamotreto ¿Cómo vamos Colima? ya ni siquiera finge que hay un Congreso como contrapoder a nombre del interés público, demostrando que es el protector de tipos sinvergüenzas y ladinos como Guillermo Brun Ramos quien va enquistándose en los privilegios antidemocráticos en un Estado que se va paralizando por los malos oficios de empresarios trasnochados.

Los ocho millones de pesos del erario público que pretende esta mafiosa organización es una estafa promovida por quienes no encuentran otra manera de proteger sus intereses más que poniendo al Gobierno a su servicio, haciéndolo un Gobierno coludido, lejos de los ciudadanos colimenses.

Ahí se ven.

ENLACITOS:

ALTO: Fuerte fue la regañada que les dio la alcaldesa Gabriela Benavides Cobos a los elementos de la policía municipal del puerto por abusivos y prepotentes con los ciudadanos (especialmente con las mujeres), la advertencia fue clara: ¡”Quien siga con malos oficios…A la calle”! Bien.

COLUMNISTASNACHOPERLATA@GMAIL.COM: Felicidades al Profesor jubilado Abel González Sánchez, subdirector de Ecos de la Costa, por su nombramiento como jefe de prensa de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Estado; también a su colega Manuel Arturo Godina Velasco “periodista”, escritor y ¿analista político?, flamante asesor del inútil y ladrón secretario de Educación estatal Óscar Javier Hernández Rosas. Periodistas oficialistas ambos.

LA CHILA ABUSIVA: Otra más de la Gallinita ciega CLB (así le dicen los del comité CROM-Estibadores yo no ando de llevado) quien con la complicidad de algunos lame culos va en camino de heredarle el sindicato a su hijo Iván Lepe Vasconcelos de infausta memoria por sus líos con la justicia. Eso sí se dejan los estibadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.