Javier Montes Camarena

“Ni falta hace acudir al dicho popular para hablar de la desconfianza que impera sobre la cosa pública.

JMC.

Javier Montes Camarena –  www.enlacemanzanillo.com  – G-8  Independiente.

Déjenme decirles que: Si de la utopía de construir un Colima distinto, seguro, sólo quedan rescoldos. La pregunta es si debe también enterrarse la esperanza, el ánimo de dar la lucha por lo deseado y lo deseable pese a la adversidad.

Puede resultar deprimente la interrogante, pero Junio pasado martilló el último clavo de la tapa del féretro del mal llamado Gobierno del inútil José Ignacio Peralta Sánchez, 125 muertos en tan sólo el mes de junio pasado (Más de Mil en lo que va su sexenio) lamentan o celebran lo ocurrido pero, después del funeral o la fiesta los Lame-culos de “Cómo vamos Colima colman el desasosiego considerando que el Gobernador virtual Nacho Peralta ha cumplido el 70 por ciento de su encomienda. Habrase visto tal pendejada.

Los más viejos y los más recientes pronósticos han fallado, Colima vive en la violencia, en la ratería de un Gobernador ladrón y secuaces que lo acompañan y, en su calendario sexenal éste momento reviste filos de peligrosidad: la economía estatal se tambalea, el malhumor social adquiere tinte incontenible, la violencia criminal ha patentado en nuestro estado la muerte como única seguridad y la política trae, en más de un sentido, la brújula perdida.

Colima desde hace 19 meses está en una crisis de proporciones insospechadas, sin liderazgos firmes ni partidos consolidados y, lo peor, una manga de trasnochados que todo lo ven muy bien, que sirven de tapete, que gritan que aquí no pasa nada, son los de Cómo vamos Colima” expertos lame-culos,  gandayas que miran con entusiasmo el fracaso de Nacho Peralta, quien al escucharlos “dice sentir bonito” como si estuviera viendo a Papichulo. Vaya pues.

Una política esquizofrénica no necesariamente tranquiliza a un gobernante oligofrénico. Un Gobierno sin pivote en la política interior con un secretario General de Gobierno Alcohólico, desfasado y oficioso que se ha convertido en el hazmerreír de los colimenses. A eso le agregamos una convocatoria a la unidad lanzada por Nacho a partir de la división; situación que le ha arrojado un estado fallido, violentado y con ríos de sangre. Una política sin comunicación social no implica que, quizá, se pretenda salvar a Colima en secreto.

Más allá de los continuos tropiezos de éste Gobierno Cevichero, no se puede instrumentar una verdadera política de honestidad y resultados cuando se le apuesta al nivel de la impunidad y la facilidad para comprar voluntades de quienes “Cómo robamos Colima” deberían velar porque a Nacho Peralta no le sigan creciendo las uñas y su harem de muchachitos y damas casadas (DIF). Es una pregunta sin esperanza de respuesta.

En Colima no se puede hablar de un Gobierno abierto, transparente y que rinda cuentas con honestidad, cuando se ocultan detalles esenciales sobre extorsiones a grandes contribuyentes desde la secretaría de Planeación y Finanzas donde transa Alushe Carlos Noriega García y lo peor,  decisiones políticas que duermen el sueño de los justos y despiertan justificada suspicacia y emiten un persistente hedor.

Colima oscila entre el riesgo y el peligro. Entre latrocinios, crímenes, alcoholismo, desviaciones, abusos de su familia cercana y desmesuras del Gobernador Peralta Sánchez y su pandilla, mismos que son ahora más notorios gracias a un incipiente despertar ciudadano, sin dejar de ver cómo crece la conciencia social sobre éste mal Gobierno, el cual se cohesiona en la complicidad de sus arreglos con una sarta de sinvergüenzas y trasnochados lame-culos como los de: Cómo vamos Colima, que todo lo ve color de rosa.

Desafortunadamente la sociedad de Colima todavía no puede desplazar a la mafia del poder y éste ya no puede contener a la sociedad…el resultado podría no ser un empate, sino un desastre como lo estamos viviendo y que se pondrá peor.

Ahí se ven.

ENLACITOS

LOS MALDONADO: Carlitos Maldonado Orozco definió (y muy bien) en TV Azteca a esto que llaman Gobierno de Colima como una entidad “Somnolienta” que no ha sabido hacer bien su trabajo respecto a la inseguridad que ya ha arroja más de Mil muertos en la actual administración. ¿Y eso que Carlangas es amiguis de Nacha Ceviches?

CHUPITOS: Verdaderas joyas de un cerebro alcoholizado salen de la cabecita del secretario General de Gobierno Arnoldo Ochoa González quien ahora nos regaló esta: Si Colima ocupa el primer lugar en asesinatos, no es porque sea el estado más violento sino por ser el estado menos poblado del País. (Sic y re-sic)

Ni duda cabe, Arnoldo anda en el trago tomando Tonayan con agua. ¿Y así lo quieren para la API?

Me puedes leer en: www.colimaxxi.comnoticiastecoman.com – ipuntocom.mx – lineasdelgadas.com – noticiasmv.org – portalzlo.com – www.digitalnoticias.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.