José Luis Santana Ochoa

TAREA POLÍTICA

Para Miguel de la Madrid Andrade, Director General de Altozano, en este desarrollo urbano de gran lujo “está la gente que toma las decisiones en Colima“, es decir, los mandamases, los dueños de vidas y haciendas, quienes determinan el devenir económico, social y político de los colimenses, por ello no hay que criticar sino aplaudir a tan poderosos señores que tienen a su servicio  lo mismo a autoridades municipales que estatales y federales, no se diga a ¿Cómo Vamos? Colima. Su palabra es ley y lo que hagan o dejen de hacer no está a discusión, como la ventajosa permuta que concertaron con la impoluta ex alcaldesa de Cuauhtémoc, Indira Vizcaíno Silva, de 7 hectáreas urbanas para equipamiento de usos y destinos a favor de su nada honorable Ayuntamiento, por otro terreno de similar superficie pero de mucho menos precio para destinarlo a recinto ferial.

En su descargo la ahora Secretaria de Desarrollo Social del Gobierno del Estado alega que “El terreno que se tendría que haber cedido no serviría para los fines del municipio debido a que estaba en medio de la nada y sin un camino para acceder a él”, pasando por alto el pequeño gran detalle de que “todo programa parcial debe considerar que las áreas de cesión de usos y destinos estén integradas el complejo urbano, fraccionamiento y condominio, en ningún momento son áreas  sin acceso y sin nada”. ¡Sopas perica!  Por donde se le vea, el intercambio terrenal entre los señores Brun y la señora Vizcaíno  no fue equitativo, así haya sido legal como la conectividad Plaza Zentralia-Altozano que con cemento hidráulico y dinero del siempre noble y aguantado pueblo de Colima les construyera el ex gobernador Mario Anguiano Moreno en cumplimiento del compromiso de su antecesor en el cargo contraído con los señores Brun.

En vano intento de justificar la injustificable afectación a los cuauhtemenses que atónicos atestiguaron la ventajosa cesión de 70 mil metros con valor superior a los 2 pesos la unidad para el campo de golf que disfruta “la gente que toma las decisiones en Colima”, a cambio de igual superficie pero con precio inferior a 300 pesos para recinto de la feria de la gente de Cuauhtémoc, Doña Indira, políticamente sin pecado original concebida, sale con la vacilada de que las graves acusaciones que le hacen más de cien de sus paisanos liderados por  José Pascual Rodríguez tienen el objetivo “de hacerle creer a los colimenses que ella es “como todos los políticos corruptos”. ¡Ja, ja, ja, ja!, ¡a que Indira tan sin embargo!, no puede negar el Andrés Manuel López Obrador que lleva dentro: “Si revisamos los comentarios que se han vertido, los comentarios de la mayoría de la gente es: creíamos que Indira era diferente. A mí me queda claro que hay una desesperación de cierta clase política, donde evidentemente la sociedad tiene una mala imagen generalizada de los políticos y que pareciera que una de las pocas excepciones ha logrado ser Indira Vizcaíno(alabanza en boca propia es vituperio) y no podemos permitir que ella se siga manteniendo con una excepción porque a los demás nos va mal, mejor que la vean igual para que todos para que todos estemos en igualdad de circunstancias y eso es lo que realmente me preocupa”.

Por supuesto que Indira Vizcaíno Silva está en todo su derecho de hacer  su propia defensa jurídica y, como se estila en esto casos, asumirse como perseguida política, víctima de un “compló”, pero deberá hacerlo sin el parapeto que para ella es la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Estado. Si de verdad es tan pulcra, transparente y honesta como presume, que renuncie a su cargo para que atienda como cualquier ciudadano de a pie la acusaciones que le han enderezado sus propios paisanos, mismas que han ameritado la orden dada por el Congreso del Estado al Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) para que “investigue el presunto fraude cometido por la ex alcaldesa de Cuauhtémoc, Indira Vizcaíno Silva, de al menos 93 millones de pesos”.

EL ACABO

  • Apanicada por su deliro de persecución, Indira Vizcaíno Rodríguez ve moros con tranchetes hasta en el partido de su propio jefe José Ignacio Peralta: “Todo puede ser posible, yo no podría decir que lo es o que no lo es, ni metería las manos al fuego para decir ‘del PRI no sale nada en contra de Indira’, me queda claro que en el PRI, en el PAN, en todos los partidos políticos hay diferentes grupos y yo he sido bastante enfática en decir que me uno a un gobierno, no a un partido y a lo mejor hay a quienes no les guste (…) yo no tengo certeza de cuál es el origen político, el indicio más claro es que viene de Acción Nacional” .
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.