El gobernador José Ignacio Peralta y el dirigente delperdedor PRI en el estado, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, transmiten sus mensajes en diferente frecuencia, lenguaje e intención, metiéndole con ello ruido innecesario y serias distorsiones a la comunicación con la sociedad que termina confundida, enredada, sin saber a qué atenerse. Si José Ignacio declara verde Rogelio Humberto dice rojo, si aquel trata de sumar éste se empecina en dividir, el primero confronta, riñe y despotrica, y el segundo habla de conciliación y colaboración.

En suma, no coinciden en sus posturas. Ejemplos de declaraciones contradictorias entre uno y otro hay muchas, baste con mencionar las suscitadas con motivo del nombramiento del guerrerense Nabor Ochoa López como Delegado en Colima de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), que Rueda calificó de error a corregir más rápido que inmediatamente, y Peralta como una decisión normal y facultad del Gobierno Federal; y aquellas en las que mientras José Ignacio se pronunciaba a favor del diálogo, la apertura y la colaboración entre su gobierno y el Congreso del Estado, Rogelio Humberto fustigaba a la mayoría panista en este órgano legislativo acusándola de todos los males de Micaela.

So pretexto de la negativa de la fracción panista y la representante del Partido Movimiento Ciudadano en el Congreso del Estado a ratificar a José Guadalupe Franco Escobar como Procurador General de Justicia del Estado, el caballero de Colon Rueda Sánchez, confundiendo la gimnasia con magnesia, las paridas con las preñadas, los melones con las sandias, denunció la supuesta incongruencia en el decir y el actuar de Acción Nacional, disque porque el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa tuvo a Franco Escobar “casi un año y cuatro meses” como Delegado de la PGR en Colima sin que, según su dicho, protestaran por ello los panistas. El chatillo no entiende que, como lo establece el Filósofo de Güemes, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. De nuevo, por enésima ocasión, José Ignacio, al sentenciar sobre el mismo tema que “la negativa que dio el Congreso del estado a su propuesta de procurador de justicia es algo normal en una democracia donde hay división de poderes.”, le corrige la plana a su gerente del PRI- Colima ¿Cómo te quedó el ojo, Chato?

Tarde pero sin sueño, y después de tanto regar el tepache, parece que ya reconvino José Ignacio Peralta al acelerado Rogelio Humberto Rueda Sánchez, pues éste ha declarado ahora sobre el palo que les dio la mayoría panista en el Congreso del Estado que, porque conoce las convicciones del gobernador, éste “le dará para adelante” al tema, insistiendo en la colaboración con el poder legislativo local como es necesario para el beneficio de todos los colimenses.“Estoy seguro que el gobernador Peralta va a insistir, no va a ir con los diputados panistas un pasito para adelante y dos pasitos para atrás, estoy seguro que de parte del gobernador no van a encontrar confrontación, sino que va a insistir en la búsqueda de los círculos virtuosos que permitan interacción sana entre poderes”. ¿Qué te costaba ponerte flojito o y cooperando, Rogelio Humberto? Ahora falta que les cambie el chip a los colunistasnachoperalta@gmail.com que se engancharon, como siempre, en la defensa de lo indefendible y los ataques sin fundamento a quienes no comulgan con su patrón.

Para la sensata coordinadora de los diputados panistas en el Congreso local, Martha Leticia Sosa Govea, “el hecho de tener un desencuentro no implica que la política tenga que seguir así, son circunstancias y cada una de ellas debe analizarse, yo no sé qué estén pensando del lado del ejecutivo. Una pequeña diferencia no significa que en todos los asuntos la vayan a tener, pero ambos poderes deben acostumbrarse a tener encuentros y desencuentros pero siempre con respeto y con la idea de sumar”, como debe de ser, habría que sintetizar.

EL ACABO

• Para el tío editor, “ante un panorama tan desolador como el que enfrenta el Gobierno del Estado, bien haría el mandatario Nacho Peralta en tomar decisiones más rápido y en ser puntual en sus compromisos públicos. Está a tiempo de corregir su estilo e implantar uno mejor. No hay peor ciego que el que no quiere ver, como no hay peor sordo que el que no quiere oír”. ¡No pos’ sí!

• Da en el clavo el Presidente del CDE del PAN, Jesús Fuentes Martínez, al afirmar que “Rueda se quedó en el pasado cuando el congreso era una oficina de trámites del ejecutivo”.

• El recio líder estibador porteño, Cecilio Lepe Bautista, logró que su hijo y tocayo conservara su beca laboral en las oficinas de la SEFOME en Manzanillo, y que su nuera fuera ascendida a Subdelegada de la Secretaria de Turismo compartiendo oficinas con chilillo, provocandoeste nepotista movimiento que el sector hotelero porteño le haya enviado al Ejecutivo Estatal una carta para que reinstale a Jesús Granados Rangel en el cargo del que fue desplazado por el palancudo Chilón. Con funcionarios como ese par de artes está en chino que el Secretariode Fomento Económico, Carlos Domínguez Ahedo, convierta a Colima en la Suiza o el Singapur de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.