José Gilberto Ibáñez Anguiano

La Manera de Opinar de… José Gilberto Ibáñez Anguiano.

Condenados sin salvación,  por la sociedad colimense están el des-gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, y su igualmente incompetente e incapaz Secretario de Seguridad Pública, Contralmirante jarocho Francisco Javier Castaño Suárez, miembro de la banda borracha de funcionarios peraltistas en la que el marinero toca la corneta, el Secretario General de Gobierno la tambora y el de Salud y Bienestar Social la chirimía. Los tres alegres compadres: Pancho Javier, Arnoldo y Nacho Federico andan permanente en la fiesta disfrutando de la mexicana alegría valiéndoles una pura y dos con sal la vida, los bienes y las posesiones del pueblo al que tienen abandonado a merced de la delincuencia.

El evasivo des-gobernador viajero frecuenta que debiera atender la advertencia emitida por el Departamento de Estado del gobierno Trumpista y no volar tanto hacia la ciudad de Colima sino quedarse en las grandes urbes que disfruta tanto, brincó como cucaracha en quemazón porque la combativa y valiente abogada Martha Zepeda Del Toro le puso el cascabel al gato colocando sobre el banquetón de Casa de Gobierno en su frente a  la Avenida Galván, una fila de media docena de bultos de plástico simulando cadáveres embolsados como los cientos de reales de ellos que frente a las narices del dipsómano marino y su gavilla jarocha a diario les tiran  los malandrines,

El cevichero puso el grito en el cielo y se desgarró sus tricolores vestiduras por el atrevimiento, la osadía, que la activista Martha Zepeda Del Toro tuvo de interpretar el real y verdadero sentir de los indefensos colimeños restregándole su malestar por su gobierno fallido en el rubro de la seguridad, pero también en los de salud, transparencia y rendición de cuentas, por ejemplo.

Ante la genial y contundente acción pacífica de Martha, solamente atinó a declarar que dizque “es reprobable que se pretenda lucrar políticamente o que se quiera generar una campaña mediática en base a un tema tan delicado”, olvidándose de que fue él como candidato a la gubernatura del estado quien politizó el tema al prometerles a los colimenses que vivirían seguros si lo elegían su gobernador y, ya al frente del ejecutivo estatal,  ha utilizado la prensa a su servicio, incluidos los columnistasnachoperalta@gmail.com yreproterosnachoperalta@gmail.com para negar, soslayar y minimizar “un tema tan delicado” que tiene a su gobierno como el peor de la historia de Colima.

En lugar de aceptar su irresponsabilidad y total incapacidad de respuesta a los reclamos sociales hacia su gobierno que tiene al estado en el primer lugar nacional de violencia en el país y en la lista negra de las entidades que no deben visitar los turistas extranjeros, y por lo menos cesar ya fulminantemente a su Secretario de Seguridad Pública que lleva más de año y medio sin dar pie con bola, alcoholizado, evadido y dejando hacer y deshacer a sus esbirros que son peor que los delincuentes organizados, José Ignacio intenta sin éxito salirse por la tangente condenando junto con la prensa mercenaria a su servicio la “psicosis” según él y los suyos generada por la protesta de Zepeda Del Toro, pero nunca nada ha dicho ni hecho para paliar el pánico ciudadano por los cientos de asesinatos y  desapariciones forzadas habidos en los dos años de gobierno fallido, mucho menos de los miles de robos a casas habitación, asaltos a mano armada, levantones, etc., etc.

En lugar de condenar la protesta ciudadana, Peralta Sánchez debiera condenar su ineptitud y valemadrismo y los de sus funcionarios fracasados como  Francisco Javier Castaño Suárez y Arnoldo Ochoa González, éste viejo zorro de la política desdentado, sin garras y además cual caballo de la sabana, viejo ,cansado y sin brío. Sabes qué des-gobernador José Ignacio Peralta, mejor condénate a ti mismo en compañía de tus secretarios y de tu tía la gobernadora madre, porque ni tu nefasto gobierno ni tu corrupto periódico han sabido acreditar con hechos, resultados fehacientes,  cuentas claras y chocolate espeso, tu slogan que tanto pregonaste en campaña: “ Vivirás Feliz y Seguro”, y que sólo aplica para ti y los tuyos y tuyas, no para las familias colimenses que a diario viven una verdadera psicosis y no la que según tú y tu prensa inescrupulosa dizque generó  Martha Zepeda del Toro al manifestarse contra ti y Castaño Suárez como lo hizo.

Al igual que miles, miles y miles de familias de colimenses que sí queremos y amamos a Colima, Martha Zepeda del Toro está harta de la inseguridad y la violencia que impera en la entidad. Con las pancartas y bolsas negras simulando cadáveres embolsados que a plena luz del día y a la vista de todos coló a las puertas de Casa de Gobierno, expresó el  hartazgo por la negligencia del des-gobernador, José Ignacio Peralta; de su beodo Secretario General de Gobierno, Arnoldo Ochoa González; y de su etílico Secretario de Inseguridad Pública,  Francisco Javier Castaño Suárez. Ella y los ciudadanos que la acompañaron  manifestaron su descontento por la violencia y le exigieron a Peralta, Castaño y Ochoa,  ponerse las pilas para protegerlos, simple y llanamente ejercieron sus más elementales derechos constitucionales que tanta psicosis le generaron a los peraltistas necios que no aceptan que su gobernador no está calificado para el cargo.

¡Qué vergüenza y qué desfachatez de “Nachito” Peralta en hacer un llamado a toda la clase política y a la sociedad para que se sumen con responsabilidad a la solución de un tema que requiere soluciones integrales¡, “es decir que todos tenemos que participar en la solución del problema de seguridad”, o sea que  nosotros tenemos que hacerles la chamba a los irresponsables viles aviadores que cobran sin dar resultados: José Ignacio Peralta Sánchez, Arnoldo Ochoa González  y Francisco Javier Castaño Suárez.

¿Cuándo José Ignacio y su banda  van a ponerse a trabajar, cuándo van desquitar el sueldo que les paga el pueblo mediante sus impuestos, cuándo en lugar de excusas darán los resultados que los colimenses requieren? Político asustón, José Ignacio dice que las manifestaciones con muertos de utilería, de mentiritas, como los que le tiró en su amplia banqueta Martha  “definitivamente no ayudan, genera pánico, incertidumbre, la gente está nerviosa y este tipo de situaciones afecta el humor social y la percepción sobre esta materia”, cuando el verdadero pánico, la incertidumbre social, los nervios y el mal humor de la gente lo generan los asesinatos que todos los días se dan en el territorio que no gobierna.

Neta José Ignacio Peralta Sánchez que estás más perdido que Julio César Chávez Junior con tantas burradas que declaras, con tantas estupideces que articulas a mil por hora. La gente tiene pánico, está nerviosa y espantada desde que llegaste a la gubernatura y desde que trajiste a tu gabinete a gente del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte,  entre ellos, Francisco Javier Castaño Suárez que no ha hecho nada para que los colimenses vivan felices y seguros.

Un dato  nada nada más para encuerar a José Ignacio y la prensa a su servicio: De enero a diciembre de 2017 hubo 818 homicidios dolosos y en enero de 2018 ya van 22 achilillados. ¿Y José Ignacio Peralta Sánchez y Francisco Javier Castaño Suárez? Bien gracias, ahí pasándola. Pues ¡ah que “Nachito”, como bien lo dice la cantante regiomontana, Alicia Villareal: Te quedó grande la yegua, por ello a Colima le falta jinete. ¡Pásela bien!

José Gilberto Ibáñez Anguiano

Representante de la Asociación Regional de Periodistas, Editores, Locutores y Cronistas Deportivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.