Javier Montes Camarena

“El Congreso, que fue diseñado para el pueblo, ha caído en manos de sus patrones: los intereses especiales”

Woodrow Wilson.

 

Déjenme decirles que: Es casi imposible encontrar un Estado donde no se hallen en crisis sus instituciones y su clase política sin que tenga como fondo una crisis de legitimidad.

Una de las más graves circunstancias en la vida colimense es la simulación. No digo de esa perturbación de las buenas conciencias a la cual se refieren los “políticamente correctos” cuando piden silencio a los medios libres en la publicación del desaseo en la maiceada de tres diputados locales (Contreras, Ayala, Ceballos) de la LVIII Legislatura de lo que una vez fue un Poder libre y soberano.

Es muy pronto para predecir cuál será el alcance (en términos de opinión pública) de la desaparición de un Congreso para irse a insertar a las órdenes del Poder Ejecutivo Estatal, quien, sin duda, se servirá con la cuchara grande de la cazuela del erario, olvidándose de la rendición de cuentas.

En esta crisis de representatividad el más afectado será el Gobierno estatal ya que ha pervertido los escasos instrumentos de participación ciudadana comprando como bueyes viejos las conciencias de tres meretrices de la política, (Nico Contreras, Luís Ayala, Javier Ceballos) error, por no decir una invitación a romper con la civilidad y la institucionalidad política de otro poder.

Si el pasado no está escrito, el futuro menos, porque de otro modo y ante la circunstancia, menester sería declarar la debacle del Gobierno estatal, entendiendo por él, a lo que fue algún día la soberanía del Poder Legislativo en Colima.

Y es que error tras error, el Gobierno y su partido (PRI), sus diputados satélites del PVEM, PT y Nueva Alianza y sus tres “maiceados”, la élite en su conjunto, semejan una banda de confabulados empeñada en concretar dos despropósitos: utilizar a esta mafia de diputados levanta dedos para aviesas “tranza-acciones” y, de paso, sumar la degradación de la política. Tamaño absurdo impresiona.

Cada día, sin falta, la clase legislativa de “mayoría” comete un error, ha tropezado al pretender mandar una señal de aliento, ha incurrido en una pifia oculta, desaparecer la partida de Previsión Social múltiple que se les otorgaba (para bien o para mal) a los diputados de 68 mil pesos sin tener que dar cuentas a nadie

 Sin embargo, está buena actitud tiene sus aristas porque los legisladores priistas, el del PT, Nueva Alianza y Verde Ecologista, junto con los pirujos “independientes” recibirán puntualmente y por debajo de la mesa esos 68 mil pesos o más en la ventanilla de pagos de la Secretaría de Finanzas del Gobierno estatal. O sea, no perdieron nada, serán recompensados por sus chuecuras y su “lealtad” con dinero público.

Todo Colima sabe cuál es el precio de estos diputeibols que hoy están al servicio de otro poder, asumiendo una actitud dócil, abdicaron a su verdadera función, la redujeron al nivel de una prostituta. Dejaron de representar, de parlamentar, de legislar. Sirven a los intereses de del Poder Ejecutivo estatal, no al de sus electores, votan atentos y disciplinados a la línea dictada desde la Calzada Galván.

Medir el daño a la democracia por sus resultados, tendrá, en el mejor de los casos, solamente, un año y medio más y, ciertamente, no es el mejor momento para aplaudirlas ya que desde ahora se advierte que, en su proceder formal y sustancial estos diputadillos de pacotilla no contribuyeron a consolidar la democracia.

A mediados del año entrante (2017) cuando el juego político se empiece a calentar en Colima, se verán las magras calificaciones de estos mal llamados legisladores “independientes”, vulgares traidores, diputados vendidos, sinvergüenzas y mafiosos. Menudas marometas veremos allá por el mes de Julio del año por venir.

Como decía el Viejo don Atilano allá por los años cuarenta en el viejo puerto marinero de Manzanillo: < Con centavitos, hasta culitos de hombre >.

En fin, el 2016 está en el aire. Mejor calíbralo día a día…yo sé por qué se los digo.

Ahí se ven.

ENLACITOS

¿Y EL SECRETARIO DE TURISMO ESTATAL? ¿Alguien sabe dónde anda César Castañeda Vázquez del Mercado quien cobra como secretario de Turismo en el gabinete de José Ignacio Peralta Sánchez?

Yo se lo digo, el “Señorito” Castañeda tiene ya más de 20 días en Alemania atendiendo sus negocios personales, mientras que, con dinero de los colimenses se le sigue pagando su jugoso salario sin hacer nada.

DESMEMORIADO: Cerdo-ta-do rogelio rueda sánchez solicita que el ingeniero Enrique Michel devuelva los salarios devengados en la Osafig, se le olvida al corrupto y ladrón (por omisión) presidente del PRI rueda sánchez que él, es parte de la corrupción y el saqueo de su cómplice el exgobernador Mario Anguiano Moreno.

Vergüenza debería darle al hijo del Chato Rueda al presentarse como un imbécil al decir: “Qué él no supo quién se llevó la lana del gobierno de Mario y que firmaba sin darse cuenta de lo que se trataba”. Vaya rata.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.