Gobernador:

La diversificada  inseguridad, que vivimos hoy en día  los colimenses, nos hace pensar que algunos  integrantes de su gabinete  están trabajando equivocadamente, o de plano no trabajan en la solución de los problemas del estado y en cualquiera de los casos están cometiendo un delito, toda vez que este puede  ser por acción u omisión. El asegurar que  las victimas mortales  son delincuentes,  es un mal principio,  un concepto apócrifo,  que ofende la inteligencia de los ciudadanos;  todos sabemos que entre los muertos hay gente inocente y honorable , que le tocó estar en el lugar equivocado en el momento del ajuste de cuentas, o bien  estar frente  a una persona que bajo el influjo de enervantes, confundió el objetivo.

En cualquiera de las circunstancias no tenemos la seguridad que pregonó  en  su campaña. Tampoco, Señor,  están seguros los bienes que portamos, ni siquiera los guardados dentro del hogar, porque su personal no vigila adecuadamente el estado y los robos están a la orden del día, por desgracia muchos de los que hemos sufrido  estos agravios, no encontramos eco en sus subalternos que  procuran  justicia, cuando se tiene la suerte de atrapar al ladrón con las manos en la masa , es liberado en poco tiempo bajo cualquier argumento, haciéndonos más vulnerables  ante un  infractor  que sale con deseos de venganza.  Con qué seguridad denunciamos,  dígame usted.

Estará de acuerdo en que  parte de la solución es la recomposición del tejido social, pero para esto se requiere comunión de esfuerzos entre gobernantes y gobernados. Los padres  trabajamos  con nuestros hijos en el  fortalecimiento de la escala axiológica, los enviamos a la mejor escuela, pregonamos con el ejemplo, atendemos necesidades de vestido, sustento, diversión  etc. Y les ofrecemos una casa lo más alejado de las drogas,  para que se sientan seguros sin condiciones ansiogenas, todo  esto  cuando se tiene un trabajo;  desafortunadamente  lo primero que hizo su gobierno, en un acto de incongruencia  fue despedir personal.

Necesitamos trabajar juntos, queremos  el colima seguro de antes y vamos a luchar para conseguirlo, desearíamos que fuera desde este momento  en que ocupa el poder, queremos que nos vea, queremos  nos oiga, queremos que  responda a los reclamos ciudadanos. Otros gobiernos de tan distintos niveles como colores, están ejerciendo de forma más cercana y sensible a la sociedad, poniéndole a usted la muestra. ¿Usted cuándo?

Y ya por último:

Escuche usted nuestro ferviente anhelo: deseamos se acabe con la intimidación a los periodistas , no queremos que  el  estado se “veracruzanice”, los  de cierta edad recordamos  con desagrado, la conducta del tristemente célebre Sam López, cuando a los disidentes les  ofrecía : encierro, destierro o entierro, ese comportamiento  arcaico  propio del cerebro emocional, lo  vomitamos. Queremos  funcionarios con cerebro  racional  que  cuiden  y respeten  a todos, especialmente a los jóvenes que prometen mejorar a México. A eso le apostamos.

Dr. Ricardo Ramírez Ramírez*

*Médico Pediatra (UNAM); Presidente de la asociación colimense de los consumidores ; activista social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.