TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

Más que sabido es que el poder de decisión al interior del grupo de siete diputados locales de MORENA lo han venido disputando morenos afines al gobernador José Ignacio Peralta que hasta ahora se han impuesto a sus compañeros que luchan por su independencia ante el Ejecutivo Estatal. Estos juran y perjuran que es falso que “en el marco de un proceso democrático y de respeto, Miguel Sánchez Verduzco fue elegido como Coordinador Del Grupo Parlamentario del Movimiento de Renegación Nacional (MORENA), quien desempeñará ese cargo en la LIX Legislatura del Congreso Local”, como lo comunicó a la ciudad y al mundo su dirigente estatal Sergio Jiménez Mojado. Ellos afirman que sucedió todo lo contrario, al revés volteado, y que es imposible tapar el sol con una declaración.

Los defensores de la autonomía de su bancada aseguran que en la reunión celebrada en la sede del fracturado partido el lunes 10 de septiembre de 2018 a partir de las 17 horas, en la que participaron los siete diputados morenos electos convocados por Jiménez Bojado, hubo de todo menos democracia y respeto, sino dados cargados y presiones indebidas, y que poco faltó para que la misma terminara como el rosario de Amozoc. Y es que es mucho lo que está en juego como para que así como así acepten sin hacer gestos que su dirigente estatal se los haya llevado al baile con el carpintero peraltista cuyo historial como tal dicen que no es nada edificante sino todo lo contrario.

Si bien cierto es que no había mucho de donde escoger, se sabe que tanto morenos como petistas y pesistas ajenos a la mala influencia del colaboracionista Sergio Jiménez Mojado y su muchacho Vladimir Parra Barragán, más que encabritados están porque comprobaron que el par de oportunistas de plano le entregaron la plaza al gobernador Peralta, a quien ven que tendrá en Miguel Sánchez Verduzco a un aliado incondicional al mando en la próxima Legislatura Estatal. Están que trinan de coraje y santa indignación.

Y es que como Coordinador Del Grupo Parlamentario del Movimiento de Renegación Nacional (MORENA), por tener el mayor número de integrantes (siete) que PT (cinco) y PES (cuatro), Miguel Sánchez Verduzco gobernará a los quince, además de a los otros nueve, sin importar que haya petistas y pesistas con mucho mejores perfiles que el suyo, y no es cuestión de ostentar o no títulos profesionales, alegan, sino de acreditar una buena imagen ante los ciudadanos, ser gente de bien, presentable en sociedad.

Acusas los detractores del carpintero Miguel Sánchez Verduzco que no puede presumir de observancia al triple mandamiento Andrés Manuel López Obradorista expresado para mal en forma negativa: “No robar, no mentir no traicionar”, pues tienen muchas historias documentadas que le están saliendo a partir de haberse erigido en personaje público, y que van desde haber recibido cuantiosos anticipos por trabajos que nunca realizó (robar en despoblado) , mentir en cuanto a fechas de entrega y traicionar con ello la confianza de sus clientes en él depositada.

Todos los oficios como el de la carpintería son muy respetables, y que bueno que miembros de todos los gremios estén representados en el Congreso del Estado, pero a Miguel Sánchez Verduzco sus propios compañeros lo descalifican no por ser carpintero, sino por ser uno de plano muy trácala y, además, haber caído en los tentáculos de José Ignacio y sus amigos que en Colima controlan la franquicia MORENA, sostienen. Los vencedores de la disputa por la coordinación morenista cantan victoria porque creen que los restantes quince diputados locales que fueron postulados por la coalición “Juntos Haremos Historia” aceptarán sin hacer gestos la imposición como su pastor, de Miguel Sánchez Verduzco, pero todo puede suceder de la fecha al día 1 de octubre de 2018, y de entonces en delante.

Aceptando sin conceder que Sergio Jiménez Mojado y sus compinches lograran salirse con la suya, habría que esperar si después de tal atropello los inconformes se aclimatan o saltan las trancas para independizarse como el la legislatura por concluir lo hicieron los pridependientes Nicolás Contreras Cortés, Francisco Javier Ceballos y Luís Ayala Campos.

EL ACABO

 Menos más que, según Vladimir Parra Barragán, en MORENA no hay divisiones ni luchas por cargos sino “por causas, por principios e ideales para que se dé una transformación en el país y en el estado”. ¡No pos’ sí ¡

 Ninguna capacitación de personal hace milagros si quienes la reciben se encuentran muy lejos de los requerimientos de los cargos que van a ocupar, como es el caso de dos que tres alcaldes electos y más de una docena de diputados locales ídem.

 Lo más grave es que unos y otros, todos, creen que se las saben de todas, todas, y que no necesitan ni de capacitación ni de asesoría de ningún tipo. En su salud lo hallarán, lástima que los ciudadanos terminarán pagando las burradas resultantes de su incompetencia a todas luces manifiesta.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.