TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

 

La encargada de la ex Delegación Estatal Colima del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales en el Estado, Perla Prado Pérez, en el corto tiempo que lleva en ese importante puesto ha tratado de restablecer el orden administrativo perdido por la laxitud de quienes en el pasado inmediato dejaron hacer y dejaron pasar propiciando con su irresponsabilidad directiva irregularidades cuya corrección está causando el enojo de quienes venían disfrutando de canonjías insostenibles en estos nuevos tiempos de la Cuarta Transformación.

Todas las institución de salud del Sector Público en Colima atraviesan por una etapa particularmente complicada por la escasez de recursos económicos, el rezago que arrastran y la situación de incertidumbre organizacional que enfrentan, derivada de que todavía no se asienta el Gobierno Federal a pesar de los casi nueve meses transcurridos desde su inauguración el 01/XII/2018. Lo que es cierto para el ISSSTE también lo es para el IMSS y la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado. Ahora sí que comparten dolencias e incomprensiones.

Por primera vez en muchos años, dos  mujeres profesionistas, con vocación de servicio y compromiso social, están al frente de dos de las tres instituciones de salud en el estado: Leticia Guadalupe Delegado Carrillo en la SS y BS, y Perla Prado Pérez en el ISSSTE, colegas de Rafael Briceño Alcaraz, quien ha sorprendido con su buen desempeño al frente del IMSS. A pesar de que están haciendo sus mejores esfuerzos, los tres son clientes frecuentes de las pandillas de francotiradores afortinados en las redes sociales que viven del escándalo y la descalificación sistemática altisonante.

Lo mejor que deben hacer los tres funcionarios públicos mencionados en el párrafo anterior es poner oídos sordo a las acusaciones infundadas de  quienes ven irremediablemente perdidos sus privilegios como ocupar cargos directivos sin tener el perfil que los mismos demandan, en horarios a su modo que hacen incompatible el desempeño de sus labores por no coincidir con los del personal al que deben atender, pues mientras unos laboran sábados y domingos , otros lo hacen de lunes a viernes.

Tanto la parte patronal como la representación sindical del ISSSTE Colima coinciden en la necesidad de poner orden y concierto en todas  sus áreas de trabajo, pues la situación por la que atraviesan no es como para quemar la escasa pólvora en infiernos; al contrario, reclaman la colaboración de todos. Ejemplo de esa coordinación armónica  es la decisión consensuada entre ambas de corregir una situación anómala que se venía dando en la Clínica Hospital “Miguel Trejo Ochoa”, concretamente en la Coordinación de Enseñanza e Investigación donde su titular carece del perfil que tal cargo requiere e incumple la compatibilidad de horarios para dirigir los programas de enseñanza para médicos y enfermeras, principalmente,  y asesorar proyectos de investigación, pues de lunes a viernes labora en el Instituto Mexicano del Seguro Social, y su asistencia al primer centro de trabajo, la  Clínica Hospital “Miguel Trejo Ochoa”, es los fines de semanas.

“No te acabes ISSSTE”, gritaban todavía hace poco quienes lo saquearon hasta decir basta. No se lo acabaron pero sí afectaron seriamente su capacidad de respuesta a las sentidas demandas de atención de sus derecho habientes. La época de las vacas gordas en tan noble organismo han quedado atrás para no regresar jamás. En su lugar han llegado la austeridad y el manejo eficiente de sus recursos organizacionales, humanos, financieros, materiales y tecnológicos, para enfrentar con éxito el reto de lograr más con menos. Entre mejor y más rápido lo entiendan los prestadores de sus vitales servicios y los beneficiarios de los mismos, más terso y llevadero será el tránsito de la bonanza a la escasez.

 

EL ACABO

 

  • Por conveniencia propia, la sociedad colimense debe respaldar todos los esfuerzos encaminados al mejoramiento de sus instituciones de salud, públicas y privadas.

  • Es tiempo ya de que el gobernador José Ignacio Peralta le cambie a Leticia Guadalupe Delegado Carrillo el estatus de encargada a Secretaria de Salud y Bienestar Social; y de que los directores generales del IMSS e ISSSTE le den nivel y definitividad a los nombramientos de sus representantes en en estado.

 

 

 

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.