“Cuando la política deja de satisfacer las necesidades de una sociedad, su decadencia comienza con la irreverencia”

                Popular.

Javier Montes Camarena  * Locutor y Periodista *  <>  www.enlacemanzanillo.com

Déjenme decirles que: Algo anda mal cuando la participación ciudadana no rebasa la condición de intento o, peor aún, de queja o de lamento…y al Gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez le regocija la impotencia de los colimenses.

Esa circunstancia que la élite política celebra como ocasión para hacer de la administración de Nacho Peralta una verdadera agencia privada de colocaciones, donde caben, homosexuales, ladrones, corruptos, sinvergüenzas, alcohólicos y “amorcitos”, para imponer decisiones a capricho o para cometer impunemente fechorías que ya prefiguran un mal desenlace.

Así, la ciudadanía de Colima sufre una paradoja: puede transparentar la homosexualidad, la corrupción, el abuso, las borracheras de Arnoldo Ochoa y las raterías de sus gobernantes, pero no corregirlas ni sancionarlas.

Puede exhibir en flagrancia o denunciar en segundos el tráfico de influencias, abusos y fechorías del Gobernador Nacho Peralta y sus funcionarios cómplices, pero, sin fuerza ni organización, a su ánimo lo frustra la complicidad de la clase política priista para encubrir o tolerar esos excesos.

Esa contradicción, en el campo ciudadano se traduce en un sentimiento de frustración e impotencia; en el campo de la élite política priista se significa en actos de cinismo e impunidad como el que cometieron el Gobernador Nacho Peralta y el presidente del PRI estatal rogelio rueda Sánchez al desaparecer más de 16 millones de pesos que se iban a utilizar en el nuevo edificio priista.

Hoy, los abusos en el Gobierno de Colima, sus joterías y sus corrupciones son cada vez más transparentes…pero nada más.

José Ignacio Peralta Sánchez es la rutina de la corrupción llevada hasta el delirio. Un ladrón ordinario que lo único que lo separa de otros ladrones es su cinismo.

Sus reglas están hechas para la arbitrariedad y sino, pregúntenle a los mil quinientos priistas que fueron engañados con una tarjeta de débito que tendría mensualmente siete mil pesos, nunca hubo deposito alguno y diez millones 500 mil pesos mensuales siguen parando en los bolsillos del Gobernador y sus cómplices del PRI a los que a veces se le paga con vales de gasolina del Gobierno de Colima.

Nunca ha sido aclarado el hurto denunciado por los propios priistas.

Colima está fuera de control, no hay gobierno, hay mamarrachos faltándose al respeto ellos mismos, los ciudadanos se sienten defraudados cuando acuden a un centro hospitalario y se enteran que hay trabajadores laborando bajo una energica protesta ante la carencia de material de curación, no hay medicamentos, no hay quimioterapias para los niños con cáncer, los laboratorios no funcionan, no hay servicio de rayos X, no hay personal, no hay consultas médicas, el sector salud colapsado por una sencilla razón, el Gobernador de Colima Nacho Peralta se roba el dinero del sector salud ¿O habrá otra explicación? ¿Esto no conduele al sinvergüenza de Nacho Peralta?

El problema es grave porque algo se pudre en lo más profundo del corazón y de las almas de los colimenses que ya no creen (nunca han creído) en José Ignacio Peralta Sánchez y en su gobierno ladrón y corrupto, ineficiente, insensible y vulgarmente frívolo.

Para nadie es una sorpresa la desviación de recursos públicos a empresas fantasmas por más de 15 millones de pesos para apoyar a su partido el PRI en varias descaradas maniobras dignas de ladrones como “Chucho el roto”.

El Gobernador de Colima es un político que jamás tendrá la aprobación de las personas honradas de Colima, por una sencilla razón, carece del mínimo decoro de la gente decente, digna. Nacho Peralta va por la vida pudriendo la tierra de Colima y plagando de fétidos olores el aire, haciéndolo irrespirable.

Ahí se ven.

ENLACITOS

Dignidad: Por lo mostrado por el periodista Horacio Archundia en su cuenta de Facebook sobre desdeñar el ofrecimiento de la comuna porteña para ocupar la plaza de Cronista de la Ciudad, Horace, mostro Dignidad, se vio pleno y dejó en claro que las estupideces y las amenazas de la AFI- Morena (Griselda Martínez) no lo amedrentaron.

Bien por Horacio al no aceptar estar bajo las enaguas hediondas de la tal Griselda.

Corruptos de la API: Son tres los socios corruptos en los terrenos de la APIMAN: Ovidio Noval, Hernán Cisneros y Patricia Flores, estos tres andan de titiriteros ofreciendo pan y circo a los manzanillenses para desviar la atención de sus raterías.

Ficha perredista: La incendiaría secretaria del Ayuntamiento Martha Zepeda del Toro se viene exhibiendo no solo por su afición a los buenos tragos, sino, como una usurpadora de funciones en las sesiones del Cabildo, obrando con premeditación, alevosía y ventaja, torciendo las leyes para su beneficio, mostrándose irrespetuosa, prepotente y majadera con las señoras y señores regidores.

La Zepeda del Toro no es apta para estar en la Secretaria del Ayuntamiento en Juárez 100, lo suyo es “sembrar” inestabilidad y terror, su perversidad no tiene límite.

Me puedes leer en: www.colimaxxi.comwww.lealtad.com – ipuntocom.mx – lineasdelgadas.com – manzanillo.port.mx.com –  G8 Independiente.

 

Javier Montes Camarena

Locutor y Periodista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.