“El Burladero” por Fernando Herrera

No es para nada extraño que en nuestro sistema electoral los partidos políticos decidan ir en coaliciones ante una contienda a fin de captar el mayor número de sufragios, recordemos que el primer presidente de un partido distinto al PRI, Vicente Fox, llegó mediante una alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM); y con la excepción de las elecciones del 2006, las llevadas a cabo en el 2012 y 2018 fueron también victorias de una coalición.

La mayoría de las alianzas electorales no se hacen en una igualdad de condiciones, por lo general siempre existe un partido dominante que aporta la mayoría de la votación y controla la mayor parte de los cargos, se puede pensar incluso en este escenario como el de un matador mientras que los partidos menores solo son parte de su cuadrilla.

Hemos visto casos de competencias electorales que han sido ganadas gracias a la pequeña cantidad de votos que otorgan los partidos menores, en Puebla durante la elección extraordinaria del 2019 el partido Morena hubiera perdido la gubernatura ante el PAN de no haber sido por su alianza con el PT y el PVEM, también recordemos que en colima el PRI consiguió tanto en la elección ordinaria y extraordinaria la victoria por los votos aportados de sus partidos aliados.

Observando esta medida que otorga nuestro sistema electoral entendemos su utilidad práctica, y aunque no sea tan vital en nuestro aparato gubernamental presidencialista como lo puede ser en uno de corte parlamentario, es innegable que ha rendido frutos en varias ocasiones como en los gobiernos donde el partido del ejecutivo no logra un control mayoritario en el poder legislativo, pero no entraré de lleno al tema de las negociaciones parlamentarias.

Lo que extraña de estos métodos es sin lugar a dudas el perfil de los partidos que deciden en conjunto buscar el voto, uno lógicamente pensaría que se unirían aquellos con una ideología similar, como lo ha sido la anterior unión de los partidos PRD y PT, ambos de izquierda; otra coherente coalición se dio con el PAN y el PVEM, este último no cuenta en realidad con un perfil ideológico fuerte y por ello ha logrado adherirse a distintas organizaciones a la hora de buscar el sufragio. Es de resaltar que por lo general los partidos pequeños usualmente no buscan el control del poder ejecutivo, su objetivo es contar con una presencia parlamentaria significativa para tener relevancia en la negociación.

Retomando el tema de los perfiles, es muy interesante cuando se logran estas cuadrillas peculiares, estas alianzas anti natura que en desesperada busca por cooptar el poder público se llevan a cabo, el ejemplo más claro se ha dado desde el 2015 en la infame, aunque fructífera, alianza PAN-PRD, en la cual las antítesis personificadas en un partido de izquierda y uno de derecha se unieron para un objetivo común aunque esta haya sido contraria a las bases de los partidos (pero es entendible por qué el moribundo PRD buscó esta unión). Otra coalición que da mucho que pensar fue la que se llevó a cabo entre Morena y el PES, siendo el primero una organización que orgullosamente se jacta de sus fundamentos de izquierda mientras que el difunto Partido Encuentro Social tenía sus orígenes, al igual que su actuar sucesor, en el impulso dado por los evangelistas.

En colima se ha corrido la voz sobre algo que incluso a principios de año era impensable, hablo de la posible alianza entre el PRI y el PAN, acérrimos rivales electorales en la entidad. A mi parecer si se llega a dar esta coalición se estaría probando nuevamente la crisis de nuestro sistema de partidos, vemos que básicamente todos se encuentran sin una identidad que lleven a la práctica, las alianzas solo para obtener el poder por el poder terminarán guiando a la ciudadanía a una nueva decepción ante las organizaciones que deberían representarlos, concluyo a la espera de que los partidos se tomen en serio sus principios y eviten formar convenios electorales sin pies ni cabezas como se ha venido haciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.