TAREA POLÍTICA – José Luís Santana Ochoa  

Si, como afirmó en su reciente visita de promoción  a la entidad como aspirante tricolor a presidente de la República 2018-2024 , el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong , “las acciones y estrategias coordinadas en materia de seguridad aplicadas en las entidades federativas han dado resultados favorables y han sido y seguirán siendo apoyadas por el Gobierno de la República”, ¿Qué sucedió entonces en Colima durante la primera mitad del sexenio peñanietista y segunda del anguianista que provocó el estallamiento de la violencia en  este sangriento año 2016?

La exhortación que el presidenciable funcionario a quien traen como perico a toallazos los defensores de los derechos humanos de todos lares, incluyendo gobernantes de países extranjeros que sí los respetan, Osorio Chong, le hace a José Ignacio Peralta “a continuar con la estrecha colaboración que han mantenido( los gobernadores) con la Federación con el propósito de abatir los índices delictivos en esta región y, a su vez, establecer medidas y programas de prevención para fortalecer la reconstrucción del tejido social, es la misma que hace más de tres años le hiciera a Mario Anguiano. Los resultados están a la vista de todos.

Muy diplomático, el responsable de la seguridad interna del país que está pa’ llorar les reconoció a los gobernadores del occidente de México, entre ellos Peralta, “el trabajo que realizan y reconocer el trabajo que realizan los ejecutivos estatales, la estrecha coordinación que mantienen con el Gabinete de Seguridad para atender las necesidades de los habitantes de la zona occidente del país”, para luego decirles que “aún con los avances (¿cuáles?) que se presentan en la zona, es necesario continuar trabajando de manera coordinada para garantizar la seguridad y recuperar los espacios públicos para los ciudadanos”. Lo único rescatable de su rollo auto complaciente es que ya no le echa la culpa al ex presidente Felipe Calderón Hinojosa de los miles de muertes violentas habidas en el país en los primeros tres años 5 meses que van del mal gobierno de Enrique Peña.

En la misma tónica de “todo está bajo control”, Osorio Chong se aventó la dominguera al presumir que “a través de la cooperación de los tres niveles de gobierno se fortalecen las instituciones y se brinda a los mexicanos un estado de bienestar”, como las y el que han tenido los colimenses en el periodo durante el cual ha fungido como Secretario de Gobernación y sus compañeros de partido Mario Anguiano y José Ignacio Peralta como gobernadores del estado.

Para no desentonar, el Procurador de Justicia, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, sostiene  que “nunca seremos rebasados por el crimen”  (¿más?), pero ante la terquedad de los hechos, tiene que reconocer que “es innegable que hay una espiral de violencia en materia de seguridad, en algunos delitos de alto impacto, debo de decirlo que el señor gobernador tiene una gran preocupación y lo ha estado atendiendo el tema”, atención que, por cierto, no ha pasado de culpar de todos los males de Micaela a quienes desgobernaron Colima en la decena trágica 2005-2015, Jesús Silverio Cavazos Ceballos y Mario Anguiano Moreno, villanos favoritos de los ultras peraltistas que no cejan de echarle de todo la culpa a Layún que no es otro que Mario Anguiano Moreno.

 “Tenemos que ser realistas, es un tema que no surge de algunos días a la fecha, ustedes saben, desde hace algunos años (cuando imperaron Jesús Silverio Cavazos Ceballos Anguiano y sus pandilleros, y en últimos tres y medio de Enrique Peña Nieto y Miguel Ángel Osorio Chong)  se habían presentado fenómenos delictivos que se iban incrementándose (sic), pareciera que no fueron atendidos puntualmente. El señor gobernador retoma el cargo y está dando una lucha frontal contra este fenómeno delictivo ¿En cuánto tiempo veremos resultados? Lo que pasa es que tenemos diferentes estrategias a corto, mediano y largo plazo”, y a largo plazo todo se pierde y olvida, habría que precisar.

EL ACABO

  • Los “políticos, empresarios y comunicólogos” que aplaudieron a rabiar a los titulares de los nefastos regímenes de Jesús Silverio Cavazos y Mario Anguiano, son los mismos que ahora le echan porras como colegialas a José Ignacio Peralta. ¿O no?
  • ¿Sólo los diez años y medio anteriores de gobiernos estatales priistas han sido de “corrupción, saqueo y frivolidad”, ya se les olvidó que Colima se empezó a chingar con Elías Zamora Verduzco como gobernador? No la chiflen que es cantada.
  • José Ignacio ya agotó el pretexto de culpar a Mario “Layún” Anguiano Moreno de todos los males de Micaela. ¿Qué sigue? Los cambios de quienes llevan ya seis meses en sus cargos sin dar pie con bola.
  • Enero, 30 asesinatos; febrero, 47; marzo, 55; abril, más 60. Sin comentarios.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.