José Luis Santana Ochoa

TAREA POLÍTICA-José Luís Santana Ochoa.

 

Así son las que resultan en las nominaciones de los candidatos a senadores de la República por los partidos de verdad protagonistas, competitivos, que en la próxima elección presidencial serán el Movimiento de Regeneración Nacional, Acción Nacional y Revolucionario Institucional, en ese orden. Quienes resulten embestidos para la grande tendrán mano en la conformación de las listas nacionales de los muy atractivos premios que pueden llegar a ser, si llegan a ganar los agraciados, las curules en el Senado de la República. El peso que los comités directivos estatales tienen en tales decisiones es meramente marginal, no más allá de su disciplinada aceptación de las mismas.

Por su condición de género, el haber ganado la alcaldía de Cuauhtémoc en 2012,  obtenido una muy buena votación en el Primer Distrito Electoral Federal cuando en 2015 fue derrotada por el priistas Enrique Rojas Orozco, y tener la bendición de José Ignacio para incorporarse en cuerpo y alma a la causa lopezobradorista, Indira Vizcaíno Silva tiene todo a su favor para que su nombre y fotografía aparezca en las boletas electorales, que lo haga en un lugar de privilegio de la lista de candidatos morenistas plurinominales es mucha inflación. A la atractiva dama pudiera escoltada por el general Gallardo.

Por el PRI  de Carlos Salinas De Gortari, Ximena Puente De La Mora podría encabezar una “bonita” fórmula tricolor con el todavía joven galán José Manuel Romero Coello como acompañante que sería muy atractiva para las revistas locales de sociales. El odio jarocho que le profesa el tío editor de José Ignacio Peralta es clara señal de que ve fuerte al Director del Instituto Mexicano de la Juventud. Como las damas son primero, Ximena iría a la cabeza de la pareja tricolor.

También pudiera acompañar a  Ximena el ex diputado local de mayoría relativa, ex alcalde de Villa de Álvarez y diputado por el Primer Distrito Electoral Federal, Enrique Rojas Orozco, quien comparte con José Manuel  las mismas malquerencias del tío editor de José Ignacio Peralta, lo cual constituye una fortaleza ante los electores que rechazan sus afanes  protagonistas en la vida pública del estado. Su probada competitividad electoral es su mayor fortaleza para ser considerado para una contienda a nivel estatal.

Si el candidato a presidente de la Republica por el PAN resulta ser su actual dirigente nacional  Ricardo Anaya Cortés, el alcalde de Coquimatlán, Orlando Lino Castellanos; y como externo el Delegado en Colima de Banobras, Omar Magaña Ceballos, podrían ser considerados para la fórmula de candidatos al Senado. Para  cubrir la cuota de género más que apuntada está la ex diputada local de mayoría relativa y diputada federal plurinominal en funciones, la porteña Gretel Culin Jaime. Si en lugar de Anaya Cortés el candidato del PAN a la presidencia de la República resultara ser el prianista metro sexual Rafael Moreno Valle Rosas, lo acompañarían como candidatos a senadores la alcaldesa de Manzanillo, Gabriela Benavides Cobos;  y el más priista de los panistas, Pedro Peralta Rivas.

Los altos mandos nacionales de los partidos mencionados en el primer párrafo y sus respectivos candidatos presidenciales podrán nominar candidatos a senadores por Colima y las demás entidades federativas a quienes tengan a bien, pero si no eligen a los que les garanticen la más alta rentabilidad electoral, en las urnas pagarán las consecuencias el primer domingo de junio de 2018. Al tiempo.

EL ACABO

  • El ex priista, ex panalista, ex panista y pridependiente Nicolás Contreras Cortés, que puesto y dispuesto está a cambiar otra vez de chaqueta con las siglas y colores del partido que lo haga candidato a presidente municipal de Colima, anda como la zarzamora: Llora que llora por los rincones de Palacio de Gobierno y Casa de Gobierno sin poderse consolar porque su jefe José Ignacio Peralta no le tira ni un lazo, no lo pela, sólo le manda su maíz con el todavía Secretario General de Gobierno, Arnoldo Ochoa González. Lo que tiene compungido al travesti de la política colimota es que Nachito no le asegura que será suya y de nadie más la por él tan ansiada candidatura. Tan destrozado de los nervios está el tipo que anda buscando ya la puerta verde del tucán.
  • Si al diputado contreras no lo pela JIP, cuantimenos a sus compinches pridependientes Javier Ceballos Galindo y Luís Ayala Campos. El trío se resiste a entender y a aceptar que sus servicios como mercenarios al servicio de la causa perdida peraltistas ya les fueron pagados en efectivo, con cash, dijera Ernesto Zedillo Ponce de León.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.