TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

 

Nada bien le ha ido a últimas fechas al muy venido a menos Secretario General de Gobierno de Colima, Arnoldo Ochoa González. Desde su debut como tal, evidenció su desfasamiento de los nuevos tiempos y formas políticos. Quizá con menos años encima, no tan traqueteado, no lo hubieran sacado de sus casillas los diputados locales como lo hicieron la semana pasada cuando compareció ante ellos, ni hubiera aceptado sin hacer gestos el achicamiento de su cargo al sacarse de la maga José Ignacio Peralta la creación de la Secretaría Técnica de Enlace Gubernamental cuyo primer titular es nada más ni nada menos que el porteño Nabor Ochoa López. Ahora sí que “La edad se le vino encima sin carnaval ni comparsa”. Los años no perdonan.

“Nos preocupa su actitud ante los feminicidios cuando el estado fue el segundo lugar nacional de enero a julio de 2018, con una tasa de 2.07 casos por cada 100 mil habitantes (…) Son declaraciones vergonzosas para un funcionario de su categoría, que muestran misoginia y un total desinterés ante mujeres que de esta manera están siendo revictimizadas”, fue el dardo que le lanzó a Arnoldo Ochoa González el diputado de MORENA Vladimir Parra Barragán y cuya respuesta rsultó totalmente desafortunada. No supo dejar pasar la bola caliente y calló en las redes el viejo león.

“La problemática de inseguridad que aqueja a la entidad no se va a resolver con confrontaciones o fracturas y menos queriéndose lucir en un micrófono o en una denuncia a medios de comunicación.  Se extralimita, diputado, y lo entiendo. Creo que eso no lo hace mejor diputado o un gran político como cree. Ya pasó esa etapa de dureza, tenemos que hacer puentes, tenemos que ser tolerantes, soy tolerante, pero no hay que extralimitarse, espero que más delante sea más tolerante y entendamos que la situación de seguridad es un tema de todos, no sólo del gobierno estatal”, sacó desde su muy dolido pecho el hipersensible político colimeño que ya no está para estos trotes.

A pesar de su tan loado por sus porristas colmillo político, Arnoldo se le puso de pechito al extralimitado Vladimir que aprovechó esta calificación para interpretarla como amenaza: “Ya cambió el tiempo, usted no va a decidir cómo tenernos en el Congreso, va a haber diálogo de respeto, va a haber diálogo de ida y de vuelta. Le voy a decir una cosa: no me extralimito y espero que usted no me esté amenazando, porque va a ser el primer responsable si algo sucede hacia mi persona”. ¡Le salió respondón el muchacho y nada dejado.

Además del tema de violencia de género, a  AOG los diputados le surtieron por la fallida estrategia de seguridad, el asesinato de la directora de Seguridad de Armería, la violencia de género, los terrenos de la Calzada Galván, la caseta de Cuyutlán y hasta por su modito de andar. Como las desgracias nunca llegan solas, después de la paliza que los diputados le propinaron en el Congreso del Estado, lo degradó su jefe quitándole carne a la SGG dejándole solo huesos y pellejos. El puro esqueleto de lo que alguna vez fue.

“Conducir y establecer las relaciones políticas del Ejecutivo del Estado con el Gobierno Federal, así como con el Poder Legislativo y los ayuntamientos”, son las responsabilidades que el tío del gobernador le ha asignado al flamante nuevo secretario técnico. “Por la interpretación que dan los medios a las responsabilidades del nuevo funcionario estatal, el gobernador Peralta acaba de crear, sin recurrir a reforma constitucional o siquiera a una reestructura del organigrama, el cargo de jefe de Gabinete”, apunta certero Adalberto Carvajal Berber. También, sin necesidad de correrlo, de un nombramiento sacó José Ignacio de la jugada a Arnoldo, habría que apuntar.

Arnoldo Ochoa González es el responsable de la degradación técnica y política de que ha sido objeto. No quiso retirarse a tiempo del cargo donde nunca funcionó. Si en lugar  de haberse aferrado como náufrago en alta mar a la Secretaría General, se le hubiera puesto a José Ignacio blandito y cooperando ahuecando el ala sin aspavientos, no estaría ahorita sufriendo trato tan indigno, pero leal hasta la ignominia, ahí seguirá hasta que termine el sexenio peraltista. ¿O no?

 

EL ACABO

Para el diputado Parra, fue “un mal chiste” que el Secretario General de Gobierno, Arnoldo Ochoa González,  reconociera, tres años después, que la estrategia de seguridad no funcionó. A esa declaración debería haber anexado su renuncia”. ¡No pos sí¡

Negar la existencia del problema de la violencia desatada en la entidad, minimizarla y reducirla a una simple guerra entre cárteles de la droga con puros muertos fuereños, fue la estrategia inicial del Secretario de Gobierno que perdió tiempo valioso haciéndose como el tío Lolo.

Oportuna, eficaz y apegada a los protocolos en la materia fue la detención de golpeadores al servicio de la concesionaria de la caseta de Cuyutlán el domingo anterior, por parte de agentes de la Fiscalía General del Estado.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.