Circula en redes sociales un video que cuenta con más de 31,000 mil reproducciones y ha sido compartido 1.4 mil veces, en donde un joven denuncia que al ir a cargar gasolina se percata que le estaban abastecimiento de menos y le estaban cobrando de más. Al negarse a pagar, encargados del establecimiento solicitaron la intervención de elementos de seguridad pública. Los cuales denuncia llegaron en forma prepotente y amenazante, intimidando al usuario.

A continuación se comparte integra toda la publicación:

ME ROBAN Y YO VOY A LA CARCEL

El pasado sábado 1ro de junio de 2019, fui robado y todos estamos siendo robados por la gasolinera de Tecoman frente al árbol de limón, el árbol de la vida. Al igual que otros días, acudí a la mencionada estación de servicio propiedad de GRUPO GARTECO para adquirir combustible como cualquier otro ciudadano, sin embargo; en esta ocasión llevé un bidón de 20lts el cual uso en la construcción de la cual soy responsable. Pedí 60 litros de gasolina MAGNA (verde), 40 litros para la camioneta y 20 más en el recipiente, los cuales fueron suministrados de esa manera (2 servicios, uno por 40lts y otro por 20lts) cuando la maquina/bomba termina de suministrar los últimos 20lts me percato que el líquido dentro del bidón no se acerca siquiera a la marca que este tiene de “20L” (Imagen 1 e Imagen 2) a lo que cuestiono a la señorita encargada de la bomba y ella a su vez me redirige con el gerente que responde al nombre de José (Imagen 3).

Cuando tengo la oportunidad de hablar con José, le comento sobre la situación y él se muestra con una actitud engreída y altanera con la cual intenta callarme y obligarme a pagar el líquido que no fue suministrado. Le mencione que no sabía qué pasaba con sus maquina pero mi recipiente me marcaba una cantidad distinta que la de su bomba a lo que su respuesta fue “¿eres experto en bomba de gasolina o qué?” a lo que no respondí por no caer en provocaciones, él continuó con algunos argumentos y excusas del por qué la discrepancia, una de ellas fue que el bidón se expande lo cual, tal vez tenga sentido pero no justifica la diferencia total entre la máquina y el recipiente (más de 1lt). Le propuse a José pagar lo justo, 57 de los 60 litros “suministrados” ya que aproximadamente fue lo que se me proporcionó, a lo que el gerente se negó rotundamente y decidió llamar a la “Justicia” (Policía) por lo que decidí documentar la situación y grabe el Video 1.

Los oficiales llegaron a los pocos minutos de ser llamados demostrando que SI pueden acudir al servicio de manera rápida solo que otras veces deciden no hacerlo. 3 oficiales municipales llegaron en la patrulla H042 a cargo del comandante Mariano Luna Leyva (Imagen 4) quien se mostró molesto y enojado desde el momento en que llegó a la zona (lo noté en su voz y lenguaje corporal). De inmediato se pusieron a la orden del gerente (no $e por qué) y con actitud amenazante y con abuso de autoridad intentaron intimidarme para que pagara el combustible que no me fue suministrado, a lo que seguí negándome. Al final, ante la actitud desafiante de los policías decidí subirme a mi vehículo para grabar la situación (Video 2 y Video 3) y al cual no están autorizados los oficiales para ingresar y sin embargo lo hicieron violando mis derechos.

Al final los policías me bajaron violentamente de mi vehículo por lo que no me resistí al arresto por miedo de la brutalidad policiaca por la cual son famosos nuestros policías. Una vez abajo y cooperando con el arresto el comandante Mariano Luna Leyva me golpeo en las costillas (no sé con que fin si no me estaba resistiendo) y me subieron a la patrulla en cual fui trasladado a la cárcel. Estando en la cárcel presencié la brutalidad con la que tratan a algunas personas arrestadas, vi como un policía joven (alrededor de 25 años) golpeó brutalmente a una persona de la 3ra edad que al parecer padecía de sus facultades mentales. Después de tres horas en la celda y 3 más con la Juez, pude salir tras el pago de una multa y mi vehículo se me fue devuelto el mismo día con la condición de la Juez de que firmara con convenio para no presentar denuncia de cualquier tipo por la violación de mis derechos en contra del comandante, es decir; fuí chantajeado por un ente superior a los policías.

Hay 3 cosas en las cuales quiero resaltar:

-Mi molestia no es por 3 litros de gasolinas robados a mi persona, mi molestia es por el robo que la Gasolinera del GRUPO GARTECO hace día con día a la población de Colima y a los turistas que visitan el estado. Ya basta de exprimir y robarle al pueblo sin consecuencias para los delincuentes.

-La actitud de la policía municipal de Tecoman y de todos lados, debería de ser de protección al ciudadano común y no de respaldo hacia las empresas ladronas.

-La actitud chantajista de la Juez en el juzgado.

Posted by Ivan Patiño on Tuesday, June 4, 2019

Posted by Ivan Patiño on Tuesday, June 4, 2019

Posted by Ivan Patiño on Tuesday, June 4, 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.