Rogelio Guedea

PARACAÍDAS por Rogelio Guedea.

 

No hace mucho escribí sobre la importancia de no designar para colima un Fiscal Carnal, por los riesgos sociales que esto implicaría,  y ahora, a poco más de un mes de eso, se ha llegado el momento de concretar este nombramiento. Aunque el gobernador Nacho Peralta tiene la facultad de designar al Fiscal General del Estado, figura que incluye a su vez dos fiscalías especializadas: la de combate a la corrupción y la de delitos por razones de género y trata de personas, el mandatario ha optado por someter a consulta popular dicho nombramiento,  sobre todo por parte de aquellas asociaciones o gremios sociales bien establecidos y con legitimidad para proponer a los candidatos con mejores perfiles, lo anterior derivado precisamente de la presunción de que el Ejecutivo estatal se alce con un Fiscal Carnal. La consulta popular, si es legítima, puede realmente arrojar información relevante sobre quién podría tomar esta trascendente responsabilidad para nuestra entidad, pues hay abogados colimenses capaces para tal labor, sobre todo pensando que las experiencias pasadas en este rubro fueron, por decir lo menos, catastróficas. Por el contrario, si la consulta es nada más una argucia del mandatario para legitimar un nombramiento que hará estirando el dedo índice, entonces no tendría ningún caso generar desgaste entre las diferentes organizaciones que presentarán sus respectivas propuestas, porque se crearán animadversiones innecesarias y se dividirá a los diferentes gremios de abogados. Se le ha criticado duramente al actual encargado del despacho de la Procuraduría General de Justicia de Estado, Gabriel Verduzco Rodríguez, no ser apto para el cargo de Fiscal, pero yo he visto en estas acusaciones más inquinas personales que una valoración real del trabajo desempeñado hasta hoy por Verduzco Rodríguez, quien, por cierto, tiene una larga trayectoria en la Procuraduría General de Justicia, lo que le ha permitido conocer muy bien su problemática, es colimense y además cuenta con arraigo consolidado en el medio de abogados. Sería muy ingenuo pensar que el grueso de la ciudadanía puede hacer una valoración cabal sobre un ámbito tan complejo y en el que se puede uno encontrar con ponderaciones carentes de sustento, de modo que el gobernador Nacho Peralta debe agradecer todas las propuestas que reciba, sí, debe estar cierto de la crisis de violencia e inseguridad que vivimos y debe, finalmente, tomar una decisión sobre la cual prive el bienestar de la sociedad y no su propio beneficio. La designación del Fiscal General es, en este momento, el nombramiento más importante que tiene en su haber (aunque cambios en su gabinete exigen urgencia), así que errar en esto no sería más que reafirmar la larga lista de errores que se han cometido desde que inició su gestión. Esperemos, pues, que el gobernador tome con la seriedad y el rigor que el caso requiere en qué manos pondrá la paz y la tranquilidad de los colimenses.

Rogelio Guedea

rguedea@hotmail.com

@rogelioguedea

www.facebook.com/rogelioguedea

www.rogelioguedea.com

Rogelio Guedea

Poeta y académico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.