Alex Berber
Comm Politics
 
            Hay una gran molestia en los burócratas del Gobierno del Estado de Colima por las afectaciones que dejó el gasolinazo de este arranque de 2017 directamente a sus bolsillos, e incluso a sus puestos de trabajo.
 
            Después de que la semana pasada, en CARVAJALBERBER dimos a conocer que 88 becarios de la Secretaría de Cultura fueron desprovistos de sus contratos con dicha dependencia, ante la extraña desaparición de 1.3 millones de pesos con los que se les iba a pagar, los escándalos por los despidos o las recisiones de contratos con diferentes dependencias estatales continúan, explotando en el arranque de esta semana con el despido injustificado de 24 trabajadores del Instituto de Atención a los Adultos en Plenitud (IAAP), que laboraban en diferentes oficinas de la entidad, tema por el que el director de este instituto, Oscar Gaitán Martínez, ha hecho mutis.
 
            Y es que todo parecer indicar que el gasolinazo afectó demasiado las de por sí demacradas arcas del Gobierno estatal, más de lo que nos habían inferido, tanto el Gobernador, Ignacio Peralta, así como el flamante Secretario de Administración (¿y Gestión Pública?), Kristian Meiners Tovar.
 
            Pues para que se den una idea de cuán hambreadas están las arcas estatales, me comentan que desde principios de este año, la Secretaría de Administración y ¿Gestión Pública? (SAGP) “centralizó” toda la nómina de los Organismos Públicos Descentralizados, extralimitándose en las funciones que la Ley Orgánica de la Administración Pública Estatal le confiere a dicha Secretaría.
Visto desde el mismo interior de la administración peraltista, lo anterior refleja un movimiento apresurado y recaudatorio a costa de los trabajadores, ya que se pretende no dejarle a los Organismos Públicos Descentralizados ni los intereses que la nómina pudiera generar al estar en las cuentas bancarias de dichos organismos, dejando nuevamente a la vista la urgencia del secretario Meiners, y su aliado, el Secretario de Planeación y Finanzas, Carlos Arturo Noriega, de hacerse de recursos. 
Aunado a eso, hay quejas en varias dependencias por disminuciones en los sueldos de los trabajadores de “confianza”, claro, los que sí trabajan, los soldados rasos, no aquellos en las altas esferas de la administración estatal. Lo peor es que, tal como el gasolinazo “nos cogió” por sorpresa (y más a los “PeñaBots”), estos despidos y descuentos salariales tomaron por sorpresa a directivos y trabajadores afectados, ya que desde la SAGP no dieron aviso ni señales de estas acciones.  
Con justificada razón, no fue muy bien recibido entre los propios trabajadores del Gobierno estatal el discurso de Ignacio Peralta respecto a las medidas de austeridad por el gasolinazo, ya que en primera instancia, faltó al legado de Mario Anguiano, disminuirle el sueldo al propio Gobernador, a los secretarios del Gabinete, solamente apelando el acabar con los gastos superfluos, como la telefonía celular.
Mientras las familias estiran su cada vez más reducido salario por el alza de la gasolina así como a los efectos inflacionarios de la misma (o se quedan sin él, como en Cultura y en el IAAP), a los que continúan adscritos a los institutos del Gobierno del Estado, les cae un nuevo golpe orquestado por Meiners, de quien por cierto, corren rumores de que a mitad del año implementará “otras estrategias” para seguir afectando el sueldo de los trabajadores de todos los organismos descentralizados.
           
            Pase de salida…
 
            El evento socio-politiqué colimilla del arranque del año fue el festejo “15×2” de la Secretaria de Desarrollo Social, Indira Vizcaíno, quien demostró seguir teniendo más vínculos con el perredismo que con el aparente “tricolor” de la administración peraltista, también manchada de prianistas en varios sectores. Pues el “gossip” colimilla estuvo excelentemente retratado en la columna “Estación Sufragio” de Adalberto Carvajal, titulada “La fiesta de nuestra señora de Cuauhtémoc”, donde entre varias anécdotas, realza la ausencia del Gobernador de Colima, y la presencia del Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles. Además de la ausencia de Nacho, hay que considerar la poca convocatoria de Indira con sus compañeros de Gabinete…
            Pase de salida 2…
Después del “bastante austero” video mensaje del Gobernador de Colima respecto a las medidas de apoyo a los colimenses por el tema del gasolinazo, ya entregó la prometida iniciativa al H. Congreso del Estado para que, en este 2017 no electoral, se reduzca en un 50 por ciento el financiamiento de partidos político, y dicho recurso se destine a programas sociales. En tanto, los cuatro partidos que tuvieron que aliarse para que ganara la gubernatura… lo mandan saludar.


Pase de salida 3…
           
            Kike Rojas hace bien en reconocer que las obras de remodelación del Centro de Villa de Álvarez son un lastre para su legado administrativo como alcalde, y que piensa tomar cartas en el asunto. Ahora, no debe quedarse en reconocimiento, debe actuar; si la actual alcaldesa, Yulenny Cortés, logra obras públicas impecables en las avenidas Benito Juárez y Pablo Silva, como ya las prometió, las diferencias entre ambas obras serán evidentes, y mortales para las aspiraciones políticas de Rojas Orozco.
           
            Pase de salida 4…
 
            ¿Alguien sabe qué pasó con el pago a los participantes en el festival del Cuento en Comala? Desde octubre están esperando el pago, y ya estamos casi en febrero. Y hablando de Cultura, ¿alguien sabe qué pasó con el Mes de la Lectura? ¿Es otra cosa que se nos fue con el caballo de Mario Anguiano?
Alex Berber

Autor del libro "El hacedor de goles ha muerto"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.