TAREA POLÍTICA- José Luís Santana Ochoa

Así anda el tremendo juez de la tremenda corte nacho-peralista diputado local Riult Rivera Gutiérrez,  presidente de la Comisión de Responsabilidades del Congreso del Estado. Creyendo  que ya la había  con la destitución e inhabilitación del alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendosa Godínez, sentencia que  le parecen justa  “en cuanto a la conducta que se está calificando, es consecuencia de las acciones de Rafael Mendoza, definitivamente, y cualquier otro actor político que trate de enturbiar esto es porque lo que estamos haciendo es sentar un precedente como lo hacemos siempre, que el político (¿Mario Anguiano Moreno y su gavilla incluidos?) que vulnere la normatividad o malverse recursos, se le castigue”, se declara más puesto que un calcetín para lanzarse a la caza del también panista presidente municipal de Tecomán, José Guadalupe García Negrete, pero los tiros le están saliendo ya por la culata.

Más peraltista que José Ignacio, el acólito de Pedro “El más priista de los ex panistas” Peralta Rivas continúa dando justificaciones no pedidas como la de que la decisión draconiana que dizque tuvieron que tomar “es legal, es justa y abona a que no haya impunidad a las violaciones a la ley por parte de los servidores públicos”, cuando es a todas luces desproporcionada y animada por los deseos de venganza política y electoral  del grupúsculo en el poder estatal, así como para allanarle el camino hacia la alcaldía cuauhtemese a la hermanita de la senadora juanita Mely Romero Celis. Todo está más claro que el agua de CIAPACOV.  Resulta inútil que el mercenario individuo niegue su papel de ejecutor de la conspiración peraltista orquestada desde Casa de Gobierno.

Desconocedor del derecho y del revés, y en su misma burda línea discursiva de tratar de librarse de la quema que se le está viniendo encima, el diputadillo que cree hacer méritos para que José Ignacio lo haga alcalde de Colima 2018-2021, mismo sueño guajiro que abriga  su camarada de padilla Nicolás Contreras Cortés, considera que “el Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Acción Nacional pudiera haber dejado solo al alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza, en su defensa jurídica, pues (resulta)  incomprensible que no hubiera impugnado la resolución de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que ordenaba al Congreso sancionarlo”, cuando él sabe perfectamente que no lo hicieron porque aceptaron el fallo sabedores de que la sanción sólo debía haberse materializado por el Congreso Local en una mera amonestacion publica o una breve suspensión del cargo, no más, como magistralmente lo sustenta la abogada Martha Zepeda Del Toro.! No es por ahí riultlito!

Por querer ganarse el cariño político de José Ignacio, el diputadillo de marras embiste a lo loco a los alcaldes panistas de Cuauhtémoc y Tecomán utilizando al Congreso del Estado para cobrarle a sus todavía compañeros de partido supuestas o reales afrentas. En sabias palabras de la abogada Martha Zepeda Del Toro, no se alega aquí que “no se violó la Ley Electoral en el caso del presidente municipal de Cuauhtémoc, quien en su momento utilizó su envestidura de presidente municipal para llamar al voto a favor del candidato Jorge Luis Preciado, sí violó la ley, sin embargo esta sanción que ameritaba tendría que ser proporcional con el hecho mismo”.

Da en el blanco Martha cuando argumenta que “en materia electoral existe el principio de la proporcionalidad que tiene que ver con la determinación de la conducta”. Y es que en Cuauhtémoc y Tecomán el entonces candidato a la gubernatura José Ignacio Peralta en la elección extraordinaria de 2016 no sólo obtuvo más votos que los que recibió en la ordinaria del domingo 07/06/2016 sino que también ganó por una mayor diferencia en su segundo turno al bat respecto al primero. Nula determinancia y total desproporcionalidad que se pasaron por el arco del triunfo los complotados peraltistas.

“El proceso contra Mendoza fue inconstitucional porque al implementar un juicio político y no administrativo, los diputados violentaron los principios de certeza jurídica contemplados en los artículos 14 y 16 de la Constitución Política y en una revisión que se haga del procedimiento se estará revirtiendo dicha sanción, e incluso con esa determinación se podría solicitar un juicio político contra los diputados porque ellos sí están atentando en contra del Estado democrático”, dispara directo y a la cabeza de los golpistas peraltistas la abogada Martha Zepeda Del Toro.

EL ACABO

  • No será la primera ni la última vez que la justicia federal le dé pa’tras a una burrada del Congreso del Estado, pero si al final de la historia los golpistas peraltistas lograran imponer sus arbitrariedades,  les asegurarán  a José Guadalupe Negrete y Rafael Mendosa Godínez una senaduría y una diputación federal, respectivamente.
  • Otro ridículo más de la prensanachoperltista@gmail.com
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.