José Luis Santana Ochoa

TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

La misión de los diputados peraltistas en el Congreso del Estado es solapar la corrupción de su patrón y funcionarios que lo acompañan. No de otra manera debe interpretarse su negativa a exhortar al gobernador José Ignacio Peralta a que transparente el uso de los recursos públicos a su cargo y los de las diversas dependencias estatales como las secretarías de Educación, Salud y Bienestar Social, Desarrollo Urbano, y Planeación y Finanzas, cuarteto que constituye la principal fuente generadora de dinero fácil para enriquecer a sus titulares y cómplices, y acumular un guardadito para financiar en buena parte las campañas electorales priistas que vienen.

A los legisladores locales peraltistas  les vale madres el  dispendio y el desvío del dinero público autorizado para la transparente adquisición de medicinas y material de curación o para obra pública. También, los evidentes hechos de corrupción registrados desde el 1 de noviembre de 2015 a la fecha por José Ignacio y su gente, buena parte de ella traída exprofeso de fuera del estado porque no confía en las ratas criollas. Tampoco las compras a sobre precio de terrenos, vehículos, insumos de diversa índole, medicamentos, material de curación, etc., los inquietan en lo más mínimo, mucho menos  el hecho de que José Ignacio y los suyos estén beneficiando con recursos y cargos públicos a sus amigos, familiares, amantes y demás yerbas.

Dizque porque según los diputados tapadera “en la administración estatal existen leyes y reglamentos que impiden malos manejos de recursos económicos”, los colimenses no tienen de qué preocuparse ni ellos razones para exhortar al gobernador a transparentar lo que también le solapan sus empleadas  la C.P. Águeda Solano Pérez, Contralora General del Estado, y  Rocío Campos Anguiano, Presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos. Por eso ninguno de ellos se ha interesado en investigar el negocio de la compra-venta de medicamentos y material de curación que hicieron Ignacio Federico Villaseñor Ruiz, Secretario de Salud y Bienestar del Gobierno del Estado, su Director Administrativo, José Julián Martínez Barreda, y el caro amigo de José Ignacio, el israelí, Efraín Hendy Zaga, a quien le entregaron 40 millones de pesos sin haber recibido hasta la fecha de él ni un méndigo mejoralito.

Para los diputados peraltistas y las damas de Contraloría General del Estado del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos, no hay nada qué investigar, así sean vox populi los “moches, entres o retornos” que negocian y recaudan desde la Secretaria de Planeación y Finanzas cuyo titular, Carlos Noriega García, concuño de José Ignacio, empeñado está en ser el próximo presidente del municipio de Colima.

Por ello, puntos de acuerdo como el presentado por la diputada local panista de mayoría relativa, Martha Leticia Sosa Govea, para que tanto el despacho de José Ignacio como las dependencias a su cargo,  “se apeguen el uso de los recursos públicos a lo establecido en las disposiciones jurídicas vigentes, ante la posibilidad de que en su administración se estén dando posibles hechos de corrupción”, tendrán el mismo efecto que las llamadas a misa. Y es que José Ignacio y sus diputados se tapan con la misma cobija de la corrupción multicolor.

Para Sosa Govea, “Este problema es el mal manejo de los recursos públicos, el cual puede presentarse en forma de desvío, corrupción, malversación, despilfarro o su utilización para favorecer a sólo unos cuantos cercanos a los funcionarios en activo. En la administración estatal de Peralta Sánchez poco a poco van saliendo a la luz actos contrarios a la ley y en los que diversos funcionarios se aprovechan tanto de la responsabilidad que se les confiere como del dinero de los colimenses”. El único recurso que les queda a la política porteña y a sus compañeros de bancada es la denuncia pública para que los electores sepan por qué tipo de granujas votaron en 2015 y no vuelvan a caer en el garlito en los próximos comicios.

 

EL ACABO

 “Así, durante el actual periodo de José Ignacio Peralta Sánchez se han constatado de distintos casos en lo que se evidencian hechos de corrupción, un manejo ineficiente de los recursos, y el uso de éstos para beneficio de unos cuantos”: Martha Leticia Sosa Govea, Diputada Local por el PAN.

*Columnista #G8 Independiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.