TAREA POLÍTICA-José Luís Santana Ochoa.

 La misma Margarita Zavala Martín del Campo que en las elecciones presidenciales de 2012, en connivencia con su marido entonces presidente de la República, Felipe Del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa, abierta y descaradamente le jugó contras a quien fuera candidata de su partido Acción Nacional a sustituirlo en el cargo, Josefina Vázquez Mota, para ayudarle a llegar a Enrique Peña Nieto y su pandilla dejando a la vera del camino por segunda ocasión al ahora dueño del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador, se rasga sus albiazules vestiduras culpando al presidente del CEN del PAN, Ricardo Anaya Cortés, del cuarto lugar al que cayó en la truculenta reciente elección de gobernador del estado de México, la bendita mujer que le pidió a Dios “hacerla viuda por favor”.

Con su destemplado grito “al ladrón, al ladrón”, Doña Márgara pretende distraer al electorado nacional  para que no constate la participación  que tuvo,  ayuntada a los capos de la delincuencia electoral organizada mexiquense,  para impedir a toda costa que AMLO se hiciera de la gubernatura de Edomex  a través de   su candidata Delfina Gómez Álvarez,  y evitar así que con el control de tan importante entidad se les fuera con todo y soga hacia el 2018. Atorar al Peje, para Doña Margara y su titiritero,  bien valieron abandonar a su mala suerte, por segunda ocasión, a Josefina Vázquez Mota.

Doña Márgara y su ‘happy’ marido están locos de contento por la victoria en entredicho del mozo de estribos de los Salinas De Gortari, Montiel Rojas y Peña Nieto en el estado de México, pero a la vez llenos de santa indignación porque la irrefutable victoria panista en Nayarit y la muy probable de Coahuila incrementan los bonos políticos del dirigente del panismo nacional, Ricardo Anaya Cortés. En burdo doble juego Doña Márgara trata de ocular su respaldo hasta la ignominia  al priista-verde ecologista Alfredo Del Mazo Maza, llorando lágrimas de cocodrila por la estrepitosa derrota de la mujer, Josefina Vázquez Mota, que simple y llanamente diseñada no está para contiendas electorales de gran envergadura.

Por supuesto que Doña Márgara que todos los días amenaza con irse con su destemplada música a otra parte si el PAN no la nomina su candidata a presidente de la República  2018 -2021,  y su etílico marido,  no fueron los únicos sepulcros blanqueados con fondo azul  en sumarse a la cruzada de la “mafia en el poder” por la conservación de la plaza mexiquense donde el 1 de diciembre de 2018, si no hay cambio de señales por parte del Tribunal del Poder Judicial de la Federación,  correrán a refugiarse Enrique Peña Nieto y los suyos  . Otro aspirante a presidente de la Republica, el ‘prianista’ ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, también tuvo una destacada participación con el mismo propósito.

Moreno Valle no sólo pujó con todo para atorar a la ‘maestrita’ candidata de MORENA a gobernadora del estado de México, Delfina Gómez Álvarez, sino que también se dio tiempo y destinó importantes recursos para ayudarles a los hermanos Moreira a retener la gubernatura de Coahuila, poniéndoles al servicio de su causa a su aliado alcalde panista de Saltillo. Eso sí, para acreditar su lealtad partidista, el domingo 4 anterior fue a tomarse la foto con el junior Echeverría cuya victoria fue más que cantada desde que se anunció su canidatura.

EL ACABO

Hace dos semanas y media aparecieron los siguientes dos párrafos en TAREA POLITICA:

 “En los hechos, para el alto mando priista nacional sólo hay una gran batalla electoral a ganar sí o sí, la que libra por la gubernatura del estado de México 2017-2023, igual que sucedió con la elección extraordinaria en Colima 2015 que fue una de estado para hacer ganar a toda costa a José Ignacio Peralta. Por dinero no pararán. Además, la partición del voto izquierdoso entre los partidos Morena y de la Revolución Democrática facilita la tarea imposicioncita del cartel de Atlacomulco. La panista Josefina Vázquez Montes llamada está a levantarle  la mano al salinista Alfredo Del Mazo Maza”.

“Sin embargo, hay que reiterarlo, la previsible victoria del PRI-PVEM-PANAL en el estado de México no les garantiza nada en la contienda por la presidencia de la República que será otro cantar porque perderán alrededor el  70% de una votación que históricamente había sido “zapato” para ellos. Definitivamente, tienen perdido desde ahora el bastión electoral que para la mafia priista nacional históricamente había sido el estado de México”.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.