A CHILE PELÓN

En medio de una controversial política expuesta por un hombre que no ha sabido conducir los destinos de la nación. En medio de un país convulsionado por una oposición al interior del Sindicato de maestros.En medio de un innumerable e interminable uso y abuso de la mentira, ilusionando a los mexicanos de que no subirá más las gasolinas en nuestro país.

En medio de una crisis financiera en donde el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO afirma en su “diálogo a modo” con un sector de jóvenes que por lo escuchado y visto, no representan la opinión crítica de la juventud mexicana, que nuestro país vive una economía estable, y que la capacidad del poder adquisitivo del salario mexicano es innegable. Aunado a todas estas vicisitudes que enrarecen la vida institucional de los mexicanos; surge la “fantástica” idea de invitar a los dos contendientes a la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, a un diálogo “amistoso” sobre la postura de los mismos, en relación a la política mexicana. Nada más ridículo, inoperante, torpe, pero sobre todo inútil para la política mexicana, y esto es así, en virtud de que, por un lado, no se puede, ni se debe de dialogar entre desiguales, ello resultaría un error político e institucional muy grave, puesto que no se pueden llegar a ningún acuerdo con quienes aún no ostentan el poder, ni mucho menos tienen la capacidad de negociar, proponer, argumentar, o en su caso, pactar absolutamente nada relacionado con la política interior o exterior de su país. Resulta inimaginable que un presidente se enfrasque, poniendo en riesgo su aceptación, su capital político, y sobre todo, su capacidad de hombre de estado, en un tema que de ninguna manera, y bajo ningún circunstancia arribará a acuerdos que beneficien a nuestro país. Fatídico es, seguir en esa tesitura mediante el cual la figura presidencial insiste en que los mexicanos no vamos a pagar el muro de DONALD TRUMP, esas afirmaciones presidenciales provocan en los mexicanos, un clara posición estéril que no tiene razón de ser, ni mucho menos, un sustento válido poniendo en riesgo a la política mexicana. Insisto, no se debe de hablar con desiguales, hacerlo sería gastar cartuchos al viento, encender la mecha de la discordia política, pero sobre todo, encender a un país que ha sido masacrado, humillado, ofendido, odiado, perpetrado, en lo más íntimo de su ser, por un hombre que a manifestado innumerables veces su animadversión por los mexicanos. Bajo esa tesitura argumentativa, y ante la necedad presidencial de insistir en poner en riesgo a nuestro país, se pueden arribar a dos grandes conclusiones: La primera, que la determinación del gobierno mexicano para que DONALD TRUMP viniera a nuestro país obedece a intereses que aún no podemos vislumbrar a simple vista, y que mucho han de tener que ver con asuntos internos de nuestro país, pudiendo ser que el verdadero candidato de ENRIQUE PEÑA NIETO sea innombrable DONALD TRUMP y por ello el acercamiento, que no hizo más que hacerle el caldo Gordo a este gringo ante los ojos de la comunidad México- americana radicada en ese país, razón por la cual, la candidata HILLARY CLINTON haya mostrado su molestia ante la visita del enemigo número uno de los mexicanos. Mucha razón tiene la señora, puesto que ello va en detrimento a su campaña política la cuál al parecer viene en ascenso. La segunda posibilidad sería parte de los múltiples errores que el gobierno mexicano, y obviamente de su presidente, al invitar a un personaje odiado por la inmensa mayoría de los mexicanos, la falta de sensibilidad política, social, y cultural del presidente Peña lo obligan a caer en el pendejismo exacerbado y abrupto, con que se ha conducido y ha conducido a este país. Solamente bajo los influjos de la torpeza, se pueden cometer estos errores, que pueden llegar, inclusive, a que el partido del presidente pierda de manera anticipada la presidencia de la Republica en los próximos años. La falta de una legitima defensa de la dignidad de los mexicanos ante DONALD TRUMP, la ausencia de arrojo del presidente, la nula actuación en defensa de los intereses de los mexicanos, hacen que la figura presidencial se vea debilitada. Esta era, sin lugar a duda, la oportunidad histórica para ENRIQUE PEÑA NIETO de reivindicarse con el pueblo mexicano, y no lo hizo. Si hubiera asumido diversa posición en donde le hubiera dicho al innombrable que sus ofensas, sus gritos, sus frases peyorativas y despectivas al pueblo mexicano ofenden la dignidad de los mismos. Si le hubiera dicho, que su necedad de que nosotros vamos a pagar su muro, es también una grave humillación al pueblo mexicano, y que por ello , como presidente de México le reprocha su actitud, la reunión con DONALD TRUMP hubiera sido fructífera, veríamos a ese presidente que los mexicanos añoramos ver, con presencia, personalidad y talento en defensa de su pueblo, pero sobre todo como hombre de estado, pero no fue así, Inclusive que en el momento en que DONALD TRUMP dijo: “que no habían platicado de quién iba a pagar el muro”, de inmediato, y por qué no interrumpirlo en ese momento, echarle en cara que estaba mintiendo, que su afirmación es falsa y que México y los mexicanos, en caso de que él llegara al poder, no pagaríamos por ningún motivo el muro de la discordia, ello hubiera causado efervescencia nacional en beneficio del mismo presidente, en beneficio del país. Sin embargo, y ante la burla de éste sujeto, al llegar a su país y exponer su política migratoria, insistió de manera burlona, y a grito abierto, que los mexicanos íbamos a pagar el muro, señalando improperios, que bien merecen nombrarlo PERSONA NON GRATA en nuestro país. Lo anterior evidencia, que el diálogo que sostuvo con el presidente PEÑA NIETO fue infructuoso para los mexicanos, pero que le sirvió a DONALD TRUMP para llevar agua a su molino y posicionarse mejor ante los electores estadounidenses.

Edgard Saúl Díaz Aguirre

ABOGADO POSTULANTE

PRESIDENTE ESTATAL DE PRENSAMERICA/COLIMA

DIRECTOR DE LA REGIÓN DE LA ZONA OCCIDENTE DE MÉXICO DE LA AGENCIA DE PRENSA MUNDIAL.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.