TAREA POLÍTICA porJosé Luís Santana Ochoa

Si bien los diputados locales peraltistas (PRI, PVEM, PANAL y PT) se pusieron blanditos y cooperando cuando el disociado gobernador José Ignacio Peralta le entregó el control total del Congreso del Estado al ex priista, ex perredista, ex panista y pri-dependiente Nicolás Contreras Cortés, quien con los otros dos tránsfugas del panismo colimense, Francisco Javier Ceballos Galindo y Luís Ayala Campos, se constituyeron de buenas a primeras en el fiel de la balanza, en los amos y señores del manejo discrecional del presupuesto asignado al órgano legislativo y el reparto los cargos administrativos del mismo, han terminado por hartarse de la soberbia, prepotencia y abusos de quien se ha comportado con ellos como capataz porfirista.

Disciplinados hasta la ignominia, durante largos 17 meses los diputados locales priistas-verde ecologista-panalista y petista soportaron sin hacer gestos los desplantes y excesos del protagónico y centavero de su pastor que dizque quiere ser alcalde de Colima, el descortés Nicolás Conterás . De todos, quien más ha sufrido su altivez sin hacer gestos es su cuñado Federico Rangel Lozano, a lo mejor porque ya se acostumbró a sus desplantes, pues durante el trienio 2012/2015 cuando ambos coincidieron en el Cabildo del H. Ayuntamiento de Colima, el primero como alcalde y el segundo en su calidad de regidor de consolación, todos los días lo trató con altisonancia, insidia y mala leche, abusos que Fede sobrellevó con prudencia y paciencia franciscanas.

Desde finales de octubre pasado se sabía de la salida de tres diputados del rebaño nicolaíta para constituir una nueva fracción capaz de cotizarse más cara ante el patrón Peralta como lo hicieron el 22 de junio de 2016 los pri-dependientes mencionados en el párrafo anterior, y sacudirse de paso de la tutela perniciosa de quien, el Capataz Contreras, los ha tenido casi año y medio como al perro del carnicero.

Hasta ahora solamente Joel Padilla Peña (PT) y Martha Meza Oregón ( PVEM) han brincado las trancas para salirse del corral peraltista, ambos dos cuidadosos de no imputarle a José Ignacio las causas de su partida, pero ‘sotto voce’, en corto, puros lamentos y lamentadas expresan por los malos modos, peores tratos, menosprecio y ninguneo que, estoicos, han recibido del capataz Nicolás su par de aretes, trio que se ha llevado la mejor y más grande rebanada del pastel.

Desde el “war-room” peraltista donde salen las líneas editoriales para que los colunistasnachoperalta@gmail.com le tupan duro y macizo, aunque sin ninguna eficacia, a quienes disientan o parezcan disentir del soberano estatal, les ordenaron madrear al jefe político de Martha Meza Oregón, el hijo de Doña Nico, Nabor Ochoa López; y al propio Joel Padilla Peña, por supuestamente haber afrentado al gobernador y a su partido con su defección de las filas peraltistas, cuando simple y llanamente se trata de una jugada planeada para tener mayor peso e influencia en las decisiones que tienen que ver con el reparto de todo tipo de prebendas en el tercero y último años de la LVIII Legislatura Estatal.  

En síntesis, nada que ver con la defensa principios ni convicciones, muchos menos con privilegiar el interés general de los colimenses que ya perdieron la esperanza de alcanzar en este nefasto gobierno la felicidad y la seguridad perdidas. Las motivaciones reales del arrejuntamiento de Martha Meza Oregón y Joel Padilla Peña son la pura conveniencia, razones de pesos y futurismo político, no vaya a ser que en una de esas Andrés Manuel López Obrador gane la presidencia de la Republica.

 

EL ACABO

• ¿Qué hacía el Subdelegado de Prestaciones Económicas del ISSSTE en Colima, Fernando Ríos De La Mora, el jueves anterior, día laborable, por cierto, apoltronado en una de las butacas de uso exclusivo de los y las senadoras de la República, al lado de su hermanita que ahora quiere ser diputada federal, tal como el sujeto de marras lo presumió en el Facebook? El encargado de la Delegación, Humberto Cabrales Aguilar, debe informar si le dio o no permiso de ausentarse de sus responsabilidades en la misma y si le pagó o no viáticos para que fuera a Cemex a placearse con Intzelita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.