Cuando quienes tienen la obligación de ser los grandes artífices de un verdadero cambio en las formas y en el fondo de los grandes problemas nacionales y que mal interpretan su origen , pero sobre todo el marco histórico que los rodea , inevitablemente se aferraran a los grandes privilegios fatuos asumiendo actitudes de prepotencia y superioridad sobre quienes tienen la obligación histórica de servir como los grandes promotores de un verdadero cambio , pero sobre todo, de provocar en la sociedad un verdadero despertar de conciencias que provoquen nuevas y mejores actitudes de una sociedad que cada día sueña con un mejor país .

Es históricamente cierto que a la prensa se le conozca como el cuarto poder, es cierto ello , puesto que fue Edmund Burke quien uso deliberadamente la denominación al periodismo, que para desgracia de la sociedad mundial, y en específico de la mexicana se ha mal interpretado . “Vosotros sois el Cuarto Poder” aseveró.

 La sociedad en general  ha visto en el transcurso de la historia el poder de la prensa como contrapeso de los poderes políticos, y ha validado su papel en el proceso de liberación del pueblo de las garras de los gobiernos absolutistas, así como en la conquista de los derechos fundamentales  de toda democracia.

De esta manera se ha dado a conocer el eslogan de “cuarto poder”, cuya origen, se traslada a lo afirmado por Edmund Burke, y que su esencia y significado se circunscribe solamente al cuarto espacio de quienes ocupaban los escaños en el Parlamento inglés, al lado de quienes ocupaban los otros tres poderes del estado . Sin embargo y para desgracia de esa noble profesión como lo es el periodismo su esencia ha traspasado su verdadero significado y, por desgracia , por su ignorancia , por su arrogancia, por su ambición desmedida  de influir o creer influir en el ánimo de quienes ostentan el poder , abundan los que creen gozar de un  poder omnipotente , indestructible , y aunado a lo anterior, tratan por todos los medios de utilizar su noble profesión para obtener concertacesiones al margen de lo éticamente permitido , asumiendo una posición de despotismo en el ejercicio de su actividad informativa .

En nuestro país  el tema trascendente se enfoca  en el malestar que causan los grandes consorcios televisivos , casi monopólicos, poniéndose de rodillas ante las determinaciones, voluntades e intereses mezquinos del poder del estado.

Resulta importante señalar que las redes sociales juegan un papel importante en cuanto se trata de hablar de poderes de hecho , pues es en la opinión publica, en donde remansa el verdadero poder en un ejercicio inédito ante una sociedad ávida de un verdadero liderazgo social , que si bien es cierto, aún no se ha logrado totalmente influir en el ánimo del poder del estado , también es cierto, que los integrantes del mismo empiezan ya a sentir pasos en la azotea , y muestran interés de penetrar en las redes sociales puesto que temen a que se  perjudique su imagen y tratan por todos los medios de bloquear cuentas , de crear perfiles falsos , de contratar espías ciberneticos , pero sobre todo , de tratar por todos los medios de cegar expresiones que vayan en contra de sus intereses, y con ello violentar flagrantemente el sagrado derecho de la libertad de expresión.

Definitivamente se ha evidenciado que es la opinión pública el parteaguas, el contrapeso, el dolor de cabeza de quienes pertenecen a los poderes constituidos del estado, pues resulta innegable señalar que resulta en vano la resonancia, el clamor, el escándalo que puedan provocar quienes se dedican a los medios de comunicación, si no encuentran respuesta necesaria en la conjunción de voluntades de los destinatarios de los mensajes para proceder a una acción. Y como sin medios de comunicación no hay opinión pública, aquéllos  se apropiaron lo de “cuarto poder” al tergiversar el auténtico significado que le daba Edmund Burke en 1766, derivado de la propuesta de Montesquieu en El Espíritu de las Leyes.

Son las redes sociales factor importante como  contrapeso  al poder de la comunicación mediática, por ello nos podemos percatar que los medios de comunicación ya no revisten un factor definitivo o de influencia en el quehacer social y político, y por el contrario día a día , la opinión pública a través de Facebook o Twitter , u otras redes sociales que se encuentran en desarrollo, si lo son , ya que su carácter libre, sin reglas ni sanción alguna, las convierten , definitivamente , en un espacio mediante el cual la democracia , el libre pensamiento , la crítica sustantiva y los señalamientos A Chile Pelón que los usuarios expresan de manera que han provocado sacudir el letargo de gran parte de la sociedad respecto a los grandes problemas nacionales , han despertado al león dormido y se han encargado de ser los bastiones torales en esta nueva era en donde los poderes del estado han caído en flagrantes violaciones a derechos humanos , ofendiendo así a la sociedad a la que se deben. Los nuevos avances de la tecnología , los celulares con cámaras fotográficas cada día más sofisticadas , hacen de la noticia y de la opinión publica un quehacer diario , en la calle , en los barrios, en una detención ilegal, en un abuso de poder , en las deficiencias en los servicios públicos , todas estas circunstancias son subidas a las redes sociales en cuestión de segundos poniendo a temblar al gobernante en turno , lo que las hace un efectivísimo medio para poner en alerta a quienes tienen la obligación , moral, social y política de hacer las cosas bien.

En nuestro país no todo está perdido , así como existen medios masivos de comunicación que han tejiversado la verdadera misión de quienes practican el periodismo , también existen grandes comunicadores que son un ejemplo , el ejemplo vivo de la libertad de expresión en México , y para ello, señalo a dos grandes que han logrado sacudir conciencias , despertado el letargo social , pero sobre todo, que han sido ejemplo a quienes nos dedicamos  de alguna manera a transmitir la noticia o a emitir nuestras opiniones ; Carmen Aristegui y el maestro Rafael Loret de Mola , la primera envuelta en un escándalo de dimensiones internacionales por el caso “ La Casa Blanca “ entre otras acciones que han tentado las cuerdas más sensibles del poder en nuestro país , y el segundo con más de 35 libros en donde destila la más objetiva critica , sin velos , sin mordaza  , pero sobre todo , mostrando siempre la valentía que en su momento tuvieron los hermanos Aquiles Serdán, haciendo de su profesión periodística un verdadero apostolado y un ejemplo a las nuevas generaciones . Ellos son nuestra esperanza dentro de tanta podredumbre de algunos, que se han entregado como perros sin dueño a los brazos siniestros del poder del estado, tejiversando la noticia, pero sobre todo, desinformando a la sociedad a la que se deben. Jamás podremos avanzar si los grandes consorcios de la comunicación se sigan entregando como si fuesen amantes  a los intereses, de quienes lejos de querer servir y hacer honor a las grandes luchas fratricidas que enfrentaron grandes hombres para lograr un México más libre , más justo y más independiente, traicionan descaradamente los principios éticos y morales de una actividad , como lo es el periodismo , que no es otra , que la que utilizar ese poder que tanto presumen , en el poder de servir, de guiar, de poner ante los ojos de quienes los leen y los escuchan, la verdad , la objetividad , imprimiendo siempre una actitud crítica propositiva , que despierte conciencias , convirtiéndose en verdaderos líderes de opinión y no en una vergüenza que arrastre intereses alejados de la verdad histórica a la que aspiramos . A un es tiempo.

Edgard Saúl Díaz Aguirre*

*ABOGADO POSTULANTE y SECRETARIO GENERAL DE CONAPE INTERNACIONAL

Correo Electronico : achilepelon68@gmail.com , Celular : 3121168666

 

                                                                               

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.