De punta a punta, la contienda por la gubernatura del estado, en las elecciones ordinaria y extraordinaria, ha sido entre dos aunque en la primera se hayan inscrito diez candidatos y en la segunda seis. En ambas, sus protagonistas han sido el panista Jorge Luís Preciado Rodríguez y el priista-verde ecologista-panalista-petista-otro panista José Ignacio Peralta Sánchez a quien sus estrategas convirtieron en un peleador callejero, en un bravucón de barrio, que a la hora de los trancazos cara a cara, cuerpo a cuerpo, se apanica. El resto de los participantes ha sido mera fauna de acompañamiento, por lo que en el tema del debate celebrado la tarde noche del domingo anterior sólo vale la pena hacer referencia en esta colaboración a lo expuesto por quienes ocuparon el primer y segundo lugares en la elección del domingo 07/06/2015 y repiten posiciones en la por concluir.

Sobre el rubro económico, el candidato del presidente Peña reconoció que “Colima ha tenido problemas, la economía ha tenido un estancamiento. En los últimos seis años no hemos tenido la capacidad de atraer las inversiones a Colima que generen los empleos que requieren los colimenses”, y calificó como insuficientes los 30 mil que propone crear su acérrimo adversario, cuando según él se requiere el doble de ellos. ¡No pos’ sí!, no alcanzan para rebasar el pleno empleo pero son una meta realista, no guajira como la peraltista, dado el estancamiento económico que el propio egresado del ITAM y de Essex University reconoce.

Si ninguna necesidad, José Ignacio “Honesto” Peralta Sánchez, por atacar a Jorge Luís Preciado Rodríguez , arremetió en contra de los empresarios de los que él llama giro negros y de sus trabajadores que, acompañados de sus familiares, clientela y amigos, de seguro también irán muy contentos a las urnas el próximo domingo a votar por quien los sataniza, igual de los 40 judiciales torturados por la Marina Armada de México, los cientos y cientos de corridos de la administración estatal, los proveedores del gobierno del estado mala paga, los pensionistas de 65 y más a quienes durante año y medio trajeron por la calle de amargura las damas exhibidos in infame libelo tricolor,etc., etc. y etc.

“Hoy lo que está en juego no es un candidato o un partido, lo que ustedes van a decidir el 17 de enero es el futuro de sus hijos, un futuro con más corrupción, inseguridad y pobreza representado por el PRI y su candidato, o el futuro de la esperanza, el respeto, la prosperidad, que representa la propuesta de Acción Nacional. Invertiremos en Colima para que Tecomán vuelva a ser la capital mundial del limón y Manzanillo sea el puerto más importante de América Latina”, definió con claridad el panista Jorge Luis Preciado Rodríguez para luego soltarle al candidato de Elías Zamora, Fernando Moreno y Arnoldo Ochoa, certero derechazo: “Nacho, convertiste a Colima en una fábrica de pobres, di la verdad, ¿cuántos empleos has generado en Colima, más allá de los aviadores que tuviste en la Sefome y la subsecretaría de la SCT, dime, ¿cuántos empleos hiciste? más allá de los aviadores que tuviste en el Ayuntamiento de Colima”.

“Vamos a entrenar en las mejores academias policiales de Estados Unidos y vamos a tener una fiscalía especializada en materia de seguridad, vamos transitar a un mando único, vamos a crear el instituto para la defensoría de oficio”, promete José Ignacio Peralta Sánchez sin reparar en que tal entrenamiento lleva ya décadas dándose sin reflejarse en una mejor policía, mucho menos en más seguridad, al contrario, ha servido para que los elementos con más conocimientos y capacidades se coticen mejor ante lo capos de la delincuencia organizada que los integra a sus cárteles.

En su desesperación de convencer a los colimenses de que merece su respaldo, Peralta Sánchez proyectó el autoritarismo que lleva dentro: “No dudaré, en ser necesario, de solicitar el estado de excepción donde sea necesario y se esté identificando la reincidencia de los crímenes y los delitos”. En vano intento de lavarse sus manitas de la corrupción que Preciado Rodríguez le señala a sus compañeros tricolores, José Ignacio alega que “Los señalamientos que hace el candidato Preciado, no habla de mí, está hablando de priistas, ellos tendrán que dar sus propias explicaciones y hacer sus propias defensas de sus asuntos”. ¡No pos’sí! Faltara más y sobrara menos.

Claro, duro y a la cabeza, fue el riendazo que Jore Luis le soltó a José Ignacio: “No les demos tantas vueltas a las cosas. Que hable la historia. ¿Ustedes creen que el candidato del PRI va a resolver la inseguridad? Recuerden lo que ha sido de los últimos cuatro gobernadores del PRI. ¿Quién está financiando verdaderamente la campaña del PRI? Si es el narcotráfico, dilo de una vez (…) Señor narcocandidato espero su respuesta, más allá del video que se le están preparando su equipo de campaña para denostarme otra vez. José Ignacio Peralta Sánchez, si el candidato Nacho Peralta, no representa el PRI, no sé de qué partido vino al debate”. ¡Sopas perico!

“Nacho, no puedes hablar de combate a la corrupción porque cuando fuiste alcalde de la capital, te dedicaste a tapar los malos manejos de tu antecesor, tu amigo Mario Anguiano, y ahora estás haciendo exactamente lo mismo, porque tu concuño, Carlos Noriega, actual secretario de Finanzas del Gobierno del estado, por instrucciones tuyas sigue encubriéndolo (…) Y pónganse vivos, Nacho, porque voy a ser gobernador. Y Mario Anguiano y tu familiar van a ir a parar a la cárcel, ya no sigas de tapadera. En mi gobierno debe de haber orden y disciplina en el gasto, no más aviadores, pagaré personalmente la nómina del Gobierno del estado la primer quincena (…) Nos vamos a declarar en austeridad total, no puede haber un gobierno rico, mientras haya un pueblo pobre”, le restregó Jorge Luís Preciado Rodríguez a José Ignacio Peralta Sánchez que sólo atinó a contestar “Yo soy un hombre honesto, nadie me ha señalado un acto de corrupción, y así va a ser el gobierno de Ignacio Peralta”, fue el posicionamiento de Jorge Luís Preciado Rodríguez sobre la corrupción que junto con la inseguridad, el deterioro económico, la incompetencia y la impunidad gubernamentales tienen a los colimenses hasta la madre.

EL ACABO
• Ojalá le haya quedado claro a José Ignacio Peralta Sánchez que no es lo mismo imprimir libelos y gravar videos difamatorios en contra de su odiado contrincante Jorge Luis Preciado Rodríguez, y difundirlos hasta la saciedad, que enfrentarlo cara a cara en un debate como ocurrió el domingo anterior; y que de vidas privadas desastrosas es temerario ver la paja en el ojo blanquiazul y no la viga en el multicolor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.