TAREA POLÍTICA POR José Luís Santana Ochoa.

El final del gobierno de la felicidad y la seguridad plenas se acerca ya y no se espera que llegue serenamente sino todo lo contrario. Los colimenses están a 24 meses de ver que José Ignacio Peralta ahueque el ala; a 20 de las elecciones locales concurrentes con las federales a celebrarse el domingo 4 de julio de 2021; y a 14 de que los partidos políticos inicien sus procesos internos de elección de candidatos a todos los cargos públicos a disputarse, empezando por el de gobernador del estado. Sin embargo, esas fechas y esos plazos aparentemente lejanos no impiden que se hayan desatado ya las inquietudes ciudadanas de participar por  un Colima mejor que el que dejará el bilingüe egresado del ITAM y de Essex University.

Abandonado por los columnistasnachoperalta@gmail.com que desde hace rato ya andan buscando abrigo en el anarquista Partido Movimiento de Regeneración,  y de los medios de comunicación que antes del domingo negro de los morenos (27/ X/2019) veían inevitable la alternancia en la gubernatura del estado y que, previsores, habían establecido acuerdos comerciales y de los otros con quienes dizque no mienten ni roban ni traicionan, José Ignacio Peralta enfrenta en solitario los desamores de sus propios promotores políticos del 2015 ( “La Mafia del Joder”,  Javier montes Camarena Dixit) y los embates del líder sindical de la burocracia al servicio de su gobierno, Martín Flores Castañeda, quien le está cobrando con creces los agravios personales, gremiales y políticos, que aquel le infligió a éste para tratar impedirle a toda costa su regreso a la dirigencia del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado.

Pretextos para atizarle duro y tupido a José Ignacio le sobran a Martín. A últimas fechas ha sido el supuesto incremento en la plantilla de empleados de confianza habidos en los cuatro años de la administración peraltista y el adeudo millonario al fondo de pensiones de los trabajadores del Gobierno del Estado que cotizan este rubro. El primer señalamiento ha sido desmentido por el Secretario de Administración y Gestión Pública, Cristian Meiners Tovar; y el segundo admitido por el director General del Instituto de Pensiones de los Servidores Públicos del Estado de Colima (Ipecol), Edgar Alejandro Chávez Sánchez, quien afirma que “han implementado mecanismos y acciones, administrativas y jurídicas, para la recuperación de los adeudos de las cuentas institucionales, ello con el fin de buscar fuentes de liquidez que fortalezcan la viabilidad financiera del instituto”.

A José Ignacio desde hace un buen rato ya le importa un comino lo que los colimenses piensen de él; también, la suerte electoral del PRI en las próximas elecciones, en tanto no le toquen sus ahorros acumulados a su paso por la gubernatura del estado. Él piensa y cree que a la gente nunca se le va a dar gusto, así que no se preocupa por lo que diga o calle; total, como dice la canción, “la gente siempre habla”, fórmula que ha venido aplicando para evadir la frustración de ser uno de los dos o tres gobernadores peor evaluados del país.

A pesar de que José Ignacio tiene de priista lo que su primo Pedro de panista, y de que les juega doble a los tricolores, éstos,  leales e institucionales hasta la ignominia, no se deciden a desmarcársele fehacientemente de él para librarse del pesado lastre que para las siglas, colores y candidatos serán su nombre,  vida y escasas obras , en la próxima contienda electoral. La posible salvación del PRI de la queda electoral del 2021 pasa necesariamente por su independencia total de su miembro más repudiado por el respetable público.

El tiempo político de la renovación de la gubernatura ya inició el 1 de noviembre de 2019. En la primer etapa que puede llevar todo un año, el enfoque promocional estará centrado en el tejido de redes ciudadanas, sin distingos de militancia política, para posicionar proyectos, propuestas y prospectos, después de logrado lo cual vendrá el momento de las definiciones de los abanderamientos partidistas, de las alianzas y demás.

En tanto los partidos políticos en Colima continúan de la greña como MORENA, con las cortinas cerradas como Acción Nacional o sometidos a la voluntad de su primer militante como el Revolucionario Institucional, las inquietudes de participación política de cara al 2021 están encontrando cauce y destino en las células de activismo social que los mismos ciudadanos libres de ataduras partidistas o de gobierno irán creando en los próximos meses en todas las colonias, barrios y comunidades del estado, en el territorio donde se libran las verdaderas batallas electorales.

EL ACABO

La noche del jueves anterior, 31 de Octubre de 2019,  el Secretario de Administración y Gestión Pública del Gobierno del Estado, Kristian Meiners Tovar, en la Ceremonia de Entrega de Premios I + T Gob 2019 celebrada en el Centro de Innovación y Desarrollo de la ANUIES en la Ciudad de México , recibió el galardón correspondiente al rubro de Innovación Tecnológica Estatal, gracias a que la Secretaría a su cargo puso en operación el  “Sistema Integral del Registro Civil Basado en Individuos” que hace posible que todos los niños nacidos en los hospitales y clínicas de la entidad salgan de los mismos con sus respectivas actas de nacimiento. Una buena de cal por las que lleva de arena.

 

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.