Fuente: Debate

El presidente Andrés Manuel López Obrador ratificó el compromiso de su gobierno porque los grupos más necesitados tengan mejores condiciones de vida y trabajo, y comparó los programas sociales de su gobierno con el cristianismo.

En un diálogo con los pueblos Mayo, Guarijío y Yaqui, el mandatario aseguró que el ser humano debe tener amor por el prójimo, por su semejante y “esa es nuestra doctrina”.

“El propósito, repito, es que tengan mejores condiciones de vida y de trabajo los más necesitados, esto es humanismo, esto es justicia y es cristianismo. Me van a criticar, pero lo voy a decir. Miren: ¿por qué sacrificaron a Jesús Cristo? ¿por qué lo espiaban y lo seguían? por defender a los humildes por defender a los pobres, esa es la historia”, aseguró.

“Entonces que nadie se alarme cuando se mencione la palabra cristianismo. Cristianismo es humanismo, todas las religiones tienen ese propósito: el humanismo, el amor al prójimo. Esa es la justicia social, eso se le puede llamar solidaridad, se le puede llamar distintas maneras, pero es, realmente ser fraterno con los demás, que haya humanismo, que no se le dé la espalda al que sufre”.

Afirmó que, a la fecha, de cada diez hogares indígenas, nueve reciben algún apoyo del gobierno. “Entre todos vamos a sacar adelante a nuestro país y el propósito es que tengan mejores condiciones de vida y de trabajo los más necesitados. Esto es humano. Es justicia social y es también cristianismo.

López Obrador puntualizó que el propósito de su gobierno es que los más necesitados tengan mejores condiciones de vida y de trabajo.

Explicó que a 10 meses de iniciado su gobierno, cinco de cada 10 hogares están recibiendo cuando menos un apoyo, y que en comunidades indígenas nueve de cada 10 hogares son beneficiarios, pero que su compromiso es llegar al 100% de las familias.

“Están recibiendo cuando menos un apoyo ya para el bienestar, uno de los programas, ya sea que es un adulto mayor, una beca, una persona con discapacidad, un crédito a la palabra, una Tanda para el Bienestar”.

Pidió a la comunidad de Sonora que lo ayuden a levantar al elefante echado, con reumas y mañoso, en referencia al gobierno que recibió. “Va a caminar, entre todos vamos a sacar adelante a nuestro país”, sostuvo el presidente.

Desde la semana pasada, el presidente realiza una gira por las comunidades indígenas del país, la cual, se estima tendrá una duración de tres meses.

Ayer, en Sonora, refirió que los “fifís” se creen de sangre azul, por lo que llamó a la comunidad de Bernardo fortalecer la cultura milenaria de la que son poseedores. “Los que se creen de sangre azul, los fifís desprecian las culturas indígenas, son racistas, y esto lo han llevado a cabo, este desprecio desde hace mucho tiempo y esto ha llevado a que el indígena llegue a avergonzarse de su cultura, de su grandeza”, criticó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.