La Artería y el andador Constitución se vieron contagiados de la buena vibra con las rimas del artista veracruzano Kamál González.

Como parte de las microtemporadas presentadas en La Artería, el pasado mes de agosto el músico Kamál González ofreció tres conciertos musicales.

El Andador Constitución se vio inundado de música jarocha por unos minutos, justo a las 7 de la tarde. El jueves 22, viernes 23 y sábado 24, el cantante veracruzano invitó a los transeúntes a pasar y escuchar su peculiar arte.

Dentro del recinto, entre risas, bromas, rimas y en un ambiente relajado, Kamál Gonzáles, acompañado de su familia, interpretó algo de música jarocha, un son cubano y una milonga argentina. Así arrancó el evento, con todos los asistentes sentados en el suelo y observando la destreza con la que el artista componía rimas al aire.

A este arte se le llama repentismo. De manera modesta, Kamál se declaró un buen rimador y retó al público a lanzar frases de ocho sílabas. Enseguida, el músico compuso décimas al ritmo de su guitarra. Su esposa y sus dos hijas lo acompañaban y complementaban, mostrando su habilidad a manera de juego.

Después de varias piezas y entre aplausos, el oriundo de Xalapa invitó al público a formar parte de la creación de rimas. Con una pelota como pretexto, el público cooperó de buena manera, entre risas y burlas, mientras Kamál explicaba lo sencillo de esta práctica, pero los detalles que hay que considerar para una buena rima.

Así llegó a Colima este arte repentista; de la mano del talentoso González –quien también es poeta y fotógrafo–, de repente el centro de la ciudad se vio invadido de buena música, improvisación y risas.

Por Alejandro Ponce de León P.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.