Diurnarius por Miguel Ángel Sánchez Romero.

El accidente aéreo en la que perdieron la vida la Gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y su esposo el Senador y coordinador de la bancada Panista en el Senado, Rafael Moreno Valle, solo puede ser definida como una lamentable tragedia que vino a enlutar la navidad de los poblanos, y de varios círculos de la política local y nacional, pero sobre todo enturbiar y manchar el gobierno, de Andrés Manuel López Obrador al haberse generado una serie de hipótesis la mayoría sin fundamentos de las posibles causas que pudieron ocasionar la caída del helicóptero en el que viajaban la pareja de políticos poblanos.

Las extrañas circunstancias y coincidencias que han envuelto la caída de la aeronave en el que viajaban de Puebla a la Ciudad de México, Martha Érika y Moreno Valle, han generado entre la opinión pública y políticos una sería de hipótesis sobre las posibles causas del accidente en las que cada vez se vuelve más cuestionable la versión oficial una posible falla mecánica del helicóptero y toma mayor fuerza la de un accidente intencional; versión que no es nada descabellada si vemos el contexto político que rodeó que rodeó a esta pareja de políticos panistas los últimos años de su vida.

Si bien el hecho que Rafael Moreno Valle llegará al Senado y a la coordinación del Grupo Parlamentario, y su esposa a la gubernatura de Puebla, no fue por sus grandes niveles de popularidad ni por casualidad, sino fue resultado de una serie de negociaciones realizadas por Moreno Valle, primero con el grupo encabezado por Ricardo Anaya para retirarse de la contienda presidencial y dejarle el camino libre, y después con Marko Cortés para no interferir en la elección interna del PAN y brindarle su apoyo a la Dirigencia Nacional, lo que confirmaba que el grupo encabezado por el Poblano, tomaba fuerza a nivel nacional e iban en ascenso sus aspiraciones para el 2024, lo que para muchos panistas encumbrados representaba un peligro para sus intereses personales y de grupo.

Pero no solo las aspiraciones políticas de Moreno Valle, incomodaron a los panistas, sino el hecho de haber promovido a su esposa como su sucesora, generó descontentos entre sus adversarios de los partidos de oposición, que tras una reñida contienda, la cual estuvo plagada de irregularidades; irregularidades que obligaron a la judicialización de la elección, la cual finalmente, tuvieron que ser los tribunales quienes decidieron en una cuestionable decisión y en medio de una controversia con el Presidente Andrés Manuel López Obrador por las percepciones salariales de los magistrados, darle el triunfo a la panista Martha Érika Alonso, lo que generó la inconformidad del candidato de Morena, Miguel Barbosa que lo llevó a declararse Gobernador legítimo de Puebla y a entablar una pelea abierta en contra de la Gobernadora Constitucional Martha Érika.

Sin embargo, a pesar de los intereses políticos de panistas, morenistas y de algunos otros actores políticos que pudieron verse favorecidos con el deceso del Senador Rafael Moreno Valle y su esposa Martha Érika Alonso; resultaría irresponsable dar por hecho cualquier hipótesis y descartar la versión oficial de una falla mecánica del helicóptero que ocasionó su precipitación, sin duda habrá que darle a las autoridades el beneficio de la duda y esperar el resultado de las investigaciones que deberán despejar cualquier duda del último vuelo de la pareja de políticos poblanos; por lo pronto Puebla tendrá que prepararse para un proceso electoral extraordinario y el PAN, para elegir nuevo candidato y nuevo coordinador en el Senado.

Por el bien de Puebla, por el bien de México y por el bien de la democracia esperemos que en realidad haya sido un desafortunado accidente y no una revancha política.

miguelinosan@yahoo.com.mx

Miguel Ángel Sánchez Romero

Analista Político

miguelinosan@yahoo.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.